Reparar la columna con células madre

Las células madre son células que pueden crecer en casi cualquier tejido corporal que necesite. El trasplante de células madre es una terapia biológica que repara y reemplaza las células de tejido dañadas mediante el uso de células nuevas provenientes de las células madre.

Reparar la columna con células madre es un tratamiento moderno

En comparación con los métodos de tratamiento tradicionales, la terapia de trasplante de células madre tiene muchas ventajas. Los métodos tradicionales tienen un tratamiento largo y de efecto lento. La terapia para reparar la columna con células madre es lo opuesto.

En el tratamiento de trasplante de células madre se trata al paciente a través de sus propias células, lo que no solo reparará el daño en la columna, sino que también tendrá pocos efectos secundarios y secuelas.

De no contar con sus propias células, el médico recomendará el tipo de células madres que usará el paciente para el tratamiento, dependiendo de la información médica recabada. El plan de tratamiento puede incluir uno o más tipos de células madres.

Tratamiento de espina bífida con células madre

En los últimos años se han desarrollado terapias integradas de células madre para la espina bífida, con el objetivo de superar las limitaciones de las terapias convencionales. La combinación de las células madres y las terapias especializadas para la espina bífida, promueven la curación de la lesión espinal y cerebral original.

Este tratamiento está destinado a restablecer la función nerviosa y mejorar la calidad de vida del paciente. Se pueden esperar mejores oportunidades de resarcir la enfermedad.

se han desarrollado terapias integradas de células madre para la espina bífidaEstos beneficios se han comprobado:

  • Mejoramiento de la función motora
  • Aumento de la sensibilidad
  • Promoción del desarrollo
  • Mejoramiento de la perspectiva mental
  • Aumento de la fuerza muscular
  • Reducción de las convulsiones
  • Mejoramiento de la función de la vejiga y el intestino

Tratamiento para dolor de espalda crónico con células madre

Las investigaciones con células madres se están aplicando para aliviar el dolor de espalda crónico El dolor de espalda es un problema común, las estadísticas indican que cada tres de cinco personas ha tenido o tendrán algún tipo de dolor de espalda crónico. Las investigaciones con células madres se están aplicando para aliviar esta condición con una alta tasa de éxito.

El tratamiento convencional dirigido al dolor de espalda incluye fisioterapia, ejercicio, analgésicos, antiinflamatorios e inyecciones terapéuticas. En casos de dolor crónico, se realizan cirugías invasivas y los períodos de rehabilitación física son largos, sin garantía de una recuperación absoluta.

Ahora, gracias a las nuevas aplicaciones, los pacientes tienen la opción de tratamiento de células madre para el dolor de espalda. Este cumple perfectamente la reparación del daño, restaura función y reduce considerablemente el dolor severo.

Los riesgos de reparar la columna con células madre son mínimos, de hecho, es seguro para casi cualquier persona que esté sufriendo de dolor de espalda. La metodología a seguir se determinará según sea el caso.

Tratamiento con células madre de la espondilitis anquilosante

La terapia con células madres detiene la deformación que provoca la espondilitis anquilosanteLa espondilitis anquilosante, es una enfermedad inflamatoria crónica que invade principalmente el tejido blando espinal y las articulaciones periféricas. Las principales manifestaciones clínicas de esta condición son el dolor de cadera y la hinchazón articular. En casos severos, puede presentarse deformidad espinal y rigidez articular. Los factores genéticos y ambientales juegan un papel en la patogénesis de esta enfermedad.

En la actualidad, se cree que la espondilitis anquilosante es una enfermedad de por vida y que solo puede controlarse temporalmente con medicamentos. En algunos casos, el paciente es invitado a someterse a fisioterapia o cirugía. Estos tratamientos convencionales puede dañar el cuerpo y la recuperación suele ser lenta.

La terapia con células madres tiene la facultad de detener la deformación conjunta que provoca la espondilitis anquilosante, reparando el tejido dañado y el hueso. El paciente recupera la actividad funcional gradualmente, mejorando su condición cada día.

Después de un segundo trasplante de células madre, la reparación ósea es notable. El hueso endurecido sigue absorbiendo y se reduce el desarrollo de la enfermedad hasta detenerse. El dolor al caminar desaparece.

La función inmune sistémica en pacientes con espondilitis anquilosante se ve restaurada sustancialmente tras el trasplante de células madre. El paciente se llena de energía nuevamente y puede volver a conciliar e sueño.

Células madre en lesión de médula espinal

las células madre reconecta la espina al cerebro.La médula espinal es una colección de millones de células nerviosas, esta transmite información entre el cerebro y el resto del cuerpo. La lesión de la médula espinal, puede causar parálisis. Actualmente no existe un tratamiento efectivo y se estima que afecta a más de 300.000 europeos, ¿Podrían ayudar las células madre?

En los últimos años se ha investigado la efectividad de las células madre como posible tratamiento. Este tratamiento espera restaurar al menos parcialmente la función de la médula espinal. Los avances de estos estudios han mostrado ser prometedores, pero los resultados definitivos no son concluyentes.

El objetivo de la investigación es usar las células madre para reemplazar las neuronas y sus células de soporte para reconectar la espina al cerebro. La probabilidad de éxito aumentaría si se aplica en el menor período de tiempo después de la lesión. Sin embargo, actualmente solo se han realizado ensayos clínicos.

Complicaciones de los trasplantes de células madre

El trasplante de células madre puede representar un gran desafío para tu cuerpo

El trasplante de células madre puede representar un gran desafío para tu cuerpo y es posible que surjan ciertos efectos secundarios.  Las primeras semanas de recuperación es normal que te sientas fatigado y débil. Debes ser paciente, pues estas construyendo un nuevo sistema inmune.

Complicaciones al reparar la columna con células madre propias

El paciente que desea reparar la columna con células madre propias, puede experimentar alguno de estos síntomas, después del tratamiento:

  • Dolor de boca y garganta
  • Infecciones
  • Hemorragias y anemia
  • Neumonitis intersticial (inflamación del tejido que sostiene los pulmones) y otros problemas pulmonares
  • Daño y enfermedad del hígado

El medico tratante puede ayudarlo con medicamento antibióticos, antimicóticos y/o antivirales. Los medicamentos del factor de crecimiento acelerarán el desarrollo de su nuevo sistema inmune.

Complicaciones al reparar la columna con células madre de donantes

La complicación más frecuente se llama enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, por sus siglas en inglés). Se desarrolla cuando las células del sistema inmunitario del donante entran al cuerpo del receptor como un cuerpo extraño.

El paciente que intenta reparar la columna con células madre donadas puede contraer GVHD de forma leve, grave o incluso poner en peligro la vida. Las estadísticas revelan que entre el 30% y el 70% pueden presentar uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Problemas gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea (líquidas y algunas veces con sangre), calambres estomacales (retortijones))
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de cabello
  • Sarpullido, picazón y piel escamosa
  • Pérdida del apetito
  • Daño hepático (una complexión amarilla)

El medico puede administrar globulina antitimocítica, metotrexato, ciclosporina o sirolimus, para prevenir y tratar el GVHD.

Reparar la columna con células madre
Califica este artículo