Cómo estirar esternocleidomastoideo

El esternocleidomastoideo es un músculo grueso y fácil de palpar que podemos encontrar en la parte anterior y lateral del cuello, el cual cumple con diferentes funciones en función de si se activa uno sólo o ambos al mismo tiempo.

El cuello, al igual que sucede con la cara, es una región de nuestro cuerpo que se encuentra conformada por una gran cantidad de músculos, entre los cuáles se encuentran los escalenos, esplenio, rectos, músculos hioideos o el músculo esternocleidomastoideo. En la región del cuello es posible encontrar un músculo esternocleidomastoideo por cada uno de los lados.

¿Cuál es el esternocleidomastoideo?

El músculo esternocleidomastoideo es uno de los músculos más largos de la zona, ya que se extiende desde su origen en la clavícula y el esternón hasta llegar a insertarse en el hueso temporal, más en concreto en la apófisis mastoides.

El esternocleidomastoideo es un músculo que presenta distintas funciones dependiendo de si se activa uno solo o los dos. Para ello es importante saber cómo funcionan, y estos se activan de la siguiente manera:

  1. La contracción unilateral produce flexión en la cabeza, inclinación hacia el mismo lado y rotación hacia el lado contrario.
  2. Contracción de ambos esternocleidomastoideo se convierte en un potente flexor de la cabeza.
  3. Asimismo, ayuda a la hora de llevar a cabo la acción de inspirar.

Cómo estirar esternocleidomastoideo

Dicho lo anterior, es importante que sepamos estirar esternocleidomastoideo para evitar problemas y dolencias en esta zona del cuello. Para estirar este músculo de la región cervical debemos en primer lugar proceder a realizar una inclinación del cuello hacia el lado contrario, para seguidamente rotar la cabeza hacia el lado a estirar, haciendo que se mantenga la posición durante al menos dos minutos.

Este se trata de un autoestiramiento, pero si se quiere llevar a cabo un estiramiento más completo, con ayuda de otra persona, se realiza lo narrado con anterioridad, pero se añade una pequeña tracción del cuello. Durante el estiramiento se debe tratar de mantener un ritmo constante de la respiración.

Por lo general se trata de una zona que es más estirada que fortalecida, pero en aquellos casos en los que es necesario fortalecer el músculo, se pueden llevar a cabo movimientos suaves donde se incluyan la rotación, inclinación y flexión cervical, así como las movilizaciones activas de hombro. Se trata de un músculo cervical que flexiona, rota e inclina la cabeza.

El dolor en el músculo esternocleidomastoideo

En lo que respecta al dolor, la zona del cuelo es una región del cuerpo que es muy susceptible a cambios en los tejidos musculares debido a sobrecargas, así como a la adopción de posturas nocivas que se realizan de una manera constante y continuada.

En este tipo de casos, además de saber como estirar esternocleidomastoideo de acuerdo a las indicaciones realizadas, se deben llevar a cabo suaves movilizaciones, todo ello pensado para eliminar la tensión muscular. Sin embargo, en aquellos casos en los que hay un dolor severo, lo más recomendable es ponerse en manos de un fisioterapeuta, que será el profesional que tenga que evaluar y diagnosticar para luego indicar el tratamiento más adecuado.

Causas más frecuentes de dolor en el músculo del cuello

Muchas actividades de nuestro día a día pueden contribuir a afectar al músculo esternocleidomastoideo, sobre todo al mantener el cuello en determinada posición de forma constante o durante largos periodos de tiempo. Algunas causas habituales que generan dolor y problemas en esta parte del cuerpo son las siguientes:

  • Cuando se adoptan malas posiciones, ya sea a la hora de dormir como al estar sentado o incluso al llevar a cabo determinadas actividades.
  • Cuando se tensa la zona del cuello por culpa del estrés.
  • Al contraer el cuello por apoyar el teléfono entre el hombro y la oreja, algo que es habitual a la hora de utilizar este dispositivo de comunicación.
  • Cuando se mantiene la cabeza inclinada hacia algún lado durante un tiempo constante. como cuando escalamos, pintamos o miramos el dispositivo móvil.
  • Cuando se mantiene la cabeza girada durante un largo periodo de tiempo para fijar la atención en algún punto en concreto, como sucede en un auditorio, en el cine, etcétera.

Síntomas de problemas en el músculo esternocleidomastoideo

Entre los principales síntomas de problemas que se pueden dar en el músculo esternocleidomastoideo podemos destacar los siguientes:

  • Dolor en la mejilla, en la sien y en el ojo.
  • Vista borrosa o doble.
  • Lagrimeo en el ojo del lado afectado.
  • Dolor en la zona superior de la cabeza o en la frente.
  • Dolor en un lado del cuello, similar al que se puede sentir al día siguiente de hacer ejercicio.
  • Vértigo y desequilibrio.

Tratamiento para problemas en el músculo esternocleidomastoideo

Si sufres de problemas en el músculo esternocleidomastoideo es necesario que sepas las diferentes opciones que tienes para poder tratar problemas en el mismo, pudiendo recurrir a las siguientes soluciones:

  • Masajes: Con la ayuda de los dedos pulgar e índice, se deben buscar los puntos sensibles para luego hacer leves movimientos entre 5 a 10 veces al día, hasta que la dolencia se reduzca. La recuperación puede llegar a demorarse durante varias semanas.
  • Tratamiento médico: Un profesional de la salud, como es un médico o un fisioterapeuta, puede llegar a ofrecerte un asesoramiento apropiado en este sentido, ya que  puede determinar el origen del problema así como las posibles soluciones para hacerle frente  eliminar así las dolencias y otros problemas que afectan a este músculo.
  • Electroestimulación: En algunos casos se recomienda recurrir a la electroestimulación, que contribuye a conseguir  ayudar a calmar el dolor crónico de una manera natural, recurriendo para ello a impulsos eléctricos que tienen unos efectos secundarios mínimos. Se trata por ello de uno de los métodos más utilizados para hacer frete a este tipo de problemas en este músculo del cuello.
  • Compresas calientes: Ayudan a la hora de reducir el dolor y la inflamación. En el mercado se pueden encontrar diferentes compresas de este tipo que cuando combinan el calor con la humedad hacen que se pueda tener un efecto profundo sobre la zona afectada, ayudando a optimizar la circulación sanguínea y a reducir la inflamación de una manera más rápida.