Inyección epidural para dolor de espalda

Inyección epidural para dolor de espalda

El dolor de espalda es la razón más frecuente por el que los pacientes contactan a un neurólogo. Este dolor puede ocurrir de forma aguda, crónico o puede ser a largo plazo, pero en cualquier caso requiere tratamiento urgente. La principal medida terapéutica para el dolor de espalda es la inyección epidural.

“Las inyecciones para el dolor de espalda ayudarán a olvidarse de la incomodidad durante mucho tiempo y devolverán al paciente a su forma de vida habitual”

Estas inyecciones espinales se prescriben para dos propósitos. En primer lugar, para determinar la causa del dolor en la espalda, la pierna, el cuello o el hombro (inyección de diagnóstico). En segundo lugar, las inyecciones en la columna se utilizan en el tratamiento del dolor (inyección terapéutica).

Objetivos de la inyección epidural

La función primordial de las inyecciones epidurales es calmar el dolor agudo y tratar los tejidos inflamados, pero no aceleran la curación ni previenen problemas futuros. Estos son algunos de los objetivos más comunes para la terapia de inyección epidural:

Invadir el espacio epidural. Las inyecciones epidurales se dirigen al área alrededor de la médula espinal, porque es ahí donde las raíces nerviosas salen y se extienden a otras partes del cuerpo. Los puntos cercanos a esta área pueden ser la fuente de dolor lumbar, como la ciática.

Inflamaciones de tendones y bolsas. Las inyecciones de cortisona se usan para tratar la tendinitis, cuyo origen es la inflamación de un tendón que conecta el músculo con el hueso. Las inyecciones de esteroides también se pueden usar para calmar la bursitis o bolsa inflamada (almohadillas de tejido que reducen la fricción entre los músculos y los tendones).

Inflamación en articulaciones. La cortisona a veces se inyecta en una articulación para calmar la inflamación relacionada con la artritis. Los objetivos comunes son las articulaciones facetarias de la columna vertebral y las rodillas.

Tipos de inyecciones para el dolor de espalda

3 formas de analgésicos para el dolor de espalda

Existen 3 formas de analgésicos para disminuir el dolor de espalda. Se mencionan a continuación:

  1. Bloqueo de las raíces nerviosas
  2. Inyección epidural
  3. Discografía

El tipo de inyección depende del sitio de la enfermedad, el daño a la raíz nerviosa o el foco de inflamación. El médico tratante estudia la patología del sistema musculoesquelético y selecciona el medicamento. Si el paciente tiene un dolor de espalda constante, las inyecciones se combinan con terapia farmacológica.

Todas ellas buscan la eliminación del síndrome de dolor. El médico puede prescribir un bloqueo terapéutico de medicamentos: la introducción de un anestésico y/o antiinflamatorio en el área del daño. En este articulo le dedicamos especial atención a la inyección epidural.

La mayoría de estas inyecciones espinales se administran como parte de un programa de tratamiento más complejo. Para complementar, se incluye un programa de ejercicios que mejora o apoya la movilidad espinal (ejercicios de estiramiento) y su estabilidad (ejercicios de fortalecimiento).

Beneficios de las inyecciones epidurales

Las inyecciones epidurales de esteroides suministran medicamentos directamente (o muy cerca) a la fuente que genera el dolor. En contraste, los esteroides orales y los analgésicos tienen un impacto disperso y menos concentrado y pueden tener efectos secundarios inaceptables.

Además, dado que la gran mayoría del dolor proviene de una inflamación, la inyección epidural puede ayudar a controlar dicha inflamación local y eliminar las proteínas y/o sustancias químicas inflamatorias del área local que pueden contribuir y exacerbar el dolor.

Ventajas de la inyección epidural sobre otros métodos

La eficiencia de este tratamiento es muy conocido. La mayoría de los pacientes vuelven rápidamente al trabajo y a sus actividades diarias, mejorando significativamente su calidad de vida. Las ventajas de las inyecciones epidurales sobre otros métodos son:

  • El medicamento afecta directamente el eslabón de la cadena del dolor: un efecto analgésico bueno y rápido.
  • El principio activo va directamente al punto de dolor: existe una baja probabilidad de desarrollar efectos secundarios de las drogas.
  • Además de aliviar el dolor, reducen la tensión muscular, el espasmo vascular, la reacción inflamatoria y el edema en el área afectada, es decir, no solo alivian el dolor, sino que también actúa sobre las causas de su desarrollo.

¿Cuál es el procedimiento para colocar la inyección epidural?

Dado que la inyección se realiza en el área de la columna vertebral, el procedimiento debe ser realizado solo por un neurólogo altamente calificado en una sala de tratamiento estéril especialmente equipada.

En algunas ocasiones, las inyecciones espinales se realizan bajo control de rayos X durante un procedimiento llamado fluoroscopia. El objetivo de este procedimiento es confirmar el sitio de inyección correcto y aumenta la seguridad. En la mayoría de los casos, se administra un agente líquido (agente de contraste) antes de la administración del medicamento.

Si el contraste no llega al lugar correcto, el neurólogo debe cambiar la posición de la aguja e introducir otra dosis de contraste, hasta que se encuentre el lugar correcto. El medicamento no se administra hasta que se encuentre la ubicación deseada utilizando el medio de contraste.

Para fines de diagnóstico, se puede realizar una inyección en la columna vertebral en un nervio específico para determinar si es una fuente de dolor. A veces solo se administra un anestésico. La respuesta inmediata a la inyección se controla de cerca.

Si el dolor desaparece por completo o casi por completo, entonces este nervio es la principal fuente de dolor. Si el alivio es menor, significa que hay otra fuente de dolor.

Efectos secundarios de la epidural

Ya hemos dejado claro que las inyecciones epidurales tienen un efecto terapéutico operativo. Esta técnica elimina el dolor y desactiva los impulsos nerviosos. Sin embargo, en algunos casos, se desarrollan efectos secundarios. Entre ellos, se observan uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos
  • Somnolencia y respiración lenta.
  • Dolor de cabeza, fiebre o sentirse enfermo
  • Sangrado o desarrollo de un proceso infeccioso
  • Reacción alérgica en la piel
  • Presión arterial baja

Pero no te preocupes, generalmente las inyecciones de esteroides o cortisona son muy seguras y mínimamente invasivas. Los casos donde se presentan efectos secundarios son pocos. Si ocurren complicaciones, generalmente son menores y desaparecen por sí solas.

Contraindicaciones

En algunos pacientes, la inyección epidural está contraindicada. Estas contraindicaciones incluyen:

  • Infección de la piel en el sitio de inyección
  • Trastornos de la coagulación
  • Hipertensión o diabetes no controlada
  • Alergias al medio de contraste, anestésicos o esteroides