Osteología

Osteología

La osteología es el estudio de la estructura y función de los huesos. Esta rama de la anatomía descriptiva no solo estudia los huesos en general, también incluye los huesos específicos. Las muescas y los surcos son únicos y característicos de cada hueso.

En la osteología humana estudiamos la anatomía del esqueleto, la fisiología y morfología del hueso. Así como el crecimiento y desarrollo en el material disponible.

La osteología humana está muy ligado a la arqueología, porque permite conocer a nuestros antepasados. La osteología humana también puede utilizarse en paleontología y antropología forense.

Por ejemplo se suele pensar que el cráneo es solo un hueso en sí, pero en realidad el mismo son todos los huesos de la cabeza, incluida la mandíbula inferior. Estamos hablando de más de 20 huesos, que pueden ser divididos en dos grandes grupos, los huesos faciales y los huesos que conforman el neurocráneo.

En el desarrollo de este artículo enfocaremos la relación de la osteología y la columna vertebral.

Osteología de la columna vertebral

Antes de entrar en la región de la espina dorsal, debemos mencionar las estructuras óseas de las costillas y el esternón. Estas ayudan a proteger las estructuras vitales como nuestros pulmones y corazón de algún daño. También nos ayuda a respirar.

Las costillas y el esternón son tan diversificados como el cráneo de alguna manera. Por ejemplo, el esternón se divide en tres secciones distintas: manubrio, cuerpo y apófisis xifoides.

La osteología de la columna vertebral abarca todas las estructuras óseas y su entorno inmediato.

La columna vertebral se ubica en la línea media posterior, prolongándose desde la base del cráneo hasta la hendidura natal. Ella sostiene la cabeza, la cintura escapular, la caja torácica y se une a la pelvis.

Este sistema óseo está compuesto por 24 vértebras separadas por discos intervertebrales y segmentos sacros. Las vértebras se agrupan en grupos basados ​​en osteología de esta manera: 7 vértebras en la columna cervical, 12 vértebras en la columna dorsal y 5 vértebras en la columna lumbar. El sacro tiene 5 segmentos vertebrales fusionados, y el cóccix tiene de 3 a 5 segmentos vertebrales.

Osteología: Las vertebras

El cuerpo vertebral es el gran responsable de soportar el peso de la columna vertebral y el cuerpo por encima de ella. El tamaño de los cuerpos vertebrales va aumentando a lo largo de la columna en relación al tamaño y el peso del cuerpo que soporta. El disco intervertebral es el que ayuda a articular cada vértebra por arriba y abajo.

Luego encontramos el arco neural, el cual está compuesto por el hueso posterior al cuerpo vertebral y que tiene varios componentes individuales que se fusionan para formar un anillo que rodea el canal espinal.

Osteología: columna cervical

Osteología: columna cervical

La columna cervical es la parte superior de la columna vertebral que se prolonga desde la base del cráneo hasta el tórax a nivel de la primera vértebra. Por lo general, consta de siete vértebras: C1, C2, C3, C4, C5, C6 y C7. Cumple la función de apoyar el cráneo y mantener la posición relativa de la médula espinal.

A diferencia del atlas, el eje tiene un cuerpo vertebral y un proceso adicional llamado proceso odontoideo. Este proceso permite un gran grado de rotación entre el atlas y el eje. Frente al proceso odontoideo se encuentra la apófisis espinosa bífida.

El atlas y el eje (C1 y C2 respectivamente) tienen características únicas. Las vértebras cervicales C3 a C6 se conocen como vértebras típicas porque comparten las mismas características básicas de la mayoría de las vértebras a lo largo de la columna vertebral. La vértebra prominente (C7) se desvía del patrón general, frecuentemente se encuentra la apófisis espinosa más prominente.

Osteología: columna torácicaOsteología: columna torácica

La columna torácica se encuentra en la parte media de la columna vertebral. Se extiende por debajo de C7 hasta arriba de L1 en la columna lumbar. Las vértebras torácicas son 12, denominadas T1-T12.

En las vértebras lumbares los segmentos son más grandes. Se caracterizan por la ausencia del foramen transversario y por la ausencia de facetas en los lados del cuerpo.

Características generales de la columna torácica: Foramen vertebral en forma triangular, proceso espinal cuadrilátero y gran cuerpo con geometría de riñón.

La quinta vértebra lumbar tiene una característica particular, y es que su cuerpo es mucho más profundo por delante que por detrás, para facilitar la articulación sacrovertebral

La columna torácica se caracteriza por su articulación con las costillas, estas restringen un poco el movimiento. Cada vértebra tiene tres puntos de articulación con las costillas. Esta zona es la más móvil entre todos los segmentos de la columna vertebral.

Las facetas son las que se encuentran a los lados del cuerpo vertebral y ayudan a la articulación de las costillas. Si la faceta se encuentra entre 2 cuerpos vertebrales le nombramos demifaceta, estas se ven como depresiones en el cuerpo vertebral.

La demifaceta superior de una vértebra torácica se articula con la costilla correspondiente, conocida como articulación costovertebral. Luego esta costilla se articula de nuevo con la faceta costal en el proceso llamado articulación costotransversa.

Osteología: el sacroOsteología: espina lumbar

La osteología de la columna lumbar consta de cinco vértebras pertenecientes a la columna vertebral media e inferior. Juegan un papel importante en la lordosis lumbar, una curva natural en la columna vertebral, que es convexa en sentido anterior. Es una curva necesaria, ya que gracias a ésta la columna vertebral amortigua las numerosas cargas cotidianas.

Son de forma similar a otras vertebras, la osteología de cada vértebra lumbar se puede ver como sigue:

  • El cuerpo tiene forma de riñón, es convexo en la parte anterior, aplanado en la parte posterior. El canal vertebral es triangular.
  • Los procesos transversales están proyectados lateralmente en ambos lados. L3 tiene los procesos transversales más largos de la columna lumbar.
  • La lámina es ancha y gruesa.
  • Los procesos articulares superiores e inferiores se encuentran en el ángulo lateral de las láminas, en unión con el pedículo, conectadas a través de la pars interarticularis
  • La apófisis espinosa es corta, gruesa, y tiene forma de hacha.

Las articulaciones facetarias, llamadas cigapofisarias, permiten movimientos de flexión, extensión y abducción. La rotación es muy limitada y puede ocurrir escasamente en las articulaciones lumbosacras.

Osteología: el sacro

El sacro es un hueso grande de forma triangular que se encuentra en la base de la columna vertebral, en la parte superior y posterior de la cavidad pélvica. Se inserta como una cuña entre los dos huesos de la cadera.

Su parte superior se conecta con la última vértebra lumbar y la parte inferior con el cóccix. En los niños menores de 15 años, se presenta en cinco vértebras no fusionadas. Estas comienzan a fusionarse entre las edades de 16 a 18 años. A la edad de 26 años se espera que estén completamente fusionadas en un solo hueso.