El ángulo de Cobb y la escoliosis

La escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral de más de 10 grados de ángulo de Cobb con rotación vertebral. Para entender mejor lo que sucede hay que saber que la denominación de escoliosis proviene de la palabra griega skoliosis, que significa «torcedura» y que afecta a aproximadamente a un 3% de la población.

Lo más frecuente es que este problema comienza a surgir cuando las personas tienen una edad de entre 10 y 14 años y, además,  afecta en mayor proporción a las mujeres que los hombres, con unas estadísticas que reflejan que aproximadamente un 80% de los casos se dan entre el género femenino.

Cuando una persona la sufre o ha tenido algún caso cercano de escoliosis es habitual que haga mención al ángulo de Cobbya que es un elemento clave para poder llegar a clasificar la escoliosis y poder conocer la incidencia de la misma en una persona. Por ello, a continuación te vamos a explicar qué es y qué relación tiene con la escoliosis.

¿Qué es el ángulo de Cobb?

La columna vertebral de los seres humanos se encuentra compuesta por diferentes piezas que adoptan una forma similar a la de un cubo y a las que conocemos como vértebras, que están posicionadas las unas sobre las otras con la misma posición y orientación. De esta manera podemos encontrar una imagen recta y similar a la de una columna en los casos en los que es observada a través de una prueba de imagen como una radiografía, desde la vista anterior y posterior.

En el caso de que se sufra de escoliosis, las vértebras presentan un desplazamiento lateral, lo que provoca a su vez un movimiento de rotación e inclinación en cada una de ellas; y esto da origen a que visualmente aparezca la denominada curva escoliótica. Por lo tanto, en la escoliosis no solo llega a presentarse una desviación lateral, sino que también existen cierto componente de rotación.

Como hemos mencionado, la escoliosis se caracteriza por existir una desviación lateral de la columna vertebral, con un ángulo de Cobb superior a los 10 grados. La curvatura lateral de la columna se encuentra debidamente delimitada y definida por las dos vértebras que se sitúan con mayor inclinación hacia la concavidad, una inferior y otra superior, recibiendo estas los nombres de vértebra límite inferior y vértebra límite superior, respectivamente.

Si procedemos a trazar una línea sobre la tangente de la vértebra límite superior y otra sobre la inferior, se puede ver como en el lado de la concavidad estas dos líneas se cruzan, dando origen así a un ángulo. Es precisamente la unión de estas dos líneas la que da origen a la definición del ángulo de Cobb.

Dicho de otra manera, el ángulo de Cobb es el ángulo que se forma por la inclinación de la vértebra límite inferior y la vértebra límite superior que se puede medir a través de una radiografía, utilizando una vista anteroposterior, es decir, una vista frontal.

Clave en el seguimiento de la escoliosis

Este ángulo y método de medición fue descrito por parte de John Robert Cobb en el año 1948 y de ahí que se denomine como ángulo de Cobbsiendo utilizado en loa actualidad para poder clasificar y hacer un seguimiento de la escoliosis.

Hay que tener en cuenta que, a la hora de llevar a cabo la medición de una radiografía, se considera que puede haber un error de medición como margen que puede situarse en +-5º. Sin embargo, con la constante evolución de la tecnología y los avances en el campo de la ciencia y la sanidad nos encontramos con que con la medición digital el margen de error es menor, aunque siempre hay que tenerlo presente.

En cualquier a de los casos se debe mantener la cautela a la hora de interpretar la evolución de la escoliosis, cuando el cambio en el ángulo de Cobb se encuentra en unos 2-3º.

Clasificación de la escoliosis en función del ángulo de Cobb

De acuerdo al ángulo de Cobb podemos clasificar el grado y tipo de escoliosis, encontrándonos con la siguiente clasificación:

  • Escoliosis leve: Se presente en aquellos casos en los que nos encontramos con que el ángulo de Cobb se encuentra entre los 10 y los 25 grados. En este caso, el tratamiento orientativo para poder hacer frente a este problema es recurrir a la realización de ejercicios de fisioterapia.
  • Escoliosis moderada: La escoliosis moderada se presenta cuando se observa un ángulo de Cobb de entre 25 y 45 grados. En este caso será necesario un tratamiento de fisioterapia junto a un tratamiento ortopédico, con el uso de corsé.
  • Escoliosis grave: Si el ángulo de Cobb es superior a los 45 grados nos encontraríamos ante una escoliosis grave, caso en el que podría llegar a ser necesario un tratamiento quirúrgico.

En cualquiera de los casos, cada caso en particular debe  ser examinado por un profesional, que de esta manera, atendiendo tanto al ángulo de Cobb como a otros indicativos que pueda obtener mediante la exploración u otro tipo de pruebas, podrá determinar cuál es la mejor manera de poder hacer que el paciente afronte el problema de salud de escoliosis que está sufriendo.

Asimismo, es importante recalcar la importancia de que exista un seguimiento continuado para poder comprobar si la evolución de la desviación lateral anormal de la columna vertebral se estabiliza, si se consigue tratar o si, por el contrario, continúa con una disposición a ir agravándose. Al igual que sucede en cualquier otro tipo de problema físico o lesión, es fundamental que el paciente siga siempre las indicaciones del facultativo, y que tenga presentes sus indicaciones para realizar los diferentes ejercicios que puedan ser necesarios para mejorar de sus dolencias y problemas de salud.

De esta manera, ya sabes de qué se trata el ángulo de Cobb y la importancia que este tiene para poder evaluar y hacer un seguimiento de la escoliosis. Es importante conocer esta información para saber la manera en la que tanto los médicos como los afectados por este problema pueden conocer la situación del mismo.