Dolor de cuello

Tu cuello (columna cervical) se compone de vértebras que se extienden desde el cráneo hasta la parte superior del torso. Los discos cervicales absorben el impacto entre los huesos. Los huesos, los ligamentos y los músculos de tu cuello dan soporte a tu cabeza y permiten el movimiento. Cualquier anomalía, inflamación o lesiones pueden causar dolor en el cuello o rigidez.

Muchas personas experimentan dolor o rigidez en el cuello de vez en cuando. En muchos casos, es debido a una mala postura, el desgaste normal, o el movimiento excesivo. A veces, el dolor de cuello también es causado por una lesión, por una caída, deportes de contacto, o el llamado latigazo cervical.

La mayoría de las veces, el dolor de cuello no es una enfermedad grave y puede desaparecer a los pocos días. En algunos casos, el dolor de cuello puede indicar lesiones o enfermedades graves que requieren la atención de un médico. Si el dolor de cuello sigue más de una semana, es grave o se acompaña de otros síntomas, busca atención médica de inmediato.

cuello

Las causas del dolor de cuello o cuello rígido

La tensión muscular y el estrés, esto generalmente se debe a las actividades y comportamientos tales como:

El cuello es particularmente vulnerable a las lesiones, especialmente en las caídas, los accidentes automovilísticos y los deportes, donde los músculos y ligamentos del cuello se ven obligados a desplazarse fuera de su rango normal. Si el cuello está dislocado o fracturado, la médula espinal también puede estar dañada. Una lesión del cuello provocada por una sacudida brusca de la cabeza se llama comúnmente “latigazo cervical”.

Enfermedades y Condiciones

La artritis causa dolor, hinchazón de las articulaciones, y espolones óseos. Cuando esto ocurre en la zona cervical, el resultado es el dolor de cuello.

La osteoporosis debilita los huesos y puede resultar en fracturas pequeñas.

La fibromialgia es una condición que causa dolores musculares en todo el cuerpo.

A medida que envejecemos, los discos cervicales se pueden degenerar (espondilosis cervical), hay un estrechamiento del espacio entre las vértebras y se añade estrés a las articulaciones. Cuando un disco sobresale, puede añadir presión a la médula espinal o a las raíces nerviosas. A esto se le llama hernia discal cervical, también es conocido como ruptura de disco o hernia discal.

La estenosis espinal se produce cuando la columna vertebral se estrecha y produce presión sobre la médula espinal. Esto puede ser debido a una inflamación prolongada causada por la artritis o por otras razones.

El dolor de cuello es uno de los síntomas de ataque cardiaco. Los síntomas de un ataque al corazón incluyen:

  • Falta de aliento
  • Sudoración
  • Náusea
  • Vómitos
  • Dolor en el brazo, el hombro, la mandíbula o el cuello

Si tienes dolor de cuello con otros síntomas de ataque cardíaco, llame al número de emergencia  inmediatamente.

La meningitis es una inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal. En esta condición la rigidez en el cuello por lo general se acompaña de fiebre y dolor de cabeza severo. La meningitis puede ser mortal y es una emergencia médica. Si se presentan síntomas de meningitis, busca ayuda inmediatamente.

En raras ocasiones, el dolor o la rigidez en el cuello es causada por anormalidades congénitas, además de infecciones, abscesos, tumores o cáncer en la columna vertebral.

Cómo aliviar el dolor de cuello en el hogar

  • Si tienes dolor en el cuello o rigidez, toma estas simples medidas para aliviarlo:
  • Aplica hielo durante los primeros días en las zonas del cuello que sientes dolor. Después de esto, aplica calor con una almohadilla eléctrica, compresas calientes o duchas calientes.
  • Toma los analgésicos de venta libre como el ibuprofeno o el paracetamol.
  • Tómate unos días de descanso de los deportes, y las actividades que agravan tus síntomas, así como el levantar objetos pesados. Reanuda tus actividades normales lentamente a medida a se alivian los síntomas.
  • Ejercita tu cuello cada día. Lentamente estira la cabeza de lado a lado y haz movimientos hacia arriba y hacia abajo.
  • Mantén una buena postura.
  • Evita sostener el teléfono entre el cuello y el hombro.
  • Cambia de posición a menudo. No te pares o sientes en la misma posición durante demasiado tiempo.
  • Toma un suave masaje de cuello.
  • Usa una almohada especial para dormir.
  • No uses un collarín cervical sin consultar y tener la aprobación de tu médico. Si no se utiliza apropiadamente, en realidad esto puede empeorar el problema.

Cuándo debe obtener atención médica

Si los síntomas persisten por más de una semana, consulta a tu médico. También debes acudir al médico si tienes:

  • Dolor de cuello severo sin causa aparente
  • Un bulto en el cuello
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Inflamación de los ganglios
  • Náuseas y vómitos
  • Dificultad para tragar o respirar
  • Debilidad
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Dolor que irradia del cuello hacia los brazos o las piernas
  • Incapacidad para mover los brazos o las manos
  • Incapacidad para tocar la barbilla hacia el pecho
  • Disfunción en la vejiga o los intestinos
  • Si has estado en un accidente o has tenido una caída y te duele el cuello, busca atención médica de inmediato.

cuello dolorr

¿Cómo se trata el dolor de cuello?

Tu médico te hará un examen físico y un historial médico completo. Así que debes estar preparado para proporcionar detalles acerca de tus síntomas, medicamentos que has tomado con y sin receta médica, así como suplementos, y las recientes lesiones o accidentes, incluso si estos no parecen estar relacionados.

El tratamiento para el dolor de cuello dependerá del diagnóstico. Los exámenes para determinar la causa del dolor de cuello pueden incluir:

  • Análisis de sangre
  • Radiografías
  • Una tomografía axial computarizada (TAC)
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM)
  • Electromiografía (EMG – examen que verifica la salud de los músculos y los nervios que controlan los músculos)
  • Punción lumbar (punción raquídea)

Dependiendo de los resultados de estas pruebas, tu médico te puede canalizar con un especialista. El tratamiento para el dolor de cuello puede incluir:

  • Terapia de frio y calor
  • Ejercicio, estiramiento y fisioterapia
  • Medicamentos para el dolor
  • Inyecciones de corticosteroides
  • Relajantes musculares
  • Collarín cervical
  • Aparatos de tracción cervical
  • Antibióticos (si la infección está involucrada)
  • Tratamiento hospitalario (si se trata de una condición como la meningitis o ataque al corazón)
  • Cirugía (rara vez)

Existen terapias alternativas para tratar el dolor de cuello, y las más populares son la acupuntura, la quiropráctica, el masaje y la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS). Asegúrate de que estás tratando con un profesional con licencia cuando recurres a estos métodos.

No Comments