Dolor de espalda baja

Un dolor de espalda baja tiene un espectro muy amplio: puede ser un dolor que solamente pueda ser una molestia, hasta incapacitar totalmente a una persona por semanas e incluso meses.

Y es que es importante conocer mejor sobre un dolor de espalda baja, pues es más común de lo que nos pensamos: el 70-85% de la población de entre 30-60 años de edad, ha sufrido alguna vez en su vida un dolor de espalda baja.

Aquí veremos un poco sobre esto: Qué es, qué lo causa y cómo tratar el dolor de espalda baja.

¿Qué esconde un dolor de espalda baja?

Prevenir Dolor de espalda baja

Éste dolor esconde más que una simple molestia, y no debe pasar desapercibido. Puede esconder un episodio de lumbalgia, daño en los músculos o una lesión, incluso puede esconder una distensión muscular o un esguince lumbar.

Aunque da lo mismo que sea una distensión o un esguince, ya que el origen del dolor no influye tanto, ya que el tratamiento es prácticamente el mismo, sin importar el origen del dolor.

Cuando los músculos o los ligamentos de la parte lumbar de la espalda sufren un esguince o distensión, al área alrededor de los músculos, normalmente se inflama. La inflamación genera dolor e incluso espasmos en la espalda, provocando una lumbalgia aguda, que incluso puede crear dificultades para moverse.

Pero sigamos con el dolor, proviene siempre de la columna vertebral, los músculos, nervios de la espalda y otras partes del cuerpo que irradia hacia la espalda, como la parte media y superior de la espalda, una hernia e incluso un problema testicular o de ovarios.

La persona puede tener síntomas como hormigueo o quemazón en la espalda, un dolor sordo o agudo, e incluso debilidad en las piernas o pies.

Cabe aclarar que el dolor no es causado por un evento concreto, sino consecuencia de hacer cosas de manera incorrecta, como estar de pie, la postura al sentarse o estar de pie, levantarse, y más si es durante mucho tiempo, para que luego, un movimiento sin aparente peligrosidad, como agacharse o levantarse, desencadena el dolor o la inflamación.

Hombres y mujeres sufren igualmente el dolor de espalda baja, aunque obviamente la intensidad del color puede variar desde un dolor sordo y constante a una sensación repentina hasta uno agudo que incapacite a la persona.

La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿Cuánto dura un dolor de espalda baja? Obviamente depende de la gravedad del daño en la espalda y el estilo de vida del paciente, pero normalmente dura de unos pocos días a un máximo promedio de 12 semanas, obviamente con la debida atención médica.

Los síntomas de un dolor de espalda baja

Consejos para Dolor de espalda baja

Podríamos pensar que un dolor de espalda baja es aislado, pero no es así, el dolor no viene solo y trae más síntomas con él, y a los que hay que prestar atención para evitar que el dolor desemboque en otro tipo de lesiones o que dure más de lo que debería.

Los síntomas son:

● Dificultad para moverse, incluso ponerse de pie o caminar
● Dolor que llega hasta las ingles o glúteos, partiendo desde la espalda baja, y a veces puede llegar hasta los muslos
● Espasmos musculares
● Dolor al tacto o movimiento

Pero, hay que advertir que si tienes los siguientes síntomas acompañado de un dolor de espalda baja, deberías acudir cuanto antes al médico, pues puede esconder otro tipo de problema:

● Fiebre y/o escalofríos
● Pérdida de peso
● Debilidad en la(s) pierna(s)
● Dolor continuo abdominal

¿Qué provoca el dolor de espalda baja?

Podríamos pensar que la causa del dolor es el movimiento fulminante, el que desencadena los síntomas, pero no es así, como hemos mencionado anteriormente.

No hay una sola causa, pero sí se saben los factores que pueden provocar el dolor que quizá estés padeciendo:

● Esguinces o cepas que puedan originarse por una torsión o levantar algo incorrectamente y/o demasiado pesado, o por estiramiento excesivo.
● La degeneración de la espalda fruto del envejecimiento normal de todas las personas
● Vida sedentaria
● Espondilolistesis, que es una vértebra fuera de su sitio en la parte baja de la espalda
● Curvas en la columna, es decir, escoliosis o cifosis
● Depresión, estrés o trabajos que puedan castigar demasiado a la espalda

¿Cómo evitar el dolor de espalda baja?

No hablaremos aquí del tratamiento médico, pues depende de cada paciente y hay muchísimo material como para hablar exclusivamente de ello. Si padeces de un dolor de espalda, lo mejor es acudir al médico.

Sin embargo, tenemos algunos consejos para mantener tu espalda sana y prevenir este tipo de dolor:

● Hacer estiramientos antes de hacer ejercicio físico
● Tener una buena posición al sentarse o estar de pie
● Tener el escritorio a la altura adecuada
● Usar zapatos cómodos y con tacón no muy alto
● Tener una superficie firme para dormir y procurar curvar la espalda para abrir la circulación en ella
● Procurar estar en el mejor peso posible de acuerdo a nuestra edad y estatura. El sobrepeso es peligroso para la espalda
● Mantener una dieta adecuada
● Evitar el sedentarismo