Pilates como terapia para el dolor de espalda

pilates terapia

El Pilates una forma de ejercicio que lleva el nombre de su inventor, Joseph H. Pilates, a menudo se recomienda para las personas que viven con dolor de cuello o de espalda. La razón de esto es porque los ejercicios de Pilates se dirigen a las principales causas de dolor de espalda, como la mala postura, los músculos débiles del core y los músculos de la base de la pelvis.

En lo que más se enfoca el Método Pilates es en la alineación neutral de la columna. La “Alineación neutral de la columna ” es el término médico para lo que comúnmente se llama “buena postura” y se refiere a las curvaturas naturales que una columna vertebral sana debe tener. Muchas personas han perdido la capacidad de lograr la alineación neutral de la columna después de años de una postura incorrecta. La postura correcta, combinada con ejercicios de fortalecimiento del músculo profundo abdominal y de la espalda, a menudo conducen a la reducción del dolor de espalda, lo que mejora la calidad de vida de muchas personas.

Pilates y la postura

La postura correcta puede parecer un arte perdido en la sociedad moderna. La prevalencia de los trabajos de oficina, de conducción y de otros factores culturales han influido en muchas personas para adaptar posturas encorvadas durante muchas horas al día sin siquiera darse cuenta. Sin embargo, la recuperación de una buena postura requiere algo más que simplemente caminar con un libro en la cabeza.

Las técnicas de Pilates pueden ayudar a volver a enseñar lo que significa tener una alineación espinal neutral. Esta alineación es vital para prevenir o aliviar condiciones tales como hernias discales y puede ayudar a aliviar el dolor de la ciática. El Método Pilates también enseña técnicas para el estiramiento de la columna vertebral, lo que también es útil para estas enfermedades.

Soporte abdominal

Otro beneficio clave del Pilates para los que sufren dolor de espalda, es que aumenta fuerza del núcleo del cuerpo, lo que da un soporte abdominal. Tus músculos del núcleo son el sistema de apoyo para todo el torso; no sólo sirven para mantener la columna vertebral recta, sino también para mantener en forma los músculos pélvicos. El Método Pilates combina el entrenamiento de fuerza abdominal con las técnicas de alineación adecuadas, de manera que aborda las dos principales causas de dolor de espalda al mismo tiempo.

Primeros pasos

En primer lugar, ten en cuenta que no todos los ejercicios de Pilates son buenos para las personas que tienen dolor de espalda. Muchos de los movimientos que exige el Pilates Avanzado implican giros y estiramientos que en realidad podrían agravar el dolor de espalda. Lo mejor es atenerse a los ejercicios simples que no gravan excesivamente el cuello y la espalda. El Pre-Pilates, enseña los principios básicos de Pilates, como la alineación, el movimiento y la conciencia del cuerpo, puede ser un buen lugar para empezar, especialmente si tu nivel de condición física actual es inferior a la media. Lo más importante es buscar un instructor veterano que tenga experiencia en tratar con el dolor de cuello y de espalda.

¿Que otros beneficios ofrece el Pilates?

Puede ser un entrenamiento complementario: Si ya estás haciendo natación u otra actividad para mitigar el dolor de espalda o como terapia, la incorporación del Pilates en tu rutina de ejercicios ayuda a mantener los músculos relajados y flexibles, importante para mantenerte libre de lesiones. Además debes tomar en cuenta que realizar la misma rutina de ejercicio por largo tiempo también perjudica.

Alarga y fortalece: Una promesa muy citada es que el Pilates te hará lucir músculos largos y delgados, aunque pueden ser una exageración, ya que no hay una forma física para hacer que en realidad tus músculos sean más largos o más delgados. Pero la práctica regular de Pilates puede ayudar a combatir el volumen muscular. En Pilates se estira el músculo a su extensión completa, y luego se contrae. La importancia de esto es que el sobrepeso no solo se da por grasa corporal, sino también por musculo, y no importa cuál sea la causa, cualquier paciente con problemas de columna debe huir del sobrepeso.

Aporta conciencia del cuerpo: Una de las razones principales por las que las personas son tan fans del Pilates, se debe a que la práctica ayuda a ser más consciente de tu cuerpo, tanto dentro como fuera del gimnasio. El Pilates te enseña a respirar, útil para tú día a día – y la forma de pararte correctamente – útil para hacer tu vientre mucho más plano. No todo se basa en la respiración profunda y en una mejor postura; una práctica regular de Pilates también puede conectarte con tu cuerpo y ayudarte a tener mejor coordinación y ser consciente en todos tus movimientos.

Como siempre, consulta a tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Si los programas de ejercicios y otros tratamientos conservadores no alivian tu dolor de cuello y espalda, ponte en contacto con un médico especialista, que te podrá informar u ofrecer procedimientos mínimamente invasivos para pacientes con trastornos de columna, que pueden ayudar a encontrar el alivio al de dolor de espalda.

Sin comentarios