Cómo tratar la artrosis en la columna

Son muchas las personas que se interesan por saber cómo tratar la artrosis en la columna, pero antes de nada conviene conocer en qué consiste y cuáles son tanto sus síntomas como su origen. De esta manera, es más factible poder conocer la manera en la que se afronta el problema y los tratamientos que son llevados a cabo para tratar el problema en cuestión.

¿Qué es la artrosis en la columna?

La artrosis en la columna, también conocida como espondiloartrosis es una enfermedad degenerativa del cartílago de los discos que se sitúan entre las vértebras. Estas pierden elasticidad y esto hace que no cumplan con su función originaria de amortiguar los impactos que vienen provocados por el movimiento del propio cuerpo.

La artrosis en la columna puede ser  en el cuello, que se denomina artrosis cervical, o en la espalda baja, recibiendo el nombre de artrosis lumbar.

Tipos de artrosis en la columna

Asimismo, hay que destacar que existen tres tipos de artrosis en la columna en función de la causa que la provoca, siendo estos tipos los siguientes:

  • Artrosis de columna primaria o tipo I. Se presenta como una enfermedad hereditaria en la que hay una predisposición familiar, sin que haya causas conocidas.
  • Artrosis de columna secundaria o tipo II. Está relacionada con los niveles de hormonas esteroideas, principalmente con los niveles de estrógenos. Este tipo de artrosis en la columna se desarrolla en los primeros años de la menopausa.
  • La artrosis de columna tipo III. Esta se encuentra directamente relacionada con la edad, siendo considerada un sinónimo del envejecimiento.

artrosis en la columna

Síntomas de la artrosis en la columna

La enfermedad de artrosis en la columna puede ser asintomática o bien presentar algunos síntomas como:

  • Dolor en la espalda o en la columna vertebral.
  • Pérdida de flexibilidad en la columna vertebral.
  • Adormecimientos o corrientazos irradiados a las extremidades.
  • Rigidez en la columna vertebral.
  • Aumento del dolor con la actividad o tras pasar mucho tiempo de pie o sentado.

Causas de la artrosis en la columna

Existen diferentes motivos por los cuáles puede aparecer artrosis en la columna, una enfermedad degenerativa en la que la progresión depende de distintos factores traumáticos, genéticos, nutricionales y mecánicos.

Entre los factores a tener en cuenta sobre la aparición de artrosis de columna se encuentran los siguientes:

  • Envejecimiento. A partir de los 30 o 40 años de edad es normal que la radiología muestre signos iniciales de artrosis vertebral en algún nivel de la columna, independientemente de que se sufra o no dolor. Además, a partir de los 50 años se incrementa el riesgo de forma exponencial.
  • Sexo. Las mujeres tienen una mayor prevalencia a sufrir artrosis en la columna, ya que esta enfermedad afecta principalmente a mujeres de entre 50 y 55 años, coincidiendo con la menopausia y la reducción de los niveles de estrógenos.
  • Genética. La artrosis en la columna puede ser también una enfermedad hereditaria.
  • Actividad laboral. Repetir los movimientos articulares puede llevar a que se padezca sobrecarga articular a largo plazo.
  • Actividad física elevada. Los deportistas de élite tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Obesidad. No participa de manera directa en el desarrollo de la artrosis en la espalda, pero puede llegar a agravarlas en determinadas articulaciones como las rodillas.
  • Sedentarismo. Una vida sedentaria puede provocar debilidad en la espalda y en los músculos abdominales, los cuáles no son capaces de sostener la columna durante los movimientos o las retracciones de músculos paravertebrales.
  • Traumatismo. Las lesiones o fracturas pueden llegar a ser un factor que acabe desencadenando artrosis en la columna.

artrosis en la columna

Prevención de la artrosis en la espalda

A los pacientes que tienen riesgo de padecer artrosis en la espalda se les recomienda mantener una dieta sana y equilibrada, realizando ejercicio físico de manera moderada, y evitando aquellas actividades laborales que implican realizar un sobreesfuerzo. Además, se recomienda evitar la obesidad.

Por otro lado, los expertos aconsejan que las personas que tienen riesgo de padecerla deben ser cuidadosas a la hora de practicar deportes de contacto como el rugby o el fútbol.

Tratamiento de la artrosis en la espalda

Una vez que ya conoces qué es, las causas, los síntomas y cómo prevenir el padecer artrosis en la espalda, debes saber la manera en la que se puede tratar esta enfermedad, teniendo en cuenta que el tratamiento puede ser de dos maneras diferentes:

Tratamiento no quirúrgico

El principal objetivo del tratamiento de la artrosis en la columna es la de devolver al paciente su capacidad para poder realizar sus actividades normales y sin dolor. Para ello se recurren a procedimientos no quirúrgicos o conservadores, entre los cuáles hay que mencionar los siguientes:

  • Medicamentos como paracetamol, analgésicos opioides y AINEs.
  • Ejercicios de fisioterapia como programa de ejercicios, calor o frío, terapia de agua, TENS, masaje, etcétera.
  • Se deben llevar a cabo diferentes acciones enfocadas a la pérdida de peso. Esto implica llevar a cabo una dieta y plan de alimentación saludable así como la realización de actividad física para tratar de perder peso y mantenerse en unos valores que puedan considerarse aceptables para cada persona , de acuerdo a sus características, complexión, edad…

Tratamiento quirúrgico

Por otro lado, en el caso de que los tratamientos no quirúrgicos fracasen, se puede optar por un tratamiento quirúrgico tras un periodo de tiempo. Este tratamiento puede incluir el tener que someter al paciente a diferentes tipos de cirugía, los cuáles dependen de cada paciente. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Fusión intercorporal lumbar anterior
  • Microdiscoidectomía
  • Reemplazo de disco
  • Descompresión
  • Descompresión y fusión postero-lateral

De esta manera, a través de estos tratamientos se busca hacer frente a un gran problema como puede llegar a ser la artrosis en la espalda, una enfermedad que padecen más personas de lo que se pueda pensar en un principio.

Como sucede con cualquier otro tipo de enfermedad o problema de salud, es importante tener en cuenta que cuánto antes se pueda llegar a diagnosticar la enfermedad, habrá unas mayores posibilidades de poder hacer frente al problema a través del tratamiento que el especialista considera que es el más indicado.