¿Hernia de disco? ¿Cuáles son tus opciones?

Tratamientos para hernia de disco

Los problemas de espalda son muy comunes. Las personas que no han experimentado el dolor de espalda directamente probablemente conocen a alguien que sí. Aunque hay varias causas del dolor de espalda, una hernia de disco es el sospechoso habitual, pero se requiere del diagnostico médico, además muchas personas tienen preguntas sobre las opciones de tratamiento de la hernia de disco.

 

Tratamientos Conservadores

Ya que el 90% de las hernias se resuelven por si solas, el tratamiento inicial es generalmente conservador y se centra en aliviar el dolor, mientras que el cuerpo se cura. Opciones:

– Descanso en Casa: Durante los primeros días, el paciente puede desear simplemente quedarse en la cama. El reposo en cama está bien, pero sólo debe durar unos pocos días. Lo mejor es mantener un reposo periódicamente y caminar o hacer, actividades ligeras y tolerables. El dolor es una buena guía; los pacientes deben encontrar posiciones de reposo que alivian el dolor y  actividades ligeras que no lo agravan.

– Hielo y calor: Se recomienda hielo para el primer par de días, seguido por el calor. El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el calor ayuda a relajar los músculos que la rodean. Los cojines térmicos, duchas calientes y mantas eléctricas son todas buenas opciones.

– Medicamentos: Muchas personas usan medicamentos antiinflamatorios como Motrin y Aleve. Estos son fármacos fuertes que requieren una receta médica. También se suelen prescribir relajantes musculares (Valium, Flexeril), fármacos que actúan sobre el dolor del nervio (Lyrica, Ultram, Neurontin) o analgésicos basados en la codeína como posibilidades. Además, el médico puede tratar de una inyección de esteroides directa, guiada por imagen de la médula.

– Terapia Física: La manipulación manual por un terapeuta puede ayudar a relajar los músculos. El terapeuta también puede recomendar el ultrasonido, terapia de calor o hielo, la estimulación eléctrica o incluso apoyos de la ayuda.

 

Tratamientos Invasivos

Si el tratamiento conservador falla, o si los síntomas iniciales empeoran rápidamente, se puede recomendar la cirugía.

– Disquectomía: el cirujano extirpa sólo el material de extrusión del disco. Esta cirugía tiene éxito en el 85% a 90% de los pacientes.

– Microdisquectomía y Disquectomía endoscópicas: Estos procedimientos nuevos son mínimamente invasivos, requieren de incisiones más pequeñas e instrumentos especializados, con la visualización remota. Aunque es menos invasivo, son apropiados sólo en ciertas situaciones.

– Fusión: Esta cirugía consiste en extraer todo el disco dañado y fusionar las vértebras involucradas. A veces también se inserta instrumentación de metal para estabilizar mejor la articulación.

– Disco Artificial: La implantación de un disco artificial es una alternativa a la fusión espinal. Este es un procedimiento relativamente nuevo.

Sin embargo, el mejor tratamiento de disco herniado, es la prevención. Ten cuidado de mantener una buena postura, levantar cosas adecuadamente, mantener un peso saludable y hacer ejercicio. Aunque estas son recomendaciones viejas, siguen siendo buenas.

No Comments