El escaleno anterior, escaleno medio y escaleno posterior

Es muy probable que en más de una ocasión hayas escuchado hablar de los músculos escalenos,  pero no sepas realmente cuáles son. Por este motivo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre ellos.

Para empezar, hay que saber que los músculos escalenos se dividen en tres en función de su localización. De esta manera nos podemos encontrar con escaleno anterior, escaleno medio y escaleno posterior. Se encuentra situado en la parte lateral del cuello y entre los tres consiguen crear la base del triángulo posterior del cuello. A continuación veremos en profundidad cada uno de ellos, de manera que puedas saber cuáles son los músculos escalenos con profundidad.

Escaleno anterior

El músculo escaleno anterior está situado en la cara lateral del cuello, justo en la capa profunda que oculta el prominente músculo esternocleidomastoideo. En lo que respecta a sus inserciones, se origina en las apófisis transversas de C3-C6 y se inserta al borde interno de la primera costilla.

La función de este es el de elevar la primera costilla. La contracción ipsolateral provoca la inclinación homolateral del cuello y la contracción bilateral que realiza la flexión anterior del cuello. La inervación se produce en las ramas anteriores de C5-C6.

Escaleno medio

El segundo de los músculos escalenos es el escaleno medio, que es el que tiene un mayor tamaño de los tres y que tiene varios vientres delgados y largos que nacen de la columna vertebral y que convergen en un vientre común que se inserta en la primera costilla.

En este caso se origina en las apófisis transversas de C2-C7, y se une a la primera costilla. La inervación tiene lugar en las ramas anteriores de C3-C8 y su función es la elevar la primera costilla. La contracción ipsolateral provoca la flexión homolateral del cuello.

Escaleno posterior

El escaleno posterior es el de menor tamaño de los músculos escalenos, y al contrario de lo que sucede con los dos anteriores, en este caso el escaleno posterior se inserta en la segunda costilla.

Este se origina en las apófisis transversas de C5-C7 y se inserta en la segunda costilla, con inervación en ramas anteriores de C6-C8 y tiene la función de elevar la segunda costilla al mismo tiempo que flexiona homolateralmente el cuello.

Relaciones anatómicas

Los músculos escalenos son una parte importante en la anatomía del cuello, contando con varias estructuras importantes que se encuentran a su alrededor y entre ellos. La arteria subclavia y el plexo braquial pasan entre el escaleno anterior y medio, y esto proporciona un hito anatómico en anestésicos cuando se realiza un abordaje interescalénico del plexo braquial.

La vena subclavia y el nervio frénico pasan anteriormente por el escaleno anterior. La vena subclavia cruza de forma horizontal a través de él, mientras que el nervio frénico se extiende de manera vertical por el músculo. La arteria subclavia se encuentra posterior al escaleno anterior.

La importancia de los músculos escalenos

Síndrome de los escalenos

El síndrome de los escalenos o síndrome del desfiladero escapulo-torácica ocurre cuando los vasos sanguíneos o nervios se ven comprimidos a su paso por las costillas, los músculos escalenos o la clavícula.

Los síntomas incluyen dolor, hormigueo, o debilidad en el brazo y hombro, especialmente cuando se levantan las manos. Tener una costilla cervical aumenta su probabilidad de desarrollar este síndrome. Los tratamientos incluyen desde fisioterapia hasta cirugía para cortar el músculo o eliminar la costilla adicional que presiona los nervios o vasos sanguíneos.

Bloque interescalénico

El plexo braquial se extiende entre los vientres musculares del escaleno anterior y escaleno medio. En la cirugía de la extremidad superior, el plexo braquial se puede infiltrar con anestesia de forma local para evitar el uso de una anestesia general. A esta técnica se le conoce como bloqueo interescalénico; y consiste en la inyección de anestesia entre los músculos al nivel del cartílago cricoides.

Dolor e inflamación

Existen diferentes actividades que pueden causar dolor y síntomas en los escalenos, como son los siguientes:

  • Llevar una mochila o bolso pesado
  • Accidentes de tráfico
  • Latigazo cervical
  • Tos excesiva
  • Falta de aire al respirar, siendo especialmente susceptibles las personas que sufren de asma, bronquitis, enfisema o neumonía.
  • Levantar objetos pesados con los brazos más allá de la cintura.
  • Dormir boca abajo con la cabeza vuelta hacia un lado
  • Trabajar durante largos períodos con la cabeza girada.
  • Usar un cuello o cortaba apretados.

Músculos accesorios de la respiración

Los músculos escalenos trabajan de manera conjunta para así lograr elevar tanto la primera como  la segunda costilla, lo que incrementa el volumen del tórax. En pacientes que tienen problemas para respirar, los músculos escalenos se suelen activar para tratar de ayudar en la respiración, razón por la cual se les denomina músculos escalenos de la respiración.

Al aumentar el volumen dentro del tórax, el paciente puede llenar de aire sus pulmones de forma más eficaz. Sin embargo, el uso de los músculos accesorios es un signo clínico importante de dificultad respiratoria, ya que no son necesarios en la respiración de un individuo saludable.

Test muscular de los escalenos

A la hora de realizar el test de los músculos escalenos debe realizarse lo siguiente:

  • Posición del paciente. La persona está acostada de cúbito supino, con la cabeza elevada y girada hacia el lado contralateral que se va a evaluar, con las manos levantadas sobre la cabeza.
  • Posición de fisioterapeuta. El fisioterapeuta se encuentra de pie, en el respaldo de la camilla con los dedos de la mano en la frente del individuo.
  • Descripción de la prueba muscular. Se le pide al individuo que flexione la cabeza hacia el pecho y empuje contra la resistencia leve del fisioterapeuta.

Hay que tener en cuenta todo lo anterior para poder conocer todo lo relacionado con unos músculos escalenos que son tan importantes para nuestro organismo. Es recomendable estirarlos de la manera adecuada, teniendo que seguir una serie de pasos e indicaciones en función del músculo escaleno que se quiera estirar, ya sea el anterior, el medio o el musculo escaleno posterior.