Las mejores y peores posturas para dormir

Al igual que en cualquier actividad en estado de vigilia, también hay posturas corporales a la hora de dormir, y algunas son más beneficiosas que otras. Así que: ¿Cuál es la mejor posición para dormir y mejorar la salud? ¿Qué posición es más conveniente? Aquí te presentamos las mejores y las peores posiciones al dormir, así como los beneficios y desventajas de cada una.

Naturalmente, todos preferimos una determinada manera cuando se trata de tomar una posición para dormir. Después de un día agotador en la oficina, en combinación con todas las tensiones diarias que pueden causar estragos en nuestras vidas, no hay nada que nos guste más que acurrucarnos en nuestras camas para una tener una buena noche de sueño.

“El sueño es una parte esencial de la buena salud”, es una expresión muy recurrida en las conversaciones cotidianas. Tener un mínimo de 6-8 horas de sueño es lo ideal, pero la mayoría de las personas no se dan cuenta de que la posición al dormir durante ese tiempo puede tener un gran impacto en su salud.

A continuación revelamos algunos de los beneficios para dormir en ciertas posiciones, y lo que puede significar en realidad para tu salud.

La mejor posición para dormir: boca arriba

La mejor posición para dormir, boca arriba

Dormir sobre tu espalda es probablemente la mejor posición que puede tomar el cuerpo para dormir. Dormir en esta posición realmente puede prevenir el dolor de cuello y espalda, puede minimizar las arrugas, e incluso puede ayudar a reducir el reflujo ácido.

La primicia de dormir boca arriba, es que esta posición ayuda a tu cabeza, el cuello y la columna vertebral a mantener una posición neutral. A diferencia de dormir de costado o en posición fetal, tu espalda no está obligada a curvarse, lo que añade muchísima presión sobre la columna vertebral.

Si sufres de reflujo ácido, dormir sobre tu espalda, boca arriba puede ser la mejor posición para dormir debido al hecho de que tu estómago estará por debajo de tu esófago. Cuando se duerme boca arriba, la cabeza se eleva, y deja al estómago en una posición favorecedora para mantener su contenido por la gravedad, esto evita que los alimentos que se devuelvan.

Si eres mujer, probablemente buscas una buena manera de prevenir las arrugas: dormir sobre su espalda puede ser un buen hábito. Dormir boca arriba puede ayudar a prevenir las arrugas, simplemente porque no hay nada que presione o toque tu cara. Dependiendo de tus propias sensaciones puedes colocar almohadas o toallas para que den soporte en el cuello, la zona lumbar o las rodillas.

En yoga se le suele llamar a esta postura “de relajación profunda”, deja la columna alineada en una posición natural, liberándola de todas las presiones, con los brazos separados solo un poco del cuerpo con las palmas relajadas hacia arriba y las piernas también separadas naturalmente.

Para aumentar los beneficios de dormir boca arriba, asegúrate de tener la almohada correcta – ¡entre más mullida mejor! Colocar la cabeza muy alta sobre varias almohadas puede conducir a problemas cervicales y dolores de cuello.

Si tiendes a sacudir las paredes con tus ronquidos durante la noche, dormir boca arriba, no se recomienda – no importa si tienes la almohada correcta.

La segunda mejor posición: De lado

La segunda mejor posición, De lado

Al igual que dormir sobre tu espalda, dormir de lado también tiene muchas ventajas. Para empezar, puede ayudar a prevenir el dolor de cuello y espalda, puede ayudar a reducir el reflujo ácido, y también puede ayudar a reducir el ronquido, además es una de las mejores, y más cómodas formas para dormir durante el embarazo.

Si no te gusta dormir boca arriba, de hecho el dormir de lado te puede recompensar con una serie de beneficios para la salud.

Si tienes el sueño ruidoso, y tiendes a molestar a los demás con tus ronquidos, dormir de lado puede ayudarte a reducirlos. Dormir de lado es muy bueno para tu salud en general. Esto ayuda a reducir el ronquido, y realmente ayudará a mantener la columna vertebral alargada.

A pesar de que dormir de lado puede ser una de las mejores posiciones para dormir, tiene un aspecto negativo.

Dormir de lado verdaderamente puede hacer que las arrugas progresen. Esto se debe a que la almohada literalmente aplasta la cara mientras se duerme. Sin embargo, si estás embarazada dormir de lado es probablemente la mejor posición para dormir. Si estás embarazada, debes considerar dormir sobre el lado izquierdo – Esto es ideal para la circulación de la sangre.

En lo que se refiere a las almohadas, una gruesa suele ser mejor si eliges a dormir en esta posición. Esto ayudará a tu cuello y a la espalda a mantener una posición neutral.

Una mala idea: El dormir en posición fetal

Una mala idea, El dormir en posición fetal

Bueno piénsalo, has estado fuera del vientre de tu madre por un tiempo, lo que significa que es hora de dejar de dormir en posición fetal, ya que como un adulto no es una buena idea.

Aunque dormir en posición fetal no es una muy buena idea, esto tiene algunas ventajas, como la reducción de los ronquidos, pero en general, los efectos que puede tener en tu salud son negativos.

A menos que ronques mucho, o estés esperando dar a luz, la posición fetal en realidad puede dañar seriamente el cuello y la columna vertebral con el paso del tiempo.

Cuando duermes con tus rodillas dobladas alto y tu barbilla agachada, hay una buena posibilidad de que sentirás un poco de dolor a primera hora de la mañana, afirman los expertos. Dormir en posición fetal no es bueno, especialmente si tienes el dolor de la artritis en la espalda y las articulaciones.

Si la posición fetal es tu mejor oportunidad para obtener una buena noche de sueño, es decir si estas muy acostumbrado, considera enderezarte un poco – trata de minimizar la curva de tu cuerpo tanto como sea posible.

Si la posición fetal es la forma que prefieres para dormir, elige una almohada muy gorda para reposar la cabeza. Esto va a ayudar a mantener el cuello y la espalda en la misma línea.

La peor posición para dormir: boca abajo

La peor posición para dormir, boca abajo

Absolutamente, la peor posición para dormir es definitivamente sobre el estómago – Boca abajo. Esta posición de sueño hace que sea difícil para tu columna vertebral mantenerse en una posición neutral.

Dormir boca abajo también pone mucha presión sobre las articulaciones y los músculos, lo cual puede irritar los nervios y causar dolor, entumecimiento y sensación de hormigueo.

Una buena manera de evitar dormir boca abajo es pensar en lo incómodo que sería dar la vuelta a tu cabeza a un lado, y dejarla allí durante 15 minutos mientras estás despierto. Ahora, considera la posibilidad de dormir boca abajo en la noche – para el cuello es en realidad la posición más incómoda, y peor: durante al menos seis horas.

Si tiendes a roncar mucho por la noche, dormir boca abajo puede no ser una mala idea.

Dormir boca abajo puede ayudar a mantener la parte superior de las vías respiratorias más abiertas. Si no sufres de dolor de cuello o espalda, dormir boca abajo puede ser algo a considerar si también roncas constantemente cada noche. El inconveniente será encontrar un modo de no lastimar las cervicales:

Si optas por dormir boca abajo, asegúrate de que la almohada sea muy delgada, o en no utilizar una en absoluto. Usar una almohada grande y mullida, o una gruesa puede poner aún más presión sobre tu cuello y espalda.

No Comments