Síntomas, causas y tratamientos para la Listesis

La Listesis es una condición que se presenta cuando una vertebra se sale de su posición y se desplaza hacia adelante o hacia atrás, encima de otra vertebra. Se trata de un padecimiento que es más común en la zona lumbar, aunque también puede ocurrir en la zona torácica o incluso en la región cervical. Cabe hacer la aclaración que la Listesis o espondilolistesis, es diferente de una hernia de disco, que en este caso ocurre cuando uno de los discos de la columna vertebral se rompe.

Síntomas de la Listesis

Una cosa interesante con respecto a los síntomas de la Listesis tiene que ver con que muchas personas que la padecen, en realidad no se dan cuenta de que esto les esta afectando, debido a que no produce síntomas. Aun así, los síntomas más comunes de la Listesis pueden incluir:

espondilo-listesis.

  • Dolor de espalda baja que empeora durante la actividad y sobre todo cuando la persona se encuentra de pie. Con frecuencia se encuentra el alivio al recostarse.
  • Dolor, entumecimiento o incluso una sensación de hormigueo que se extiende desde la espalda baja hasta las piernas, lo que comúnmente se conoce como ciática. En este caso es un síntoma que se genera cuando las vertebras desplazadas presionan un nervio.
  • Músculos isquiotibiales apretados
  • Rigidez o dolor de espalda
  • Excesiva curvatura de la columna vertebral
  • También es importante tener en cuenta que todos estos síntomas pueden variar de forma considerable de una persona a otra.

¿Cuáles son las causas de la Listesis o Espondilolistesis?

Existen cinco diferentes tipos de Listesis y cada uno de ellos es producido por una causa diferente, por lo que es fundamental determinar exactamente que tipo de Listesis se padece. Las cinco causas diferentes de Listesis incluyen:

Un defecto congénito en la zona de la vertebra, lo cual provoca que se deslice hacia adelante.

Trauma repetitivo de la columna vertebral, que da origen a un defecto ene el desarrollo de la vertebra. Esto a su ves puede provocar el desprendimiento, que es muy común que se presente en los atletas, levantadores de pesas y gimnastas.

Las articulaciones de las vertebras se desgastan y se vuelven artríticas, algo que se conoce como Listesis degenerativa, la cual es más común que se presente en personas mayores.

Una lesión repentina o trauma en la espina dorsal, como puede ser una fractura que produce que la vertebra se deslice hacia adelante. A esto se le conoce como Listesis traumática.

Una anormalidad del hueso también puede causar Listesis, que en este caso puede ser generado por un tumor. Se trata de la Listesis patológica.

¿En qué momento se debe acudir al médico?

listesis

Una persona que padece de Listesis debe de acudir al médico cuando experimente un dolor de espalda persistente o rigidez. Igualmente cuando tenga un dolor persistente en los muslos o los glúteos y también cuando la curva de su espalda sea exagerada. El médico general puede examinar la espalda del paciente, aunque no muestre ningún síntoma visible de esta condición, incluso puede pedirle que levante su pierna recta, acostarse boca arriba, al tiempo que el medico sostiene su pie y lo levanta hacia arriba manteniendo la rodilla estirada.

Este procedimiento puede resultar muy doloroso si es que el paciente padece de Listesis, sin embargo este padecimiento puede ser fácilmente confirmado mediante los rayos X de la columna vertebral. Esta prueba demuestra que la vertebra se ha deslizado fuera de su posición o si se tiene una fractura. En caso de que se experimente dolor, hormigueo, entumecimiento o incluso debilidad en las piernas, es común que se ordenen pruebas adicionales como el caso de una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Con estos análisis más a detalle, se puede determinar si una persona tiene un nervio comprimido en su parte posterior.

Tratamientos para la Listesis

La manera en que la Listesis será tratada dependerá de los síntomas, así como su gravedad. En la mayoría de los casos lo primero que se recomienda es que se recurre a tratamientos no quirúrgicos. En este sentido lo común es que se opte por:

Un corto periodo de reposo, evitando actividades que requieran agacharse, levantar cosas pesadas o practicar deportes de contacto.

El uso de analgésicos antiinflamatorios como el caso del ibuprofeno o analgésicos más fuertes para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.

También se puede recurrir a la fisioterapia haciendo movimientos sencillos de estiramiento y ejercicios de fortalecimiento para ayudar a incrementar el rango de movimiento en la zona lumbar y los músculos isquiotibiales.

Se pueden aplicar inyecciones de corticosteroides entorno al nervio comprimido y en la zona espinal, cuando se tiene dolor, entumecimiento u hormigueo en las piernas.

Cabe mencionar que estos tratamientos solo producen un alivio temporal de los síntomas, sin embargo los síntomas pueden desaparecer completamente con el paso del tiempo. Un tratamiento quirúrgico se recomienda cuando los tratamientos anteriores no han tenido el efecto deseado. La operación quirúrgica requerida dependerá del tipo de Listesis que se padezca.