Tumores y quistes en la columna

Al igual que en otras partes del cuerpo, los tumores y quistes también se pueden desarrollar en toda la zona de la columna vertebral, los hay benignos y malignos y a continuación te los presentamos:

Quiste Aneurismal de hueso. Estos no son en realidad tumores; son quistes que se pueden ver y tratar como los tumores, se presentan con mayor frecuencia en la zona de la columna lumbar. Hay una mayor incidencia en mujeres que en hombres y la mayoría se descubren cuando el paciente está en su adolescencia o con unos 20 años.

Tumor de células gigantes. Este tumor muy agresivo se encuentra más frecuentemente en las áreas del sacro y la parte anterior de la columna vertebral. Los pacientes que tienen más probabilidades de padecerlo son mujeres entre las edades de 30 y 40 años.

  • Este tipo de tumor benigno con frecuencia se encuentra en las zonas torácica y lumbar y tiene más probabilidades de afectar a las mujeres entre las edades de 30 y 40 años. Este tumor suele ser benigno y no causa ningún problema en la mayoría de los casos.

Osteoma osteoide. Este tipo de tumor es relativamente común, especialmente en hombres de entre 20 y 40 años de edad. A menudo se encuentran en la zona posterior de la columna lumbar. Estos tipos de tumores a veces causan deformidad de la columna.

  • Estos tumores son similares a los osteomas osteoides pero son más grandes, más agresivos y, por suerte no es tan común. Hay una mayor incidencia en hombres de entre 20 y 30 años de edad y con mayor frecuencia se encuentran en la zona posterior de la columna lumbar.

Tumor en la columna

También hay una variedad de tumores malignos primarios de la columna vertebral. Estos incluyen:

  1. Son tumores poco típicos, de crecimiento lento que generalmente se encuentran en pacientes de sexo masculino entre las edades de 50 y 70. Estos tipos de tumores se encuentran más comúnmente en el sacro y la resección quirúrgica es obligatoria. Debido a que estos tumores a menudo se encuentran muy cerca de las raíces de los nervios, la cirugía a veces implica también la eliminación de los nervios afectados.
  2. Estos tumores son poco frecuentes, pero a menudo aparecen en varones jóvenes. Por lo general son altamente malignos y se extienden fácilmente a otras áreas del cuerpo.
  3. Son tumores de crecimiento lento y con frecuencia se encuentran en las zonas torácica, lumbar y sacra de la columna vertebral. Los pacientes más propensos son hombres mayores de 40 años. Algunos de estos tumores no se pueden extirpar quirúrgicamente debido a su posición en la columna, pero una remoción quirúrgica adecuada es clave para la supervivencia a largo plazo del paciente. Además, estos tumores no siempre responden bien a la quimioterapia o a la radiación.
  4. También son llamados “tumores de células redondas” debido a su apariencia en el microscopio. Pueden aparecer como un solo tumor o como tumores múltiples. Por lo general, se encuentran en las zonas torácica o lumbar de la columna vertebral en los hombres mayores de 50.

Mieloma múltiple. Son también tumores “de células redondas” y son el tipo más común de cáncer de hueso en los adultos. Los pacientes suelen ser mayores, con alrededor de 50 y 80 años de edad. Estos tumores suelen responder bien a la quimioterapia y la radiación.

  • Estos tumores “de células redondas” son tienen una mayor incidencia y a menudo se encuentran en múltiples áreas del cuerpo. Los pacientes más propensos a padecerlos están entre las edades de 40 y 60.

Sarcoma de Ewing. Se trata de un tumor de células redondas altamente maligno que ataca con mayor frecuencia en niños. En la mayoría de los casos se sitúan en la zona sacra de la columna vertebral. Por desgracia, la tasa de supervivencia por más de 5 años es inferior al 20 % para los pacientes con este tipo de tumor.

Los tumores espinales también pueden ser causados ​​por el cáncer que se ha diseminado de otras áreas del cuerpo. La forma en que se propaga el cáncer sigue siendo poco clara. Sin embargo, cada año aproximadamente 1 millón de nuevos casos de cáncer se diagnostican y el sistema esquelético, incluyendo la columna vertebral, es la tercera área más frecuente a la que se extiende.

Cualquier tipo de cáncer se puede diseminar a la columna vertebral. Más frecuentemente ocurre con los siguientes tipos de cáncer:

  • El cáncer de pulmón
  • El cáncer de mama
  • El cáncer de próstata
  • El cáncer de tiroides
  • El cáncer de riñón

Quiste en el sacro

Los síntomas de un tumor en la columna vertebral

Los tumores de la columna benignos y malignos casi siempre se presentan con dolor de espalda, éste es el síntoma más importante. Coincidentemente, el dolor de espalda es también el síntoma muy frecuente de otros trastornos no tumorales de la columna vertebral. Una lesión en la espalda baja por esguince/desgarro, el latigazo cervical, hernia de disco, y la estenosis espinal son ejemplos de problemas de espalda relacionados frecuentemente con el dolor.

Si bien es normal que el dolor de espalda o cuello cause preocupación, hay varios signos y síntomas que sugieren que es hora de ver a tu médico de confianza cuando:

El dolor de espalda es…

  • Repentino, intolerable, y/o persistente
  • Empeora rápidamente
  • Es peor en la noche
  • Esta presente cuando no estás activo
  • Irradia (se extiende a otras partes del cuerpo)

Otros signos y síntomas…

  • Dificultad para caminar
  • Debilidad muscular
  • Disminución de la sensibilidad al calor y frío
  • Deformidad de la columna (por ejemplo, no relacionada con la postura – una curvatura anormal de la columna)
  • Disfunción intestinal o de la vejiga (por ejemplo, pérdida de control)
  • Parálisis

A menudo, el dolor causado por un tumor en la columna vertebral (ya sea benigno o maligno) es más pronunciado en la noche y no se alivia con el reposo. Si experimentas alguno de estos síntomas de tumores, comunícate con tu profesional de la salud inmediatamente.

No Comments