Cirugía láser de columna

cirugía láser de columna vertebral

Si tienes mucho dolor de espalda y buscas la alternativa más fácil y menos traumática de cirugía, la cual ayude a aliviar el dolor: la cirugía láser de columna es el procedimiento ideal para ti. La cirugía láser de la columna es un procedimiento quirúrgico simple realizado para eliminar el dolor del paciente. Se lleva a cabo utilizando instrumentos artroscópicos y es una operación mínimamente invasiva.

Durante la cirugía láser de columna se puede llevar a cabo la fusión, que se produce al igual que en el procedimiento quirúrgico tradicional que incluye la adhesión de vertebras de la columna vertebral causando que no haya ningún movimiento entre los huesos. En este caso, se utilizan dispositivos tales como el injerto de hueso o la inserción de placas, tornillos y otros instrumentos para la columna vertebral.

 

Beneficios

Hay muchos beneficios de la cirugía de la columna vertebral por láser. Por ejemplo, no hay anestesia general, que se asocia con muchas complicaciones. No hay un periodo de recuperación tan largo como en otros procedimientos más invasivos, se sabe que el paciente podrá caminar inmediatamente después de la cirugía con láser. Y ya que la cirugía de columna con láser es un procedimiento mínimamente invasivo también es menos intimidante. Sin embargo, por su naturaleza no todos los pacientes son candidatos a este tipo de cirugía, generalmente es usada en pacientes con hernias de disco, para retirar el material que comprime los nervios, causando dolor.

 

¿Cómo se lleva a cabo?

En la cirugía láser el cirujano corta un poco la piel, aproximadamente 10 mm, para dividir el músculo que está unido con dilatadores. Tubos de 4 mm 8 mm se insertan en la región que tiene el problema.

Si la región cervical es donde se encuentra el problema, un tubo más pequeño es utilizado, ya que las regiones torácica y lumbar tienen un mayor diámetro. Después se inserta la sonda láser en el espacio discal herniado. Sólo la parte dañada es la que se retira normalmente y la parte de tejido de restricción se contrae usando un láser. La cirugía láser de columna implica menos riesgo que los rayos X, y por lo tanto la opción más preferida de tratamiento.

Sin comentarios