Tomografía computarizada de la columna vertebral

La tomografía computarizada de la columna es más detallada que la radiografía estándar

La tomografía computarizada (TC o TAC) es un procedimiento de diagnóstico por imágenes no invasivo. Se utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para producir imágenes horizontales o axiales del cuerpo.

Una tomografía computarizada revela imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las tomografías computarizadas de la columna son más detalladas que las radiografías estándar.

Cuando nos sometemos a una tomografía computarizada de la columna, el haz de rayos X se mueve en círculo alrededor del cuerpo, a diferencia del rayo X estándar que lo hace en forma lineal. Esto permite obtener vistas diferentes de la estructura. Luego un ordenador interpreta la información de rayos X y los resultados se muestran en formato bidimensional (2D).

Con este procedimiento se puede lograr información más detallada sobre las vértebras y tejidos espinales, obteniendo más información relacionada con lesiones y / o enfermedades de la columna vertebral.

Las tomografías computarizadas de la columna pueden realizarse con o sin contraste. El contraste es una sustancia que se inyecta por vía intravenosa, para resaltar áreas específicas y crear una imagen más clara en la imagen del estudio, por ejemplo la presión sobre los nervios.

¿Cuándo se debe hacer una tomografía computarizada de la columna vertebral?

El TAC de la columna vertebral se realiza cuando el examen físico o los rayos X no son concluyentes.

La tomografía computarizada de la columna evalúa eficientemente malformaciones. También se realiza para detectar o descartar daños en la columna vertebral.

la tomografia de la columna vertebral se realiza cuando los rayos X no son concluyentes.El TAC de la columna vertebral se usa frecuentemente para:

Evaluar la columna vertebral antes y después de una cirugía

Detectar o descartar tumores y hernias de disco intervertebral

Evaluar fracturas por lesión de la columna vertebral

Medir la densidad ósea de la espina dorsal para predecir futuras fracturas en pacientes con riesgo de osteoporosis

Evaluar en avance de la escoliosis, la estenosis y enfermedades degenerativas como la artritis

Tipos de tomografía computarizada de la columna vertebral

En un TAC de la columna, su médico puede ver una sección transversal de su espalda media y baja. Estas tomografías se evalúan en 3 zonas:

Tomografía computarizada de la columna dorsal

Una Tomografía computarizada de la columna dorsal, permite al radiólogo mirar a diferentes niveles o cortes de la espalda central. Este puede ver cada porción para evaluar las lesiones, incluyendo discos rotos y otras anomalías óseas.

Tomografía computarizada de la columna lumbar

En el caso de un TAC de la columna lumbar, permite al médico ver una sección transversal de su espalda baja. La porción lumbar de la columna vertebral es un área común donde ocurren problemas de espalda.

La columna lumbar se encuentra en la parte más baja de la columna vertebral. Se compone de cinco huesos vertebrales. Los vasos sanguíneos, tendones, nervios, ligamentos y cartílagos también son parte de la columna lumbar que pueden ser evaluados.

Tomografía computarizada de la columna lumbosacra

Una tomografía computarizada de la columna lumbosacra nos da una mejor imagen de los pequeños huesos en la parte baja de la columna y los tejidos circundantes. Esta zona incluye la región que conecta la columna con la pelvis.

¿Existen riesgos en una tomografía computarizada de la columna vertebral?

Al tomar un TAC de columna se expone a una baja radiación. Esta radiación varía de acuerdo con la cantidad acumulativa de tratamiento por un período de tiempo prolongado. Sin embargo se considera de poco riesgo comparado con los beneficios que aporta.

El contraste utilizado para resaltar, contiene yodo. Si el paciente es alérgico a este elemento, puede presentar síntomas como nauseas, dificultad para respirar, ronchas, escozor, entre otros.

Se deben tomar precauciones especiales en caso que la paciente esté embarazada. La exposición a la radiación en el embarazo puede conducir a efectos negativos sobre el feto. Notifique al médico si está embarazada o sospecha de estarlo antes de someterse a un TAC.

Si fue diagnosticado con insuficiencia renal, notifíquelo a su médico. Los medios de contraste están contraindicados para este tipo de pacientes. Se han encontrado efectos negativos relacionados con la enfermedad renal y el agente de contraste. Igualmente para los diagnosticados con diabetes, porque corren de riesgo de contraer la condición de acidosis metabólica.

También debe informar si padece de una enfermedad cardíaca, problema de tiroides e incluso asma.

Preparándose para una tomografía computarizada de la columna vertebral

Durante la tomografía computarizada de la columna se debe permanecer estático

Antes del TAC

  • Se debe ir preparado para quitarse toda la ropa y vestir una bata de hospital
  • Despréndase de cualquier objeto metálico incluyendo prótesis dentales (si incluyen metal) y lentes
  • No ingerir alimentos ni bebidas al menos 4 horas (o según lo que indique el médico) antes de la exploración, si se utiliza material de contraste

Durante el TAC

Es posible que le sea suministrado el material de contraste, dependiendo del tipo de tomografía. Puede ser suministrado por inyección en el conducto raquídeo, en la parte inferior de la medula espinal.

Durante la tomografía computarizada de la columna se debe permanecer estático (sin movimiento alguno). Si se trata de un bebé o un niño inquieto, el médico puede recomendar un sedante. Si se efectúan movimientos durante el TAC, la imagen saldrá distorsionada y puede dar lugar a un resultado erróneo.

Debe acostarse en una mesa estrecha, que luego se desliza dentro del túnel de una maquina grande. Un tubo de rayos X girará a su alrededor. La estación computarizada que procesa esa información estará ubicada en la sala de control, operada por un supervisor quien tendrá contacto visual directo y con capacidad de comunicarse con el paciente si así lo requiere.

Es posible que se le pida contener la respiración durante el escaneo. Puesto que cualquier movimiento puede generar imágenes borrosas, que luego no se podrán interpretar.

Los exámenes de TAC no generan dolor, es rápido y fácil. Aunque algunos pacientes han confesado alguna molestia al tener que permanecer quietos durante varios minutos.

Una vez completado el examen, deberá esperar la aprobación de la calidad de las imágenes por parte del supervisor.

Generalmente una tomografía computarizada de la columna se completa en 30 minutos.

Después del TAC

Un radiólogo experimentado en la interpretación de exámenes TAC, analizará las imágenes finales y elaborará un informe al médico tratante.

Si le fue administrado material de contraste, debe quedar bajo observación durante un tiempo para descartar posibles efectos secundarios o reacciones alérgicas.

Las madres lactantes deben esperar un mínimo de 24 horas antes de amamantar nuevamente al bebe, si fue sometida un TAC con contraste.