Operación de cervicales

Operarse de columna cervical es más frecuente de lo que parece. Las operaciones de cervicales representan aproximadamente el 20% de todas las cirugías que se realizan en la columna. En este artículo trataremos las patologías que pueden requerir una cirugía, que tipos de operaciones de cervicales existen y cuáles son las posibles complicaciones.

PATOLOGÍAS QUE PUEDEN REQUERIR UNA OPERACIÓN DE CERVICALES.

HERNIA CERVICAL.

Posiblemente es la causa más frecuente por la que un paciente necesita una operación de cervicales. Cuando tenemos una hernia discal cervical los síntomas más comunes son dolor de cuello y cabeza y dolor irradiado por el brazo. El dolor del brazo o braquialgia es como una quemazón que se asocia a alteraciones sensitivas y pérdida de fuerza y movilidad.

Las hernias cervicales más frecuentes son C5-C6 C6-C7.

El dolor que produce una hernia C5-C6 se caracteriza por ser un dolor irradiado por la cara externa del brazo, notaremos un hormigueo que llega hasta el primer dedo de la mano y debilidad para doblar el codo.

En cambio, cuando tenemos una hernia C6-C7, el entumecimiento lo notaremos en el dedo corazón principalmente y la debilidad la tendremos para extender el codo.

MIELOPATÍA CERVICAL.

La mielopatía cervical es una enfermedad que consiste en una lesión de la médula espinal provocada por la compresión. Esta compresión se puede producir por una hernia, por un tumor o por el crecimiento óseo que se produce durante el proceso degenerativo cervical.

La mielopatía cervical presenta síntomas sensitivos y motores en brazos y piernas, en ocasiones se alteran los esfínteres.

La mielopatía cervical es una patología eminentemente quirúrgica, para que la lesión medular no genere unos síntomas crónicos debe operarse con prontitud. El tiempo que dura la compresión es uno de los factores más importantes a la hora de determinar el grado de recuperación que vamos a tener.

FRACTURAS CERVICALES.

Habitualmente para tener una fractura cervical quirúrgica hay que tener un traumatismo importante. Las fracturas cervicales pueden tener complicaciones importantes y llegar a producir una lesión medular completa. Las fracturas cervicales en ocasiones se acompañan de luxaciones, es decir, no solo se rompe la vértebra si no que esta se desplaza, es por ello que antes de realizar la operación de cervicales hay que reducir la luxación.

CERVICOARTROSIS.

Con el paso de los años, los discos, los ligamentos y las articulaciones cervicales se deterioran. Los discos pierden su altura, están menos hidratados, el cartílago de las articulaciones no mantiene sus propiedades y se pierde la alineación correcta de la columna.

El síntoma principal de la cervicoartrosis es el dolor de cuello y los mareos.

QUÉ PUEDE OBLIGAR A OPERAR LAS CERVICALES

Los problemas que nos pueden obligar a pasar por el quirófano para una operación de cervicales pueden ser puntuales y evidentes, tras un traumatismo. Por ejemplo, por un accidente de coche o una caída.

CÓMO SON LAS OPERACIONES CERVICALES

La operación se puede hacer por delante o por detrás del cuello, según el criterio del médico tras analizar la resonancia magnética.

  • Lo más habitual es que se haga por delante”, explica el traumatólogo. «Concretamente en las hernias discales y en algunos tipos de estenosis (estrechamiento) del canal medular«

Lo que se hace es descomprimir, suprimiendo si es necesario los discos vertebrales herniados o aquellas porciones de las vertebras que provocan la estenosis de la médula”.

Estos discos son una especie de almohadillas entre una vértebra y otra. Los discos tienen un núcleo pulposo que suele ser el que con los años se sale de su zona y “chafa” la médula. Es lo que se conoce como hernia discal.

Luego la zona se estabiliza con una malla o una placa atornillada”, depende del caso añade el doctor Aguilera.

  • La otra opción es una laminectomía.

Consiste en operar por detrás del cuello. Abrir las láminas de las vértebras y descomprimir. En este caso no se suele necesitar colocar ninguna placa·.

ES UNA OPERACIÓN COMPLEJA

No es una microcirugía. Hay una apertura amplia para que se pueda trabajar y descomprimir bien.

  • La duración de la operación va a depender de las vértebras que tengas que descomprimir.

Si es un nivel solo puedes tardar una hora, si son tres o más niveles puedes tardar 3 o 4 horas”, explica el doctor.

Tras la cirugía, el tiempo de recuperación puede ser unos tres meses

  • La recuperación está en relación con el problema tratado.

Si la afectación medular es escasa la recuperación es rápida y buena. Si la afectación medular es grande, hay que esperar a ver la evolución.

Tras la cirugía, a los cuatro o cinco días puedes salir del hospital. El tiempo prudencial de recuperación total son unos tres meses más o menos”, dice el traumatólogo. De nuevo, va a depender de cada paciente.

Durante la operación hay dos maneras de reparar los daños causados por la artrosis.

  • En algunos casos se puede colocar una prótesis discal para sustituir el disco, a esa almohadilla que hace de cojín entre una vértebra y otra.
  • En otros casos se unen las dos vértebras sujetándolas mediante una placa atornillada para frenar el movimiento entre ellas.

LA OPERACIÓN DE HERNIA DISCAL

No siempre la cirugía cervical es tan aparatosa.

Si se tratara de un problema simple de hernia discal cervical que no ha llegado a provocar un estrechamiento del canal, todo es más sencillo.