Cifoplastia para el tratamiento de fracturas espinales

Cifoplastia para el tratamiento de fracturas espinales

La cifoplastia es un método mínimamente invasivo para el tratamiento de fracturas vertebrales de la columna torácica, media, baja y lumbar. Este procedimiento estabiliza una vértebra rota o porosa.

La técnica quirúrgica de la cifoplastia ha reemplazado casi por completo a la vertebroplastia. Existen dos procedimientos diferentes: cifoplastia con balón destructor de sustancias y cifoplastia por radiofrecuencia con preservación de sustancias.

Con este procedimiento, el cuerpo vertebral roto puede enderezarse y estabilizarse inmediatamente con cemento óseo viscoso. Por lo tanto, el paciente se libera rápidamente del dolor y aumenta la movilidad.

Las mujeres se ven afectadas con mucha más frecuencia que los hombres. Los cambios físicos durante la menopausia alteran el equilibrio hormonal y con ello el metabolismo del calcio, debilitando de esta forma los huesos.

Si estás buscando información sobre este procedimiento médico, has llegado al lugar correcto. Aquí te diremos las áreas principales de aplicación, ventajas, preparativos, técnica quirúrgica, posibles complicaciones y riesgos, cuidados después de la cirugía.

Áreas principales de aplicación

Aplicaciones de la cifoplastia

La osteoporosis es la razón principal de una cifoplastia, especialmente cuando las terapias convencionales ya no mejoran los síntomas. La cifoplastia también se puede usar para fracturas del cuerpo vertebral relacionadas con el cáncer.

Existe el riesgo de que las partes óseas del cuerpo vertebral roto obstruyan y constriñen las estructuras circundantes. Si las vías nerviosas motoras se reducen, pueden ocurrir trastornos del movimiento y alterar la percepción de los sentidos.

Otras posibles aplicaciones son:

  • Metástasis y tumores del cuerpo vertebral (por ejemplo, hemangioma)
  • Deformidades vertebrales congénitas (vértebras de cuña)
  • Necrosis de los cuerpos vertebrales (enfermedad de Kümmel-Verneuil)

Ventajas

La cifoplastia tiene grandes ventajas. Este método moderno está ayudando a muchos pacientes que han sufrido fracturas vertebrales. Algunas de las más importantes son:

  • Garantiza el alivio inmediato del dolor y la funcionalidad de la columna lumbar dañada.
  • Realizar movimientos independientes y caminar inmediatamente después de la operación.
  • Corta estadía en el hospital. En general, puede irse a casa dos o cuatro días después de la operación.
  • Regreso a sus actividades habituales seis semanas después de la operación.
  • Fase de rehabilitación corta.
  • Éxito de la cirugía de aproximadamente el 95%
Ventajas de la cifoplastia

Preparativos para una cifoplastia

En comparación con la vertebroplastia, en la mayoría de los casos, la cifoplastia debe realizarse bajo anestesia general. Además de los exámenes preliminares, es necesario agregar algunos más que proporcionan información sobre el estado general del sistema cardiovascular, por ejemplo, un electrocardiograma o valores sanguíneos actuales.

Las imágenes son esenciales, estas pueden ser radiografías o imágenes de tomografía computarizada de la columna vertebral. Para lograr una buena y completa preparación, el paciente es ingresado en el hospital a más tardar el día antes de la operación.

Una consulta previa con el anestesista el día antes de la cifoplastia, indicarán posibles riesgos para el paciente. Además, el médico indagará sobre los medicamentos que el paciente está tomando y que el anestesista pueda tener que interrumpir.

En los ancianos, los anticoagulantes juegan un papel crucial. Estos pueden conducir a complicaciones mayores durante la cifoplastia. Una vez dentro del centro médico, el personal se asegura de que el paciente siga todas las instrucciones. Incluyendo las de los días previos a la cirugía.

Técnica quirúrgica

Esta técnica quirúrgica compleja ha dado buenos resultados, particularmente en el tratamiento de cuerpos vertebrales frágiles a través de la osteoporosis. Con la cifoplastia, el cuerpo vertebral poroso vuelve a estar en forma.

reparar vertebra rota

Para hacer esto, se inserta una aguja hueca grande en la vértebra dañada bajo control de rayos X. A través, de una abertura natural en el lado de la columna vertebral sin dañar las estructuras de ligamentos circundantes e importantes.

Se inserta un pequeño globo a través de la vértebra rota. El globo se empuja hacia la frágil vértebra y se infla allí bajo presión. Esto hace que el cuerpo vertebral colapsado se expanda. La cavidad resultante se llena con cemento óseo.

El cemento óseo utilizado en la cifoplastia es un llamado biocemento, que consiste en hidroxiapatita, una sal de fosfato de calcio con un grado muy alto de dureza. Dado que este material también se encuentra en los huesos naturales, el cuerpo humano lo tolera muy bien.

Posibles complicaciones y riesgos

Cualquier intervención en la columna conlleva a riesgos y la médula espinal puede lesionarse. Esto incluye la anestesia general durante la intervención y luego de ella, pudiendo ocasionar náuseas, mareos y dolor de cabeza, entre otras cosas.

Además, al introducir material extraño y cortar la piel, los patógenos pueden ingresar al cuerpo y provocar infecciones e inflamación. Pero, la principal complicación en la cifoplastia es la fuga del cemento óseo líquido del cuerpo vertebral.

Sin embargo, el cemento óseo utilizado en la cifoplastia es relativamente viscoso y, debido a la cavidad preparada, puede introducirse en el cuerpo vertebral frágil con menos presión. Esto minimiza la probabilidad de que el material tenga fugas.

Cuidados después de la cirugía

Después de la cifoplastia no se requiere reposos en cama. Unas pocas horas después de la operación, el paciente puede ponerse de pie en compañía y moverse normalmente. Como regla general, el dolor desaparece inmediatamente después del procedimiento.

Al igual que con todas las operaciones vertebrales, en algunos casos se recomienda el uso del corsé a corto plazo. El paciente puede ser dado de alta a su hogar uno o dos días después del procedimiento.

Para reducir el dolor después de la operación, en la mayoría de los casos, se coloca un catéter de dolor durante la operación, que permanece generalmente unos días después de la operación.

Cuidados después de la cirugía

Un examen médico y un examen de rayos X se llevan a cabo el día después del procedimiento. La curación de heridas generalmente no es complicada, ya que solo se requieren dos pequeñas incisiones durante el procedimiento.

Dentro del proceso de recuperación, un fisioterapeuta le explica al paciente el comportamiento postoperatorio correcto y las próximas medidas de rehabilitación, que generalmente pueden comenzar una semana después del procedimiento.

En caso de fracturas frecuentes del cuerpo vertebral osteoporótico, se debe llevar a cabo una terapia farmacológica adecuada y mediciones regulares de la densidad ósea para prevenir fracturas adicionales.

La pérdida ósea tiene muchas causas. Por eso es necesario un cuidado de la osteoporosis después de la cirugía. Aquí te señalamos algunas técnicas de prevención:

  • Fisioterapia para activar los músculos esqueléticos.
  • Estimulación biomecánica o terapia de vibración (placa de vibración)
  • Consejos nutricionales
  • Sustitución de vitaminas y minerales
  • Terapia de matriz ZRT
  • Regulación ácido-base