Qué es la anteversión pélvica y la retroversión pélvica

Dos conceptos muy sencillos de entender pero que no conocen muchas personas son los de anteversión pélvica y la retroversión pélvica. Es importante saber  que son importantes a l ahora de que se produzcan desequilibrios musculares y articulares que luego pueden estar relacionados con los problemas de cadera y de lumbares, sobre todo en aquellos casos en los que estos movimientos se realizan de una forma demasiado exagerada.

Movimientos de anteversión pélvica y retroversión

La retroversión pélvica se da cuando la pelvis va hacia atrás. Lo hace los isquiotibiales, y los glúteos tiran desde atrás la columna, y se rectifica. La anteversión pélvica, por su parte, se da en aquellas situaciones en las que la pelvis va hacia delante, cuando la columna se hace más lordótica. Una hiperlordosis lumbar baja; y en una anteversión pélvica, las lumbares se arquean.

Si se exageran estos dos movimientos la persona sufrirá de problemas, porque van a provocar que el arco lumbar va a ser demasiado exagerado en el caso de la anteversión pélvica, o todo lo contrario, se pierda una retroversión, que es algo muy habitual en la actualidad.

La anteversión pélvica y la retroversión pélvica son movimientos de la pelvis que se producen mediante las contracciones antagónicas de los músculos de la faja abdominal y la musculatura espinal lumbar, estando muy relacionadas con la lordosis o curva lumbar.

Son movimientos que se utilizan habitualmente para rehabilitar y tratar el dolor lumbar, la lumbalgia o el lumbago, con los cuales se puede conseguir una buena conciencia corporal de la columna lumbar, generalmente la anteversión pélvica, con una mayor curva lumbar o lordosis y retroversión con la pérdida de la curva lumbar o la rectificación lumbar, una alteración de la estática y dinámica lumbar que se encuentra relacionada con diferentes patologías que tienen relación con la columna lumbar. Algunas de ellas son: hernia discal, protusión, ciática o ciatalgia, estrechamiento foraminal, deshidratación de disco, estrechamiento del canal medular, etcétera.

Uno de los principales problemas que provoca la patología de la columna lumbar es el llamado espasmo muscular, donde los músculos se contraen y van a limitar la movilidad de la columna lumbar, por lo que la recuperación de la movilidad en la zona lumbar es necesaria para la recuperación de esta patología.

Causas de la anteversión pélvica

La anteversión pélvica es un movimiento fisiológico de la cintura pélvica que se realiza habitualmente cuando se lleva a cabo una flexión de la cadera, como sucede, por ejemplo. cuando se trata de recoger algo que se encuentra en el suelo. Sin embargo, existen personas que tienen una postura en la que mantienen la anteversión pélvica. Esto se genera como consecuencia de la contracción permanente de ciertos músculos, como los encargados de flexionar la articulación coxofemoral, los lumbares y los de las zonas proximales de las piernas.

Esta es una postura permanente que desliza la espina ilíaca hacia delante, y que también puede ser generada por la debilidad muscular de los tejidos contrarios, es decir, de los músculos posteriores del muslo, llamados isquiotibiales y los que se localizan inferiormente en la región abdominal, que se encargan de llevar a cabo la retroversión pélvica. Otro de los factores que puede llegar a provocar debilidad en la zona abdominal y por tanto en la anteversión constante es el sedentarismo, en el cual se está mucho tiempo en sedente.

Músculos implicados en la anteversión pélvica

Los músculos necesarios para que se realice la posición de anteversión pélvica son:

  • Psoas ilíaco: realiza flexión de cadera
  • Músculo cuadrado lumbar
  • Porción del recto anterior del cuádriceps
  • Músculos del miembro inferior: aductores

¿Por qué causa dolor la anteversión pélvica?

Una vez explicado lo anterior es importante conocer que qué es lo que causo dolor en la anteversión pélvica. Cuando se mantiene esta posición en el tiempo, se acostumbra a provocar dolor en la región baja de la espalda, debido a que son esos músculos junto a otros los que están en constante tensión para generar la anteversión pélvica. Estos casos también pueden producir dolor en el resto de la columna debido a una compensación ósea y muscular. De esta forma la anteversión permanente puede ocasionar dolor de espalda.

Para aliviar este dolor de espalda es aconsejable que la persona comience a realizar ejercicios y actividades físicas, en los cuales se debe tratar de lograr el fortalecimiento de los músculos abdominales, isquiotibiales y glúteos. La finalidad es la de lograr una armonía entre los músculos y reducir el desbalance muscular que se encuentra debidamente establecido en la zona del cuerpo.

La pelvis es la base de la columna, así que, si se encuentra en la posición adecuada y funciona como una base sólida sobre la silla, entonces la columna, los hombros y la cabeza estarán en una buena posición sin demasiado esfuerzo.

Por tanto, para poder conseguir una postura correcta es importante que la pelvis esté bien orientada.

En muchas ocasiones, la pelvis se inclina hacia delante o hacia atrás con lo que pierde la posición neutra y arrastra a otras estructuras corporales.

Cuando la pelvis está inclinada hacia delante, hablamos de anteversión pélvica y hoy me gustaría explicarte los problemas que puede ocasionar este desequilibrio. Si te interesa, solo tienes que seguir leyendo.

Al estar sentado, los flexores de la cadera están acortados y los extensores alargados, la parte anterior de la pelvis cae hacia delante y la parte de atrás se eleva.

La primera consecuencia suele ser el dolor lumbar debido a que se crea un desequilibrio en algunos grupos musculares.