¿Por qué se producen los crujidos en el cuello?

Nuestro organismo puede llegar a producir o experimentar una gran cantidad de ruidos diferentes, siendo uno de ellos los crujidos en el cuello. El cuello se encuentra formado por diferentes articulaciones que se encuentran encapsuladas y llenas de líquido.  Cuando se dobla el cuello se estiran las cápsulas, haciendo que se generen unas burbujas gaseosas que producen el ruido.

Puede generarse de manera espontánea al mover la cabeza; y por este motivo, algunas personas sienten habitualmente crujir el cuello y otras articulaciones. En este sentido, te vamos a dar una serie de recomendaciones con respecto a los crujidos en el cuello, y sus síntomas.

¿Por qué cruje el cuello?

El cuello se encuentra integrado por siete vértebras separadas por discos. Las vértebras se mueven mediante las articulaciones facetarias, que permiten que se gire la cabeza o se mueva hacia arriba y hacia abajo.

Las articulaciones se encuentran encapsuladas con líquido sinovial que sirve para su lubricación. Este fruido contiene gas, por lo que al mover las articulaciones, produce burbujas que al explotar emiten el típico crujir del cuello.

Los crujidos en el cuello son más comunes al hacer movimientos rápidos o bruscos; y se escuchan fácilmente porque las articulaciones del cuello se encuentran muy cerca de los oídos.

Pequeños crujidos al movilidad de forma normal la cabeza pueden venir dados por la osteoartrosis, caso en el que no producen problemas. Por otro lado, cuando se habla de hacer crujir el cuello de forma brusca con la finalidad de aliviar tensión, la teoría más aceptada se llama mecanismo de cavitación.

Cuando se hace crujir el cuello u otra parte del cuerpo, las cápsulas que se encuentran alrededor de la articulación se estiran. Estas cápsulas contienen líquido, y al estirarlas, este ejerce menos presión sobre la articulación. A medida que se reduce la presión, los líquidos se convierten en gas.

Cuando se produce esta transformación se genera el ruido o crujido articular, un mecanismo que reproduce, por lo general, con movimientos máximos o bruscos de las articulaciones.

¿Es síntoma de una enfermedad?

Los crujidos en el cuello son normales y no representan ningún tipo de daño. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos problemas en las articulaciones comienzan mostrando ruidos a la hora de mover el cuello o la cabeza. Cuando los crujidos se escuchan en forma amplificada, esta se trata de una anticipación del dolor y daños articulares como artritis.

Muchas personas tienen el hábito de tratar de hacer crujir el cuello porque de esta forma alivian el estrés y las tensiones. Sin embargo, colocar el cuello en posiciones extremas y aplicar fuerza para provocar de forma deliberada los crujidos conlleva un riesgo importante.

A la hora de valorar los crujidos en el cuello hay que tener en cuenta que pueden darse otros síntomas, como son:

  • Vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Parálisis en uno de los dos brazos
  • Problemas de deglución
  • Sensación de ardor
  • Calambres
  • Rigidez muscular
  • Mareos
  • Desmayo
  • Visión doble

Las enfermedades asociadas a los crujidos en el cuello son las siguientes:

  • Dolor crónico del cuello, un problema debilitante que afecta a más de 10 millones de personas en España.
  • Derrame cerebral
  • Parálisis
  • Artritis y problemas degenerativos del cuello

Cómo aliviar la tensión sin hacer crujir el cuello

Si eres una de esas personas que tiene el hábito de hacer crujir el cuello, es recomendable consultar con un fisioterapeuta u osteópata, profesional que se encargará de realizar maniobras de una manera segura.

Es preferible aliviar la tensión realizando estiramientos de cuello suaves. De igual forma, hay otras soluciones que pueden ser yoga, acupuntura, suplementos para la mejora de las articulaciones o añadir a la dieta alimentos ricos en Omega 3.

Pero si el crujir del cuello se encuentra acompañador por alguno de los síntomas mencionados, es recomendable acudir al médico lo antes posible.

Hay que tener en cuenta que no se aconseja realizar movimientos brucos ni llevar una articulación al tope de su movimiento como hábito o de manera constante, si bien esto es diferente en el caso de que sea realizado por parte de un fisioterapeuta.

Hacerlo uno mismo no se recomienda,  que el realizarlo de manera incorrecta o forzada puede provocar daño y una mayor necesidad de repetir el hábito. Por todo ello está desaconsejado.

Daños que pueden provocar los crujidos en el cuello

Algunos de los principales daños que se pueden llegar a producir cuando se producen crujidos en el cuello, son los siguientes:

  • Pinzamiento de alguna raíz nerviosa
  • Favorece la osteoartrosis
  • Tensión o contractura muscular
  • Desgarro de un vaso sanguíneo y riesgo de derrame cerebral.

Qué hacer si hay tensión cervical

En aquellos casos en los que haya tensión cervical, con relación a los crujidos en el cuello hay que tener en cuenta que se debe evitar crujir el cuello uno mismo a través de un movimiento brusco o máximo del mismo, ya que  se trata de un acto que es malo para la salud de las vértebras.

Aunque pueda parecer que ayuda a generar un alivio de tensión en la zona, lo único que se consigue es que se genere un mal hábito, que se repetirá y ocasionará más problemas que soluciones. Ante la necesidad de liberar tensión o ante la presencia de dolores cervicales, es recomendable que se acuda a un especialista para que evalúe cada caso en particular.

De esta manera, hay que tener todo lo anterior presente a la hora de hablar de los crujidos en el cuello, los cuales deben abordarse de la manera adecuada para evitar que puedan acabar derivando en otras patologías y problemas. Hay que tener muy en cuenta que si se encuentra vinculado con otros síntomas nos podemos encontrar con que se trata de un aviso sobre un problema diferente que se debe atajar y tener en cuenta para evitar que pueda llegar a derivar en problemas de salud graves, con lo que ello supone para la persona que los sufre.

En todo caso, es importante tener en cuenta todos los puntos mencionados para conseguir los mejores resultados.