Dolor de espalda en el embarazo

Puede aparecer dolor de espalda en el embarazo, motivado al aumento de peso y carga en la espalda. Para aliviar los dolores musculares en el embarazo, se debe hacer una gimnasia especial para mujeres embarazadas (previa aprobación del médico), natación y/o caminar regularmente.

Puede aparecer dolor de espalda en el embarazo

Controlar constantemente su postura y usar zapatos cómodos con tacones bajos, también puede ayudar a mitigar el dolor de espalda en el embarazo.

En las diferentes etapas del embarazo, se puede tener dolor leve o muy intenso. Por lo general, se presenta como una sensación de tensión en la espalda, complicando el proceso de levantarse al estar sentado o acostado.

El dolor puede ir acompañado de molestias en la parte superior de la espalda, los hombros y en el pecho. En algunas mujeres, el dolor se siente en la pierna, al caminar largo tiempo, estar de pie o al sentarse en una posición incómoda.

Al final del embarazo, el dolor de espalda anuncia el comienzo del parto.

Generalmente los dolores musculares en el embarazo aparecen en la segunda mitad del período de gestación y desaparecen solo después del parto. Sin embargo, todas las mujeres son diferentes y el dolor puede ocurrir solo en el embarazo temprano o nunca ocurre.

Averigüemos cómo ayudar a la columna vertebral a superar cualquier dificultad en la preparación para el momento del nacimiento del bebé.

Causas de los dolores de espalda durante el embarazo

La causa de los dolores de espalda durante el embarazo se deben al cambio del centro de gravedad del cuerpoNo es sorprendente que, bajo la condición de embarazo, se revelen puntos débiles en la salud de la futura madre. Con el crecimiento del feto, el centro de gravedad del cuerpo de la mujer cambia y generalmente aparecen dolores en la columna vertebral y en la parte inferior de la espalda.

El embarazo es uno de los períodos más felices en la vida de todas las mujeres y nada debería eclipsarlo. Sin embargo, entre el 50 y el 80 por ciento de todas las mujeres embarazadas sufren dolores de espalda, que pueden tener un efecto negativo en el estado moral y mental de la futura madre y su bebé.

En la mayoría de los casos, el dolor lumbar en el embarazo se produce en mujeres con sobrepeso o en aquellas que llevan un estilo de vida sedentario. En este contexto, los procesos que ocurren en el cuerpo de la futura madre agravan estos síntomas.

Tales procesos producen cambios hormonales, que reducen la cantidad de calcio en los huesos (incluida la columna vertebral), se ablanda el aparato de ligamento de la pelvis en la víspera del parto. En este caso, el dolor se siente en la región púbica, las articulaciones de la cadera y en la parte frontal del muslo.

Cuando la mujer está embarazada, su útero aumenta (el vientre crece) y su centro de gravedad se desplaza. Este útero agrandado puede presionar los nervios y liberar un dolor que se extiende a lo largo de la parte posterior de la pierna.

Si el útero ejerce presión sobre los plexos nerviosos y los vasos que rodean la columna vertebral, la futura madre siente dolor en la espalda.

Dolor lumbar en el embarazo

dentro del dolor de espalda en el embarazo puede aparecer el dolor lumbar es común

Para adaptarse a los cambios que genera el embarazo, la mujer comienza a inclinarse más hacia atrás en la región lumbar. Con el aumento de peso, la carga recae sobre a la columna vertebral y en el sistema musculoesquelético en su conjunto.

Muchas mujeres durante el embarazo presentan inflamación del sistema genitourinario, sintiendo dolor en la región lumbar. Si aumenta la temperatura corporal, aparecen edemas, cefaleas, presión arterial y la orina se vuelve turbia, indicando una enfermedad renal.

Si siente dolor abdominal en el embarazo o en la parte inferior de la espalda, debe acostarse de inmediato y tomar un sedante, por ejemplo, un té de valeriana. Estos síntomas pueden ocurrir después de un estrés físico o psicológico e indicar una amenaza de aborto espontáneo.

Si el dolor viene acompañado de flujo vaginal con sangre, debes acostarte y llamar a una ambulancia. Puedes estar en presencia de un aborto involuntario.

