La hiperlordosis

Si eres de las personas que suele mirar mucho en el espejo o tomarse muchos selfies entonces eres 100% consciente de que tu columna vertebral no es vertical, cuando te paras totalmente de lado o de perfil se puede ver una leve curvatura de la parte alta de tu espalda hacia adentro y luego en la parte baja de tu espalda una leve curvatura hacia afuera, eso es totalmente normal, pero cuando en algún momento esa curvatura es demasiado marcada tanto desde la parte baja hacia arriba o viceversa, eso no es normal y se llama hiperlordosis.

 

Por supuesto que dentro de la lista de la hiperlordosis no pueden ir incluidas las mujeres embarazadas, las cuales durante su periodo de gestación tienden a enviar hacia atrás la parte alta de su espalda para mantener mejor el equilibrio gracias al gran tamaño de sus vientres, es un comportamiento totalmente normal que sólo dura el embarazo.

De hecho también se puede tomar como una hiperlordosis temporal a la postura que las mujeres adoptan cuando utilizan tacones muy altos.

La hiperlordosis

Algo que también cabe destacar es que en muchos casos la hiperlordosis no aparece en sí como una enfermedad, sino como un síntoma de otra enfermedad, como por ejemplo el enanismo que incluye deformaciones en los huesos y otras enfermedades neuro musculares.

Entonces ¿qué es la hiperlordosis?

A pesar de que durante muchos años se creyó no solamente como cuestión coloquial o folclórica, que la hiperlordosis era causante de problemas en los discos vertebrales e incluso de los constantes dolores de espalda que una persona puede padecer, resulta que consecuentes estudios han llegado a la conclusión de que en absoluto tiene algo que ver con cualquiera de esos casos.

De hecho estos estudios revelan que una persona que tiene hiperlordosis puede tener dolor de cuello o dolor de espalda perfectamente igual a una persona que no lo tenga, es decir no es más consecuente de lo normal, lo que ha tomado a los médicos y científicos a llegar a la conclusión de que la hiperlordosis es sencillamente una peculiaridad de cada persona que tiene esta formación.

Los estudios han apuntado que la hiperlordosis no causa ninguna molestia en el presente a quien la tiene ni tampoco la causará en el futuro, recordando que hemos efectuado los casos de enfermedades en los que la hiperlordosis es sólo un síntoma y no es aislada como en el caso que estamos tomando por ejemplo.

Cuál es el tratamientode la hiperlordosis

Resulta que un paciente que tenga esta formación en su espalda no requiere tratamiento alguno, porque recordamos que no es una enfermedad en sí; lo que sí puede ser necesario y que no es solamente para estas personas sino que para todo el mundo, es que haga suficiente ejercicio con sus abdominales y su musculatura de la espalda, para mantener una postura correcta y que el proceso de desgaste de sus discos en vertebrales sea más lento, pues a todos nos ocurre con el paso de los años.

La hiperlordosis
Califica este artículo