El dolor en la espalda y la hiperlordosis

Las personas pueden experimentar algunos cambios en la postura, como hiperlordosis. El efecto puede tener consecuencias para nosotros a nivel de músculos, huesos y articulaciones.

La mayor parte de nuestro movimiento tiene lugar en la región lumbar, que es la razón de un tumor fisiológico tan grande. Sin embargo, hay casos en los que la curvatura es muy pronunciada y es entonces cuando se produce el dolor de espalda.

Uno de los síntomas más comunes de la hipertrofia lumbar es la flatulencia o un abdomen en forma de globo con un arco lumbar prominente.

Este efecto puede traernos algunos problemas que pueden limitar nuestra vida diaria como dolor lumbar y espondilolistesis debido a la mala postura que adoptamos si pasamos por este proceso. Este cambio.

Qué es la hiperlordosis lumbar

La hiperlordosis lumbar es una deformidad patológica de la columna vertebral. Incluye una curvatura excesiva de la columna en la zona lumbar. Según los traumatólogos, los lipomas crean una característica curva en forma de C en la región lumbar.

Tener que aguantar este cambio es más común de lo que piensas. Especialmente en mujeres y niños de 6 a 16 años. Cuando un niño tiene la parte baja de la espalda agrandada, el abdomen y la pelvis se doblan hacia adelante. Además, uno de cada tres niños tiene una enfermedad reproductiva insatisfactoria, que vuelve a la normalidad a medida que el niño crece.

Síntomas

Algunos de los síntomas de la hiperlodosis lumbar son:

  • Tensión y rigidez en la zona lumbar.
  • Curvatura excesiva de la columna.
  • Sensación de hormigueo en las extremidades.
  • Dolor de espalda baja al caminar o estar de pie por mucho tiempo.
  • Daño a la columna vertebral y tejidos blandos, región lumbar.

Causas de la hiperlordosis lumbar

Hay muchos factores que pueden causar o contribuir a la hiperlordosis, puede ser congénita o puede adquirirse a través del estilo de vida que llevamos. A continuación, te explicaremos algunas de las causas de esta patología.

Mala postura

Pasamos mucho tiempo sentados, ya sea para trabajar o para recuperarnos.

Por lo tanto, cuando tratamos de estabilizar y sostener la columna, los músculos alrededor de la espalda baja pueden contraerse y empujar la columna hacia afuera, lo que a su vez aumenta la curvatura de la columna.

Obesidad

El exceso de grasa en el abdomen y las nalgas aumenta la presión sobre la parte inferior de la espalda, lo que puede provocar una curvatura de la columna lumbar en forma de C.

Sedentarismo

Un estilo de vida sedentario y sedentario, además de un mayor riesgo de obesidad, puede debilitar los músculos centrales alrededor del tronco y la pelvis.

Esto nos impide mantener la columna recta y todo esto eventualmente conduce a una excesiva curvatura de la columna.

Tratamiento de la hiperlordosis lumbar

Después de que se diagnostica la hiperlordosis lumbar, su cirujano ortopédico puede comenzar a recetarle medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor.

A veces, para ayudar a mantener una postura correcta, prevenir el dolor y brindar soporte lumbar, se puede recomendar un aparato ortopédico, un tipo de cinturón que el paciente puede usar para corregir la postura.

El uso de cualquier órtesis debe ser siempre bajo la supervisión de un especialista, ya que el médico nos indicará cómo utilizarla para evitar atrofias musculares o problemas similares.

Los terapeutas también enfatizan la mejora al realizar ejercicios terapéuticos bajo la supervisión de un fisioterapeuta. Sin embargo, existen muchos ejercicios para corregir la hiperlordosis que se pueden realizar en casa siguiendo las recomendaciones de fisioterapeutas profesionales.

Ejercicios para corregir la hiperlordosis lumbar

Hacer ejercicios para la hiperlordosis lumbar tiene muchos efectos positivos. El ejercicio regular durante 1 hora, 3 veces a la semana con diferentes ejercicios ayudará a estabilizar la parte inferior de la espalda, fortalecer los músculos de la espalda y aumentar la flexibilidad de los músculos de la parte inferior de la espalda.

Para estabilizar la espalda baja, es mejor hacer los siguientes ejercicios:

  • Abdominales.
  • Ejercicios de Superman: incluyen tumbarse boca abajo, con los brazos extendidos, y al mismo tiempo levantar los brazos, las piernas y el pecho del suelo. Sostén por dos segundos y exhala. A medida que bajamos las piernas, los brazos y el pecho, inhala.
  • Ponerse en cuclillas. Lagartija inversa: lleva las piernas hacia adelante, siéntate e inclínate hacia atrás. Su espalda debe estar en un ángulo de 45 grados con respecto al piso. Con las palmas hacia adentro, miraremos nuestro pecho y levantaremos las caderas mientras apoyamos nuestro peso con las manos y los talones. Mantenga la posición durante 10 a 15 segundos.
  • Levantamos las caderas: nos acostamos boca arriba y doblamos las rodillas. Mantenga los pies separados al ancho de las caderas y los talones a unos centímetros de las nalgas. Contraemos los glúteos y presionamos con los talones para levantar las caderas. Mantenemos la posición durante 2 o 3 segundos.

En muchos casos, la hiperlordosis de la columna lumbar es causada por factores de estilo de vida individuales. Por lo tanto, mantener un peso saludable y hacer ejercicio con regularidad puede mejorar los problemas de bipedestación y el dolor de espalda. En el caso de que el ejercicio no alivie los síntomas de la hiperlordosis, debes consultar a un terapeuta para que te ayude y te aconseje mejor.