Diferencia entre picos de loro y la hernia de disco

Los picos de loro son alteraciones que se producen en la formación de nuevas estructuras óseas en los bordes de las vértebras, los cuales tienen forma de gancho, semejante al pico de un loro, de ahí que reciban este nombre.

Llamados de manera científica osteofitos, los picos de loro pueden provocar diferentes síntomas como dolor intenso en la espalda, así como hormigueo en brazos o piernas; y por lo general se producen como consecuencia del envejecimiento normal de la columna, o por una mala postural a lo largo de los años. No obstante, también pueden ocurrir debido a otros problemas como artritis reumatoidehernia discal, entre otros.

El tratamiento de los picos de loro debe encontrarse orientado por parte del ortopedista, pudiendo ser indicado, en función del caso, el uso de corticoides o analgésicos con el objetivo de reducir la inflamación y el dolor. Además, la fisioterapia puede estar indicada para el fortalecimiento de los músculos alrededor de las vértebras afectadas, en determinadas ocasiones, puede llegar a ser necesaria la cirugía.

Síntomas de los picos de loro

Entre los principales síntomas de los picos de loro nos encontramos con los siguientes:

  • Se padece dolor que se irradia hacia los muslos, principalmente cuando se realiza un movimiento.
  • Se siente un dolor fuerte que se encuentra localizado en la espalda.
  • Sensación de hormigueo en las piernas cuando se desarrolla en la región lumbar o bien en los brazos cuando se localiza en la cervical.
  • Si se padece de rigidez muscular.
  • Limitación de los movimientos de la columna.
  • Disminución de la fuerza muscular.

Además, puede existir otros síntomas como la dificultad para poder tener control sobre la orina o las heces, sobre todo cuando los picos de loro se encargan de presionar algunos nervios de la columna. En el caso de los osteofitos en el cuello, puede llegar a provocar la existencia de problemas de deglución por culpa de que haya compresión en el nervio laríngeo.

Ante la presencia de los síntomas de picos de loro mencionados, es importante proceder a consultar en el ortopedista para que sea quién se encargue de efectuar el correspondiente diagnóstico; y de esta manera que se proceda a llevar a cabo el correspondiente tratamiento.

Diagnóstico de los picos de loro

El diagnóstico de los osteofitos es realizado por parte del ortopedista a través de un examen físico, evaluación de los diferentes síntomas que sufre el paciente, los antecedentes personales y la realización de exámenes de imagen, como radiografías de la columna, resonancia magnética o tomografía computarizada.

A través de estos exámenes de imagen se permite al médico que confirme el desgaste del disco intervertebral, acercamiento entre las vértebras y la formación de prominencias en la zona lateral de las vértebras, similar a un pico de loro, haciendo que se pueda dar comienzo al correspondiente tratamiento oportuno.

Causas de los osteofitos

Los picos de loro vienen originados por el desgaste del disco intervertebral, el cual provoca que las vértebras se aproximen mucho las unas con las otras, llevando así a la formación de nuevas estructuras óseas que se forman en los bordes de las vértebras.

Existen algunos factores que pueden contribuir a que crezca el riesgo de desarrollar osteofitos, como es el caso de los siguientes:

  • Sedentarismo
  • Obesidad
  • Artritis reumatoide
  • Envejecimiento natural de la columna
  • Malas posturas a lo largo de los años
  • Hernia discal
  • Osteoartrosis
  • Escoliosis
  • Lupus
  • Espondilitis anquilosante
  • Esclerodermia

Por todo ello, los osteofitos se dan con mayor frecuencia  a partir de  los 45 años debido al desgaste natural de los discos de la columna vertebral, en personas que tienen un exceso de peso, que son sedentarias y en aquellos individuos que sufrieron traumas en la columna o poseen enfermedades reumáticas.

De esta manera, para evitar la formación de picos de loro es importante que mantengas una postura adecuada a la hora de sentarte, pero también al dormir o al caminar; y también se recomienda evitar cargar mucho peso y hacer actividad física de una manera regular.

Diferencia entre picos de loro y la hernia de disco

A pesar de que son situaciones en ambos casos que lesionan los huesos y que provocan dolor y malestar, que puede estar relacionada con el envejecimiento y mala postura, hay que tener en cuenta que son diferentes los picos de loro y la hernia de disco.

Esta última es una situación en la que los discos intervertebrales se desgastan, provocando síntomas tras favorecer el contacto entre las vértebras; mientras que los picos de loro son alteraciones en los que hay una formación de una estructura ósea entre las vértebras.

Tratamiento de los picos de loro

El tratamiento de los picos de loro debe encontrarse orientado por el ortopedista con la finalidad de ayudar al alivio del dolor y el malestar, mejorando la calidad de vida. Existen diferentes tipos de tratamiento a los cuáles podemos recurrir, que son los siguientes:

Uso de medicamentos

En el caso de que se padezca de picos de loroel uso de medicamentos son indicados por parte del ortopedista cuando los síntomas son intensos e interfieren en la calidad de vida. Entre los medicamentos más utilizados se encuentran los siguientes:

  • Analgésicos (parecetamol).
  • Antiinflamatorios (ibuprofeno, diclofenaco e ibuprofeno)
  • Corticoides inyectables (cortisona, aplicados sobre el músculo).

En algunos casos, el médico podría llegar a indicar a los pacientes afectados por osteofitos una combinación de distintos medicamentos, en función de los síntomas que este pueda presentar y la intensidad de los mismos. Además, también vendrá determinado por la respuesta del paciente al tratamiento en cuestión.

Fisioterapia

La fisioterapia puede estar indicada por el especialista, que recomienda el uso de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos del abdomen y la espalda; y que permiten mejorar el movimiento de la columna, la flexibilidad y la amplitud de los movimientos, además de contribuir a corregir la postura, el alivio del dolor y otros síntomas de la enfermedad.

Cirugía

La cirugía para los picos de loro se encuentra indicada por parte del especialista en los casos más graves, en los cuáles se observa una desviación de la columna, hasta el punto de hacer que haya dificultad a la hora de realizar actividades diarias.

De esta manera, se puede optar por una intervención quirúrgica para remover las nuevas estructuras óseas que se formaron en los bordes de las vértebras.