Deportes que dañan la columna vertebral y causan lesiones de espalda

lesiones de espalda

Los deportes y la competencia atlética han sido durante mucho tiempo una fuente conocida de lesiones en la columna vertebral. Las lesiones de espalda relacionado con actividades deportivas son más comunes de lo que se piensa, los casos nuevos de este tipo de lesiones supera el 8% en España.

Algunos deportes, como el levantamiento de pesas, salto de altura, lucha libre, buceo, karate, fútbol y cualquier otro deporte que esté asociados con cargas grandes en la espalda, puede provocar fracturas en la columna vertebral.

“Los deportes y las lesiones de espalda van de la mano, pero una de las mejores formas en que los atletas pueden protegerse es a través de la educación y la conciencia”

Es fundamental que cualquier equipo de deporte cuente con un personal médico que tenga un plan para la estabilización, en caso de presentarse este tipo de lesión, para proteger la médula espinal.

El atleta debe estar orientado a un entrenamiento racional, en el cual la columna vertebral se adapte al estrés y las cargas crecientes sistemáticas: impactos, efectos de tracción, compresión y torsión de los ejercicios físicos.

Tipos de lesiones de espalda relacionadas con el deporte

Las lesiones en la columna vertebral son posibles cuando se participa en actividades físicas. El 20% de todas las lesiones que ocurren en los deportes involucran una lesión en la parte baja de la espalda o el cuello.

Lesiones de espalda en la zona lumbar

La espalda baja está sujeta a una gran tensión en muchos deportes. Esta afección se presenta con regularidad en los deportes que usan impacto repetitivo, un movimiento de torsión o carga de peso al final de un rango de movimiento, por ejemplo, correr, jugar golf o levantamiento de pesas.  Estas y otras actividades similares, comúnmente causan daños en la zona lumbar.

Las distensiones musculares de la espalda baja y los esguinces de ligamentos pueden limitar el rendimiento deportivo. Los síntomas incluyen dolor, hinchazón, hematomas, debilidad, entumecimiento en la columna vertebral y/o extremidades. Cuando no se trata, los síntomas empeoran progresivamente, a veces dejando inmóvil al atleta.

Muchos atletas, flexionan su columna vertebral durante la práctica y la competencia. Cuando el cuerpo gira mientras la columna está flexionada, se coloca una carga sustancial en los discos intervertebrales.

Los discos sobrecargados pueden comenzar a “deslizarse” y provocar una lesión conocida como hernia de disco.

lesiones de espalda baja

El tratamiento lo determina un especialista en ortopedia, ya que a veces se necesita cirugía. La mejor medida preventiva que los atletas pueden tomar, es participar en un programa integral de fisioterapia destinado a fortalecer y estirar la espalda baja.

Lesión en la columna cervical

El cuello se lesiona con mayor frecuencia en deportes que involucran contacto, por ejemplo, el Fútbol o Rugby, que colocan la parte alta de la columna en riesgo de lesión.

aguijón de cuello

Los aguijones cervicales ocurren cuando la cabeza de un atleta es forzada hacia atrás y/o hacia un lado. En este momento, los nervios cervicales pueden comprimirse o estirarse demasiado, causando dolor que se irradia a través de uno de los brazos. Los atletas lesionados describen este dolor como una “descarga eléctrica” que dura desde unos pocos segundos a minutos.

La mejor manera de prevenir las lesiones en la columna cervical es a través de fisioterapia dirigida a fortalecer los músculos cervicales, los tendones y los ligamentos. Además, usar una técnica que permita bloquear y abordar adecuadamente el deporte para evitar tener problemas con la columna cervical.

Lesiones de espalda en la columna torácica

La parte media de la columna vertebral a nivel de la caja torácica tiene menos probabilidades de lesionarse porque es relativamente inmóvil y tiene soporte adicional. Sin embargo, las lesiones observadas aquí pueden involucrar fractura de costillas y neuralgia intercostal, así como distensiones musculares intercostales en deportes que involucran rotación del torso, por ejemplo:

lesión en la columna torácica
  • Golf
  • Gimnasia
  • Natación
  • Tenis
  • Voleibol
  • Cualquier entrenamiento de pesas con rotación
  • Incluso Porristas y Bailarines

Los movimientos repetitivos de torsión, giro y extensión ejercen una enorme cantidad de estrés en las vértebras espinales. Una columna sobrecargada es propensa a sufrir pequeñas grietas vertebrales, conocidas como fracturas por estrés.

Los síntomas comunes de fractura por estrés vertebral son dolor, hinchazón y hematomas. La mejor manera de reducir los síntomas, y también prevenir futuras fracturas, es evitar el entrenamiento excesivo o consultar a un especialista en columna vertebral cuando experimente algún síntoma, ya que ignorar estos síntomas a menudo puede empeorar la afección.

Relación de los deportes y la espalda

No todos los deportes dañan la espalda. De hecho, los deportes que incluyen ejercicios simétricos y mixtos previenen el desarrollo de trastornos posturales en niños sanos. Estos crean condiciones favorables para la formación de la postura y la columna vertebral en atletas jóvenes, corrigen las violaciones existentes de la postura y previenen la progresión de la escoliosis de primer grado.

Lesiones de espalda por levantar peso

Pero, cuando los deportes se realizan con una carga asimétrica, el sistema musculoesquelético del atleta comienza una progresión de las desviaciones patológicas existentes de la postura y la columna vertebral.

La actividad física excesivamente intensa durante los deportes que requieren alta flexibilidad, movilidad de la columna y alta carga estática, pueden causar cambios patológicos en los cuerpos vertebrales y los discos intervertebrales.

Cualquier dolor debe tomarse como una especie de señal SOS, porque pueden significar los primeros signos clínicos de una lesión de espalda. Por lo tanto, si sientes dolor en la columna, debes tratar de eliminarlo desde el principio y hacer ejercicios de gimnasia terapéutica.