Qué es la radiculopatía lumbar

La radiculopatía lumbar es una patología que puede ser bastante dolorosa para los individuos que la padecen, llegando a condicionar su vida y afectando a sus relaciones sociales o laborales. Por ello, es esencial identificar en qué consiste y cuál es su tratamiento.

¿Te gustaría identificar los síntomas y las causas de este padecimiento para poder prevenirlo? Quédate a leer este post, te mostramos todo lo que debes saber a continuación.

QUÉ ES UNA RAÍZ NERVIOSA

Una raíz nerviosa es una estructura que hace de transición entre la médula espinal y los nervios periféricos. Podríamos comparar la médula espinal como el tronco de un árbol y las raíces nerviosas como su nombre indica serían la parte de la raíz más cercana al tronco.

Una raíz estaría compuesta por fibras nerviosas, posteriormente esta raíz se divide para formar lo que se denomina un nervio periférico. Las raíces nerviosas aportan fibras nerviosas a distintos nervios. Así pues el nervio ciático estaría compuesto por fibras nerviosas de las raíces L4, L5, S1 yS2.

En la mayoría de los casos en los que decimos que tenemos una ciática lo que en realidad tenemos es una radiculopatía de alguna raíz que aporta fibras nerviosas a este nervio.

Una raíz nerviosa tienen fibras motoras y sensitivas, cada raíz nerviosa va a ser responsable del movimiento de músculos concretos y va recibir información sobre la sensibilidad de zonas concretas del cuerpo.

RADICULOPATÍA L1 Y L2

Cuando se afectan las raíces nerviosas L1 y L2 existe un déficit de la musculatura que flexiona la cadera, la zona en la que tendríamos alteraciones sensitivas sería la ingle y la región más alta del muslo

RADICULOPATÍA L3

Se caracteriza por un dolor en la cara interna del muslo e ingle, siendo esta la zona donde tendríamos la sensibilidad afectada. Tendríamos debilidad para estirar la rodilla y para juntar las piernas. Una característica de la radiculopatía L3 es la ausencia de reflejo rotuliano.

RADICULOPATÍA L4

En esta ocasión el dolor se localizaría en la cara anterior del muslo y cara interna d ela pierna. Tendríamos dificultades para estirar la rodilla.

RADICULOPATIA L5

El dolor comenzaría en la nalga, parte posterior del muslo y bajaría por la cara lateral de la pierna hasta el dorso del pie para acabar en el dedo gordo. La debilidad sería en esta ocasión para mover el tobillo y estirar el primer dedo del pie.

RADICULOPATÍA S1

La radiculopatía S1 se caracteriza por un dolor que comienza en la nalga, parte posterior del muslo, cara externa de la pierna y del pie por la zona del 5º dedo.  En esta ocasión tendremos dificultad para ponernos de puntillas. Cuando está afectada la raíz S1 desparece el reflejo aquíleo.

RADICULOAPATÍA S2-S3

Dolor en nalga, parte posterior del muslo y región perineal. Esta radiculopatía puede asociarse con alteraciones en el control de esfínteres.

¿Qué es la radiculopatía lumbar?

Cuando hablamos de radiculopatía lumbar hacemos referencia a una enfermedad caracterizada por un intenso dolor producido como consecuencia de una lesión, compresión o inflamación del nervio espinal, el cual se sitúa en la parte más baja de la espalda.

Cualquier zona de la columna vertebral puede verse afectada por una radiculopatía. Sin embargo, es más común que aparezca en la sección lumbar.

En algunas ocasiones el dolor se expande hasta los glúteos y las piernas, dando lugar a lo que comúnmente conocemos como ciática.

¿Cuáles son los síntomas de la radiculopatía lumbar?

Entre los síntomas que pueden evidenciar la existencia de esta patología cobra especial protagonismo un potente dolor en el área final de la espalda. Este malestar puede verse potenciado cuando tosemos, cuando nos levantamos o cuando permanecemos sentados durante mucho tiempo.

También es normal sentir una sensación de hormigueo, entumecimiento, cosquilleo o adormecimiento en la espalda y las piernas.

Además, en los casos más graves, podemos notar una mayor debilidad en nuestras extremidades inferiores para realizar determinadas acciones o ver disminuidos nuestros reflejos para responder con nuestras piernas a algunos estímulos.

¿Cuáles son las causas de esta patología?

La radiculopatía aparece cuando el nervio espinal se encuentra comprimido, siendo la causa más común de dicha compresión la presencia de una hernia de disco. Cuando un disco está dañado, tiende a presionar las raíces nerviosas cercanas, provocando la patología en cuestión.

Del mismo modo, la edad y el envejecimiento pueden dar lugar a una estenosis espinal, ejerciendo una notable fuerza sobre los nervios de la columna vertebral.

Otra de las enfermedades con capacidad para provocar una radiculopatía es la artrosis.

Cabe resaltar que algunos factores como la diabetes, la obesidad, el consumo de tabaco, el sedentarismo y la mala alimentación también pueden incidir en la presencia de este padecimiento.

¿Cuál es el tratamiento de la radiculopatía lumbar?

El tratamiento de la radiculopatía variará en función de las características del paciente y de la causa que ha provocado la enfermedad.

En primer lugar se harán uso de medicamentes que ayuden a disminuir el dolor, acompañados de la realización de ejercicios o fisioterapia, con el objetivo de ayudar al paciente a mejorar sus posturas, potenciar su flexibilidad y beneficiar su movilidad.

En el caso de que el individuo no observe una notable mejoría tras estas indicaciones, se recurrirá a un tratamiento quirúrgico, como podría ser la microdiscectomía, para poder eliminar la causa que está comprimiendo la raíz nerviosa.