Cómo tratar las molestias en las vértebras

Muchas personas sufren de dolores en su espalda, en la columna vertebral, un dolor que se conoce con el nombre de raquialgia. Para saber cómo aliviar el dolor en una vértebra puede ser recomendable acostarse boca abajo, con las piernas apoyadas en unos cojines altos y situar una compresa tibia en la región donde se presenta el dolor por espacio de unos veinte minutos, aproximadamente.

Gracias a esta técnica es posible la relajación de los músculos situados en la espalda, haciendo que disminuya la tensión sobre cada vértebra  y los ligamentos; y por este motivo se consigue que se alivie el dolor en cuestión de tan solo unos minutos.

Otras de las medidas que también contribuyen a la hora de aliviar el dolor son el empleo de medicamentos, de una técnica como la acupuntura y, en los casos más graves, la realización de una cirugía. Estos tratamientos dependerán del estado de salud del individuo, de la causa que esté provocando el dolor y de los síntomas que presenten.

Opciones de tratamiento para aliviar el dolor en una vértebra y la columna

Existen diferentes opciones a la hora de saber cómo aliviar el dolor en una vértebra y en la columna en general, siendo algunas de ellas las siguientes:

Usar una compresa tibia

La colocación de una compresa tibia en la región en la que se presenta el dolor en la espalda, es decir, donde se encuentra la vértebra que provoca dolor, favorece un incremento del flujo sanguíneo en la región y que se encarga de la relajación de las estructuras musculares, provocando sensación de alivio y llegando a calmar el dolor.

Pueden ser empleadas compresas de gel de las cuales se pueden encontrar en la farmacia y otros establecimientos, así como bolsas de agua caliente, ya sean compradas o caseras preparadas haciendo uso de granos secos, entre otros.

Uso de medicamentos

Para poder aliviar el dolor en una vértebra otra de las opciones a las cuales se puede recurrir es el uso de medicamentos. El empleo de una pomada en la zona del dolor puede ser adecuada para poder hacer frente a los síntomas. existiendo una amplia cantidad de opciones en el mercado a las cuales se puede recurrir para hacerles frente; aunque en todo caso tendrá que ir siempre de la mano de un especialista cualificado que pueda identificar cuál es la mejor opción para ello.

En aquellas ocasiones en las que el dolor tiene una gran intensidad y afecta a las actividades diarias de la persona, el médico puede indicar el uso de analgésicos y antiinflamatorios. Estos medicamentos deben ser indicados y orientados por parte del traumatólogo ya que incluyen diferentes contraindicaciones y pueden llegar a provocar una serie de efectos secundarios que se deben tener también presentes; tal y como sucede en otros tratamientos.

Los medicamentos para el dolor en la columna se pueden usar durante algunas semanas; y deben acompañarse de un protector gástrico que evite las lesiones en el estómago.

Fisioterapia

Otra de las opciones que se pueden emplear para saber cómo hacer frente al dolor en una vértebra es la fisioterapia, con el uso de dispositivos específicos, masajes terapéuticos  y ejercicios que ayuden a mitigar el dolor y tratar los diferentes problemas de la columna, ya que esta se adapta a cada individuo con el objetivo de tratar la causa que origina el dolor.

En este sentido, lo ideal es que se realice a diario. Sin embargo, con dos o tres consultas a la semana puede ser suficiente para aliviar el dolor.

Estiramientos de los músculos

El dolor en la vértebra o en la columna en general también se puede llegar a aliviar y tratar con ejercicios que sean indicados por parte de un fisioterapeuta, ya que no todos los ejercicios son indicados.

Para ello se debe recurrir a un profesional que se encargue de poder mostrar la forma de proceder y los estiramientos que son más apropiados para cada caso en particular. De esta manera se podrán llegar a conseguir los mejores resultados posibles a la hora de efectuar los estiramientos de los músculos óptimos.

Diferentes estudios recientes han podido confirmar que las terapias basadas en estiramientos ayudan a mitigar el dolor sin la necesidad de tomar fármacos, y es que el flexibilidad la columna, como bien es sabido, logra tener un efecto analgésico.

Acupuntura

Las sesiones de acupuntura es una gran opción para poder hacer frente al dolor en una vértebra , pudiendo usarse en conjuntos con otros tratamientos médicos. El uso de esta técnica permite estimular las terminaciones nerviosas de la espalda; y haciendo que se desencadene un efecto antinflamatorio y analgésico.

Lo ideal en este sentido es someterse al menos a una sesión a la semana de acupuntura, mientras que los síntomas se encuentren presentes.

Estado de forma

Para solucionar los problemas derivados del dolor en la columna también hay que tener en cuenta el estado de forma y es que cuando se tiene un peso por encima del recomendado, sobretodo en casos de sobrepeso y obesidad, la columna se desvía levemente hacia atrás para corregir el equilibrio del cuerpo; y de esta manera evitar que se incline hacia adelante.

El exceso de curvatura en la espalda provoca que por cada kilo de peso extra se ejerza una presión de 4k más sobre cada una de las vértebras lumbares, las de la zona baja. Si se elimina esta grasa y se mantienen fuertes los músculos que rodean las vértebras, se conseguiré eliminar tensión, recuperar la estabilidad y alejar el dolor.

Los ejercicios abdominales pueden perjudicar pero los hipopresivos, en el caso de que no hay hipertensión, son efectivos y seguros. Habrá que tumbarse con las piernas dobladas y los pies en el suelo. Se debe coger aire notando como se abren las costillas, para meter el ombligo hacia dentro. Luego se debe vaciar el aire y aguantar la respiración durante 10 segundos. El proceso se deberá repetir en al menos cinco segundos; y de esta manera se conseguirá aliviar el dolor en una vértebra.