Rectificación de columna: todo lo que debes saber

La columna vertebral no es completamente recta, esta posee curvaturas normales que se pueden ver afectadas por diferentes causas. Cuando estas curvas disminuyen y la columna queda en forma recta, estamos en presencia de una rectificación de columna.

La rectificación de columna aparece comúnmente en la zona lumbar y cervical

La rectificación de columna aparece comúnmente en la zona lumbar y cervical. Puede surgir por problemas congénitos o por causas externas. El diagnóstico se hace a través de un examen radiológico realizado por un especialista.

Esta variación anormal de la columna no representa ningún riesgo potencial para la salud. Estudios médicos indican que para mejorar los síntomas no es necesaria la cirugía. Existen métodos que pueden ayudar a aliviar el dolor de manera significativa.

Para entender mejor la rectificación de columna. En el siguiente artículo podrás ver los principales síntomas y causas de esta alteración vertebral. Además, te mostraremos algunos ejercicios básicos que te ayudarán a mejorar las molestias causadas por esta condición.

Síntomas

El primer síntoma de la rectificación de columna, es la presencia de dolor crónico en el cuello, que puede extenderse a: cabeza, mandíbula y miembros superiores. Los pacientes también indican sentir dolor de cabeza, dolor de espalda, mareo, vértigo, tensión muscular y acúfenos.

Para reconocer si estamos en presencia de una rectificación de columna, debemos presentar síntomas característicos, algunos de ellos son:

  • El primer síntoma de la rectificación de columna, es la presencia de dolor crónico en el cuelloAlteración de la vista y la memoria
  • Dolor de cabeza y extremidades superiores
  • Cansancio crónico
  • Problemas para dormir
  • Zumbidos en oídos
  • Mareos frecuentes
  • Alteración del sueño
  • Embotamiento parcial

Causas de la rectificación de columna

La rectificación de columna es causada por problemas de nacimiento o a la falta de actividad físicaEsta condición puede ser causada por algún problema desde el nacimiento, pero también puede deberse a la falta de actividad física, sedentarismo, cansancio o estrés, contracturas musculares y mala postura.

Los elementos implicados en la aparición de la rectificación de columna, tienen que ver más con el estilo de vida, la mala alimentación representa una influencia fundamental. Existen casos donde esta ocurre después de accidentes pequeños como una caída o latigazo cervical.

Diagnóstico

Un buen diagnóstico debe ser realizado por un Fisioterapeuta acreditado. De acuerdo al origen de la rectificación de columna el médico le mandará el tratamiento adecuado. El especialista revisará si existe ruptura de ligamentos o desplazamiento cervical.

El dolor del cuello aparece inmediatamente después de la lesión y se puede extender hacia la cabeza, mandíbula y hombros. Para un diagnóstico adecuado se usa una radiografía de columna, donde se observa la perdida de curvatura.

Tratamiento para la rectificación de columna

Para calmar los dolores los médicos recetan analgésicos y antiinflamatorios. Sin embargo, estos no pueden ser usados de manera prolongada. Existen opciones como: modulación neuromuscular, terapia neural y ejercicios físicos que ayudan a mejorar esta condición.

La rectificación de columna no es una enfermedad y, por ende, para su mejoría los médicos no contemplan la cirugía. Algunos métodos para atacar y aliviar directamente el problema son:

Uso de compresas frías y calientes

En los primeros días del traumatismo, pueden colocarse compresas frías cada 3 horas en el área afectada, a modo de desinflamatorio. A partir de la segunda semana aplique compresas calientes después de realizar los ejercicios terapéuticos.

Sentarse correctamente

Sentarse de forma incorrecta, causa tensión en la columna, principalmente en la zona lumbar. La posición ideal para sentarse es erguida, manteniendo la columna en forma recta sin encorvarse.

Aumento de la actividad física

Una de las maneras más eficaces de librarse de esta condición, es aumentando nuestra actividad física. Disminuir el sedentarismo ayuda a perder peso y mantiene la flexibilidad muscular. Además, sirve para fortalecer los músculos que rodean la columna.

Ejercicios de compensación muscular

Después de un diagnóstico preciso, el fisioterapeuta podrá recomendar los ejercicios adecuados para mejorar la rectificación de columna. Los estiramientos musculares del cuello, cintura, pectorales, zona abdominal y de los isquiosurales son de gran ayuda. Algunos de estos ejercicios son:

Ejercicios para la rectificación de columna: flexión

Ejercicios de flexión

Se coloca la cabeza hacia adelante flexionándola arriba y abajo de 5 a 8 veces, teniendo como posición inicial el mentón hacia el pecho, hasta cuando sienta estiramiento de la nuca.

Ejercicios de inclinación lateral

Inclinar la cabeza de un lado a otro sin girar, por un lapso de 5 a 8 minutos. Cada vez que incline la cabeza hacia un lado coloque el brazo contrario detrás de la espalda.

Ejercicio de inclinación lateral más giro

Gire e incline la cabeza del lado contrario al dolor, repita de 3 a 4 veces. Ahora gire e incline su cabeza del lado doloroso, repita de 3 a 4 veces y para finalizar gire la cabeza hacia el lado doloroso e incline hacia el lado contrario y mire hacia atrás, repita lentamente 2 veces.

Ejercicios para la rectificación de columna: inclinación lateral más giro

Ejercicios de movilidad

Existen muchos ejercicios de movilidad que son eficaces para mejorar la rectificación de columna, 5 ejercicios importantes que puede realizar usted mismo son:

  1. Realice círculos con los hombros lentamente en todas direcciones, repita 10 veces.
  2. Junte las manos adelante y luego llévelas hacia atrás con un movimiento lateral todo lo posible, repita de 4 a 8 veces lentamente.
  3. Codos doblados y manos hacia arriba, trate de tocar codo con codo adelante y luego lleve los brazos hacia atrás en la misma posición, repita de 4 a 8 veces lentamente.
  4. De pie o sentado y con piernas separadas. Con los codos estirados hacia abajo, gire el tronco 4 a 6 veces de un lado y luego de 4 a 6 veces del otro lado.
  5. Lleve los codos hacia la espalda, tratando de juntarlos y luego estire los brazos hacia arriba de 4 a 8 veces lentamente.

Recomendaciones generales

  • Si al realizar los ejercicios siente mareos, náuseas, dolor agudo o rigidez, no continúe con las actividades físicas y acuda a un médico inmediatamente.
  • Realice los ejercicios bajo supervisión, de ser posible.
  • Se recomienda combinar estas técnicas con ejercicios aeróbicos de bajo impacto.
Rectificación de columna: todo lo que debes saber
3.7 (73.33%) 3 votos