¿Qué es la anteversión pélvica?

La anteversión pélvica es un movimiento que solo lleva a cabo la pelvis y todas sus partes, cuando el recto anterior y otros músculos ejercen una tracción. Este es un movimiento que se encuentra debidamente acompañado y también compensado por un incremento en la curvatura de la columna lumbar, así como con un deslizamiento de la espina ilíaca hacia la parte delantera.

La pelvis es una estructura que podemos encontrar en la parte media del cuerpo, que se encuentra conformada por el sacro, el cóccix (hueso sacro) y los dos huesos coxal. También denominada cintura pélvica, su función es la de crear una unión entre los miembros inferiores y el tronco, además de generar dos movimientos funcionales, que son llamados anteversión y retroversión pélvica.

En el caso que nos ocupa te vamos a hablar de la anteversión pélvica, de forma que a lo largo de las próximas líneas te vamos a explicar todo lo que debes saber acerca de este movimiento funcional. De esta manera podrás conocer las causas por las cuáles se produce, así como los músculos que se encuentran implicadas en la misma y las razones por las cuáles puede causar dolor.

Así pues, a través del conocimiento del problema es mucho más sencillo poder saber las acciones a tomar en consideración para poder enfrentarse a la misma.

Causas de la anteversión pélvica

La anteversión pélvica se trata de un movimiento fisiológico de la cintura pélvica que se produce de manera habitual cuando se lleva a cabo una flexión de la cadera, como sucede, por ejemplo, en aquellas ocasiones en las que se busca recoger algún objeto o elemento que se encuentra en el suelo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay personas que tienen una postura que les hace mantener la pelvis en anteversión, lo que se genera como una consecuencia de la contracción permanente de algunos músculos. Este es el caso de los lumbares, los músculos encargados de la articulación coxofemoral y los de las zonas proximales de las piernas.

Esta postura permanente que hace que se deslice la espina ilíaca hacia la parte delantera también puede venir provocada por la debilidad muscular de los tejidos situados en una forma contraria, es decir, los músculos posteriores del muslo (isquiotibiales) y los que se encuentran ubicados en la región abdominal, que son los encargados de efectuar la retroversión.

Asimismo, antes de continuar debes tener en cuenta que existen algunos factores que pueden llegar a generar que exista una debilidad en la zona abdominal, y, por lo tanto, pueden provocar la anteversión pélvica siendo uno de ellos el sedentarismo. Por ello es tan importante mantener un estilo de vida activo que permita evitar todos esos problemas que están vinculados a una falta de actividad.

Músculos implicados en la anteversión pélvica

Para conocer mejor lo que es la anteversión pélvica es importante tener claros los músculos que son necesarios para que se pueda realizar esta posición. En este sentido, hay cuatro músculos implicados que se deben conocer, y estos son los siguientes:

  • Porción del recto anterior del cuádriceps.
  • Psoas ilíaco, que efectúa la flexión de cadera.
  • Músculo cuadrado lumbar.
  • Los músculos del miembro inferior (aductores)

Efectos negativos para la salud provocados por la anteversión pélvica

Como consecuencia de sufrir la anteversión pélvica, se pueden producir diferentes efectos negativos sobre la salud, como son los siguientes:

  • Postura: La postura se ve muy afectada en el caso de que la pelvis se incline hacia delante, ya que el cuerpo se ve encorvado y la columna genera una curvatura exagerada. Además, también el cuello se adelanta y esto puede acabar generando dolor. También se ve afectado el equilibrio, sobre todo en aquellas personas de edad avanzada.
  • Dolor de espalda: El dolor aparece principalmente en la zona lumbar. También se incrementa la presión de los discos intervertebrales, lo que puede llegar a provocar la aparición de una hernia discal e incluso de una ciática en determinadas zonas.
  • Estrés: Entre los efectos negativos que puede llegar a provocar la anteversión pélvica sobre la salud se encuentra el estrés,  ya que el dolor puede provocar problemas de sueño, lo que en su conjunto hará que las hormonas del estrés se disparen. Como consecuencia de ello el cortisol se elevará y se dará origen a un desequilibrio hormonal que puede acabar provocando otros problemas como ansiedad o un incremento de peso.
  • Actividades deportivas: La anteversión pélvica también puede provocar una reducción del rendimiento deportivo, ya que si se reduce la fuerza de las caderas y de los glúteos, responsables de generar potencia en la carrera, el rendimiento deportivo se verá seriamente afectado por ello.
  • Problemas en la mujer: Debido a este problema en la pelvis, el útero puede llegar a situarse en una posición de retroversión, lo que a su vez podría llegar a ocasionar que la mujer padezca una enfermedad inflamatoria pélvica o endometriosis.

Todos estos son algunos de los efectos negativos para la salud que pueden venir originados con motivo de la anteversión pélvica, por lo que es importante tratar el problema lo antes posible.

Razones del dolor de la anteversión pélvica

Una vez conocidos los diferentes músculos implicados y las causas de la anteversión pélvicadebemos conocer las razones por las cuáles se produce dolor que puede afectar en mayor o menor medida a la persona.

Esta posición, cuando se mantiene en el tiempo, acostumbra a generar dolor en la región baja de la espalda, ya que esos músculos junto a otros son los que se mantienen en tensión de forma constante para así generar la anteversión pélvica

En este tipo de casos también puede llegar a originarse dolor en el resto de la columna debido a una compensación muscular y ósea. Para aliviar este dolor de espalda es aconsejable que la persona comience a llevar a cabo actividades físicas y ejercicios enfocados al fortalecimiento de los músculos abdominales, isquiotibiales y glúteos.

A través de estos ejercicios se trata de conseguir hacer frente al desbalance muscular que se encuentra debidamente establecido en esta zona del cuerpo.