Cáncer de columna vertebral

El cáncer de columna vertebral, es un crecimiento celular agresivamente anormal en la espina dorsal o vertebras. Puede desarrollarse en los huesos, nervios y otros tejidos. Los tumores vertebrales representan alrededor del 90% de los cánceres de columna.

El cáncer de columna vertebral, es un crecimiento celular anormal en las vertebras

La mayoría de los tumores de la columna vertebral son metastásicos, es decir se originan en otras partes del cuerpo. Por lo general se diseminan a la columna desde los cánceres de mama y pulmón en las mujeres o desde el cáncer de próstata en los hombres.

El cáncer de columna vertebral afecta a unas 10.000 personas al año. Algunos tumores de la columna, como los astrocitomas, ocurren con mayor frecuencia en niños y adolescentes. Aquí te mostraremos sus tipos, síntomas, causas y tratamientos más frecuentes.

Tipos de cáncer de columna vertebral

Hay muchos tipos de tumores de la columna vertebral, que se diagnostican y tratan por su ubicación y el tipo de células que contienen. Los cánceres de columna se dividen en dos tipos: primario y secundario.

cáncer de columna vertebral primarioEl “primario” se desarrolla dentro de la columna vertebral. Los tumores de la médula espinal también pueden ser cánceres primarios o secundarios (metastásicos). La mayoría de los tumores de columna vertebral primarios y metastásicos son tumores epidurales.

Estos tumores crecen en los huesos de la columna vertebral. A medida que crecen, pueden comprimir la médula espinal, las raíces nerviosas y el fluido espinal. No está claro qué causa los tumores que se desarrollan en la médula espinal o meninges que la cubren.

Los tumores vertebrales cancerosos (en las vértebras) son cánceres “secundarios” o cáncer metastásico que se han diseminado a las vértebras desde otra parte del cuerpo, como las mamas, la próstata o el riñón.

Existen otro tipo de cánceres de columna, que son los llamados tumores intradurales, los cuales se dividen en:

Intramedulares. Estos crecen dentro de la médula espinal, como los ependimomas y astrocitomas.

Extramedulares. Son los que crecen fuera de la médula espinal, como meningiomas, schwannomas y ependimomas mixopapilares.

Síntomas del cáncer de espina dorsal

Los síntomas del cáncer de columna dependen del tipo de tumor, tamaño, ubicación, historial de salud del paciente, entre otros. Los síntomas pueden ocurrir gradualmente o rápidamente. Los tumores metastásicos con frecuencia progresan rápidamente.

A medida que crece un tumor en la columna vertebral, este puede reemplazar los huesos o comprimir los nervios, provocando fracturas por compresión. Con frecuencia el primer síntoma de cáncer de columna vertebral es el dolor que siente por estos cambios.

La hora del día en que ocurre el dolor puede proporcionar información importante sobre el tumor. El dolor que se experimenta por la noche o en la mañana y que mejora a medida que se mueve es a menudo una señal de que el cáncer ha sufrido metástasis.

Si el tumor presiona la médula espinal, puede haber hormigueo o entumecimiento en los brazos o las piernas. Los síntomas que se desarrollan después de un tiempo incluyen torpeza, como por ejemplo no saber dónde están los pies.

A medida que la enfermedad progresa, los síntomas del cáncer de columna pueden incluir debilidad, incapacidad para mover las piernas y, finalmente, parálisis. El cáncer de columna vertebral puede afectar su capacidad de transmitir mensajes entre el cuerpo y el cerebro.

Los síntomas más comunes del cáncer de columna vertebral son:

  • Dolor de espalda, cuello y extremidades
  • Dificultad para caminar o pararse
  • Entumecimiento y pérdida de sensibilidad en piernas y brazos
  • Incontinencia
  • Deformación de la columna vertebral
  • Perdida de sensación
  • Debilidad muscular y parálisis
  • Parestesia y piel húmeda

Causas del cáncer de columna vertebral

Las causas del cáncer de columna vertebral no están muy claras. Se piensa que puede generarse por la existencia de genes defectuosos, que pueden ser heredados o aparecer con el transcurso del tiempo.

Los factores ambientales, el estilo de vida como: la alimentación, fumar y estrés. Además de la exposición a ciertos elementos químicos, pueden ser elementos determinantes para la aparición de este tipo de cáncer.

Tratamiento para el cáncer en el raquis

Antes de comenzar algún tratamiento, los especialistas deben realizar evaluaciones que permitan dar seguridad de la presencia del cáncer de columna. A menudo sus síntomas se asemejan al de otras enfermedades.

Para el diagnóstico de la enfermedad, se utilizan diferentes procedimientos, dentro de los cuales tenemos: Pruebas neurológicas, imágenes de resonancia magnética, electroencefalograma, tomografía computarizada y monitoreos.

La cirugía en estos casos es tomada como una solución de ultima instancia. Se puede usar terapia de radiación o quimioterapia. Junto con esto para la inflamación se recomienda el uso de corticosteroides.

El oncólogo será el encargado en el tratamiento de la enfermedad. Luego del diagnóstico se recomienda comenzar de inmediato con la terapia. La rapidez que se tenga para combatir la enfermedad, es muchas veces

determinante en la completa recuperación del paciente.

Otro tratamiento poco invasivo es la radiocirugía. Este método usa radioterapia robotizada para eliminar las células cancerosas de los tejidos sanos. El CyberKnife es una excelente opción para pacientes con tumores difíciles y pacientes donde hayan fallado las demás técnicas.

Algunos efectos secundarios causados por los diferentes tratamientos son: reacciones alérgicas a ciertos medicamentos, náuseas y fatiga, infecciones en el caso de tratamientos invasivos y complicaciones durante las cirugías.

Cáncer de columna vertebral
4 (80%) 2 votos