El dolor cervical afecta a las articulaciones y los discos

El dolor cervical es una condición común relacionada con la edad que afecta las articulaciones y los disco en el cuello. Se desarrolla como consecuencia del desgaste del cartílago y los huesos que se localizan en la columna cervical y que se extienden al cuello. Si bien es cierto que esta condición es en gran parte debido a la edad, también es un hecho que puede ser ocasionada por otros factores.

Se calcula que más del 85% de las personas mayores de 60 años, padecen esta condición, aunque muchas de ellas jamas experimentan síntomas. En algunas personas, esta condición puede ocasionar dolor y rigidez severa, sin embargo, muchas personas que la padecen son capaces de llevar sus actividades diarias con normalidad.

el-dolor-cervical

Desafortunadamente los huesos y el cartílago protector en el cuello, son propensos al desgaste, lo cual puede conducir al dolor cervical, generando a su vez una condición que se conoce como espondilosis cervical. Las posibles causas de esta enfermedad incluyen las espuelas de hueso, que son crecimientos de hueso que se dan como resultado del intento del cuerpo por hacer crecer hueso adicional para hacer más fuerte la columna vertebral.

Sin embargo, este hueso adicional puede ejercer presión sobre áreas delicadas de la columna vertebral, como el caso de la médula espinal y los nervios, todo lo cual al final se traduce en dolor. El problema también puede ser originado por discos espinales deshidratados. En este caso los huesos de la columna tienen discos entre si, los cuales son como gruesos cojines que absorben los golpes de elevación, los giros y otros movimientos.

dolor-cervical

El material de gel dentro de estos discos puede secarse con el tiempo, haciendo que las vertebras de la columna rocen entre si, generando dolor. Esta condición puede comenzar a partir de los 40 años en adelante, aunque no es lo único que puede generar el dolor cervical ya que los discos espinales también pueden desarrollar grietas que provocan la fuga de este material de relleno interno. A su vez, el material puede ejercer presión sobre la médula espinal y los nervios, dando como resultados síntomas que incluyen ciática y adormecimiento del brazo.

También es un hecho que si se ha tenido una lesión en el cuello, como por ejemplo, una caída o un choque en el coche, esto puede acelerar el proceso de envejecimiento. Por lo que respecta a la rigidez del ligamento, es importante decir que los cordones resistentes que conectan los huesos de la columna vertebral entre si, pueden llegar a ser incluso mucho más rígidos con el paso del tiempo. Esto afecta directamente el movimiento del cuello y hace que esa zona en particular se sienta más apretada.

Si hablamos de factores de riesgo, el más grande es el envejecimiento. Es decir, el dolor cervical se desarrolla como resultado de cambios en las articulaciones del cuello conforme se envejece. La hernia discal, la deshidratación de los discos, y los espolones óseos, son todas condiciones resultado del envejecimiento.

Diferentes factores de envejecimiento pueden afectar el riesgo de presentar dolor cervical, incluyendo, lesiones en el cuello, actividades relacionadas con el trabajo que ponen tensión adicional sobre el cuello, el sobrepeso y la inactividad, factores genéticos y el habito de fumar.

El dolor cervical afecta a las articulaciones y los discos
Califica este artículo