Padecimiento de dorsalgia

En la literatura científica se han escrito sobre muchas investigaciones realizadas, que tratan de dar respuesta a interrogantes sobre el funcionamiento del cuerpo humano en su totalidad. Entre los diversos temas se encuentra el dolor y cuales son las posibles patologías que lo producen, siendo la dorsalgia un tema de estudio.

La dorsalgia es una rara enfermedad típica de la columna vertebral.

¿Qué es la dorsalgia?

La dorsalgia es una rara enfermedad típica de la columna vertebral. Se manifiesta con la presencia de un dolor en el centro de la espalda, entre las vértebras D1 a la D12. Esta afección puede producirse en la estructura musculoesquelética (vértebras, costillas, músculos y tendones), o por enfermedades que afectan a los órganos internos (corazón, pulmones o el hígado).

Al investigar sobre el padecimiento de dorsalgia, aparecen muchas publicaciones citando que probablemente se trata de un dolor mecánico y que se presenta raras veces a partir de la adolescencia hasta etapas posteriores de la vida.

La columna vertebral esta formada por cuatro regiones. A nivel del cuello se localiza la columna cervical, en la parte alta de la espalda la columna dorsal, en la espalda baja la columna lumbar y culmina con la región sacra.

El dolor en la región media de la espalda, es poco frecuente. A veces la dorsalgia es la extensión de un dolor cervical lumbar y puede ser producido por patologías de índole crónico.

También se asocia con dos patologías: la lumbalgia (dolor localizado en la parte baja de la espalda) que es un trastorno común que afecta los músculos y huesos de la espalda, y la cervicalgia (dolor localizado en la región cervical de la columna vertebral) que se produce en el cuello y puede durar pocas semanas.

Tipos de dorsalgia

Rígida. Se da en personas mayores con padecimiento de artrosis.

Flexible. Es por poca curvatura en la espalda e insuficiencia (disminución) de ligamento muscular.

Mecánica. Son dolores de día y se presenta durante la actividad física.

Inflamatoria. Son dolores más fuertes al final del día o la noche, que disminuyen con los primeros movimientos de la mañana.

Síntomas de la dorsalgia

Los síntomas más frecuentes de la dorsalgia, se localizan en la zona superior de la espaldaLos síntomas más frecuentes de la dorsalgia, se localizan en la zona superior de la espalda, entre los omóplatos. Es un dolor frio y constante que tiende a ser crónico y se hace más frecuente a última hora del día, incluso guardando reposo.

Puede empeorar con alguna postura o posición incómoda. Es común que el paciente sienta alivio, al presionar con fuerza en la zona donde está presente el dolor. Generalmente es producido por una combinación de causas.

El dolor que se presenta en la espalda puede ser unilateral o bilateral. Se tiene una sensación de carga y pesadez y en algunas ocasiones limitación de movimiento.

Diagnóstico de la dorsalgia

Se procede a realizar una exploración física, para evaluar la musculatura, huesos y movilidad de la columna vertebral. Esta evaluación puede bastar si se trata de un dolor dorsal que no tenga una causa grave.

Si se observa una deformidad a nivel de las escápulas, la evaluación debe ser más exhaustiva.

Se recomienda realizar una radiografía, para estimar el estado del sistema óseo de la columna vertebral, con el fin de observar posibles deformaciones en las articulaciones intervertebrales, como por ejemplo una escoliosis. De esta manera podemos descartar posibles problemas graves, como algún tumor.

En casos más delicados se sugiere realizar una resonancia magnética, si se sospecha de la existencia de una hernia discal, fracturas o anomalías congénitas en los huesos.

Causas de la dorsalgia

Las causas del dolor de espalda a nivel dorsal, puede ser variado:

  • Por mantener malas posturas durante un largo período de tiempo, sobre todo por sedentarismo
  • Tos repetitiva
  • Las causas del dolor de espalda a nivel dorsal, puede ser variadoGiros bruscos
  • Exposición al frio
  • Estrés continuo
  • Influencias emocionales
  • Deformidades existentes
  • Enfermedades autoinmunes o artritis
  • Hernias discales o procesos degenerativos discales
  • Alteraciones cardíacas
  • Inflamaciones
  • Aplastamiento de alguna vértebra (osteoporosis)
  • La presencia de un tumor
  • Traumatismos
  • Curvatura dorsal muy marcada
  • Funcionales
  • Trastornos estáticos: desviación en la columna vertebral
  • Enfermedades reumáticas
  • Problemas de estómago
  • Factores fisiológicos
  • Sobrepeso
  • Ansiedad

Tratamiento de la dorsalgia

  • Normalmente el principal tratamiento para la dorsalgia va dirigido a aliviar el dolor. El médico tratante prescribirá medicamentos antiinflamatorios, que producen alivio y una mejoría temporal.
  • Utilizar técnicas de masaje descontracturante, estiramiento, aplicar calor en la zona afectada para relajar la musculatura.
  • Mejorar la postura para evitar malas posiciones, como ir encorvado.
  • Existe variedad de tratamientos instrumentales como el laser.
  • Se aplica tratamiento quirúrgico cuando el caso es severo.
  • Ejercicios físicos que ayudan al movimiento y estiramiento de la zona dorsal.

Recomendaciones para ayudar a los pacientes con problemas de dorsalgia (bajo supervisión  médica)

Aumentar la actividad física. El sedentarismo es un factor de riesgo. Procurar realizar actividades como: subir escaleras o caminar por 30 minutos todos los días.

Practicar algún deporte. Hacer deportes por lo menos dos veces por semana; la natación es uno de los más recomendados.

Mantener un peso adecuado. La espalda sufre mucho cuando hay un exceso de peso, sobre los discos intervertebrales, sobre todo cuando se intenta mantener el cuerpo en posición vertical.

Corregir la postura. No realizar movimientos bruscos, ya que éstos pueden provocar la aparición de una hernia discal.

Al sentarse. Procurar estar derecho y con los hombros hacia atrás, apoyar la espalda en el espaldar o utilizar un cojín como apoyo.

Al pararse. Si se está de pie, mantener una postura lo más derecha posible aún al caminar. El uso de tacones altos produce desequilibrio y provocan dolor de espalda.

Cuando se carga peso. No se debe inclinar hacia delante, se debe empujar los objetos pesados antes que levantarlos. La espalda debe estar derecha, incluso al ponerse en cunclillas, se debe utilizar un cinturón lumbar que mantiene la espalda recta.

Al dormir. Las personas pasan el 30% del tiempo en la cama, se debe tener un colchón y un jergón en buenas condiciones, se recomienda el cambio cada 8 o 10 años.

La columna vertebral del cuerpo humano, tiene una gran carga importante, lleva la responsabilidad de mantener el cuerpo erguido, controlando el movimiento y el equilibrio. Razón por la cual se debe cuidar, mejorando los hábitos de posturas inadecuadas, para así tener un buen funcionamiento a lo largo de la vida y tener un sistema óseo vertebral libre de padecer de dolencias que puedan producir la dorsalgia.

Padecimiento de dorsalgia
5 (100%) 2 votos