Sin embargo, no debemos olvidar que el dolor de espalda en el embarazo pueden ser síntomas de enfermedades que aparecieron antes de la gestación. Tales enfermedades pueden incluir cifosis, osteoporosis, escoliosis, hernia discal y otras similares.

Dolores musculares en el embarazo

El dolor de espalda en el embarazo incluye dolores muscularesLas sensaciones dolorosas pueden aparecer en diferentes períodos de embarazo. Generalmente, esto no ocurre antes del segundo trimestre, es decir, aproximadamente desde las 20 semanas.

Sin embargo, dependiendo del estilo de vida que lleve la futura madre el dolor puede ocurrir antes. Por ejemplo, si las actividades laborales requieren sentarse durante varias horas seguidas, el resultado será un dolor de espalda constante.

El dolor puede intensificarse al final del embarazo, debido al hecho de que la cabeza del niño puede presionar la parte inferior de la columna vertebral.

La frecuencia del dolor en la columna vertebral, la región lumbar y la región pélvica, en mujeres embarazadas, es de 30 a 50 por ciento, y en el período posparto alcanza de 65 a 70 por ciento.

Una de las molestias más frecuentes que aparece es el dolor de riñones y ovarios en el embarazo, que suele sufrirse con especial intensidad al final del día o por la noche, a partir del segundo trimestre del embarazo. Estos dolores no suelen estar relacionados directamente con los riñones.

Es normal tener un poco de dolor de estómago en el embarazo o dolor abdominal. Pero si el dolor es muy fuerte y persistente o viene acompañados de otros síntomas, como náuseas, vómitos, hemorragia vaginal, dolor de cabeza o fiebre, debes acudir al médico.

Remedios para el dolor de espalda en el embarazo

El mejor remedio para el dolor de espalda en el embarazo es hacer ejercicios

El mejor remedio para el dolor de espalda en el embarazo, es fortalecer los músculos haciendo ejercicios. También se debe prestar atención a la alimentación, llevando una dieta equilibrada.

Una de las molestias más típicas del embarazo es la lumbalgia (dolor en la parte baja y central de la espalda), y la forma de prevenirlos es evitando los factores de riesgo al dormir, pararse, sentarse o caminar. Para combatir estos dolores y alcanzar un alivio, tome en cuenta las siguientes pautas:

Al sentarse

  • Siéntese en una silla cómoda con el respaldo rígido, sin cruzar las piernas
  • Con el fin de relajar los músculos lumbares, coloque una almohada en la espalda baja (justo en la curva)
  • No caiga bruscamente sobre la silla y cambie la posición del cuerpo con regularidad

Al caminar

  • Apriete los glúteos al caminar, mueva los hombros hacia atrás y bájelos
  • No use zapatos con tacones altos. Los médicos recomiendan tacones de hasta 5 cm de altura

Al estar de pie

  • Párese derecho y estire su columna vertebral en toda la longitud
  • Si tiene que permanecer de pie durante mucho tiempo, transfiera el peso corporal alternativamente de un pie al otro
  • Mantenga la cabeza, el torso y las piernas en línea recta, sin levantar la barbilla

Al dormir

  • Intente dormir de lado, colocando una almohada entre sus piernas (especialmente en la segunda mitad del embarazo)
  • Puede poner una almohada adicional debajo de su estómago, si esto le hace sentir más cómoda
  • No es recomendable acostarse sobre su espalda al final del embarazo, porque puede causar dolor de espalda y además tiene un efecto negativo en otros órganos
  • Antes de levantarse de la cama, primero gire hacia un lado, siéntese y después levántese lentamente
  • Trate de irse a la cama temprano y, de ser posible, duerma más durante el día, recuerde que una mujer embarazada necesita mucho descanso
  • No levante objetos pesados. Al levantar objetos livianos hágalo correctamente, sin inclinarse hacia adelante.

Si el dolor de espalda en el embarazo intenta interrumpir el curso normal de la gestación, trate de no desesperarse. Siga nuestros consejos y persista en el cuidado de su salud y su futuro.

Al planear un embarazo, es imperativo prestar atención al exceso de peso y a los trastornos de la postura. También es un buen momento para comenzar a ir a la piscina y practicar los ejercicios adecuados, bajo supervisión. Aliméntese bien y comparta más tiempo al aire libre. Y deja que tu embarazo solo te traiga alegría y emociones positivas.

Dolor de espalda en el embarazo
Califica este artículo