Dolor en el hueso coxis: Función, causas y tratamiento

El hueso coxis es un hueso que tiene una figura triangular y plana; y que se conoce por ser la última pieza de la columna vertebral. Esta estructura, al igual que el resto de la columna, se encuentra compuesta por diferentes vértebras. La diferencia de este elemento al ser observado con respecto a otros, es que es compacto y está totalmente fusionado.

La columna vertebral se encuentran compuesta por distintas zonas, siendo el hueso coxis la última de ellas. Concretamente, se sitúa al final del raquis, justo después del vértice del sacro, donde se encuentra la unión de  la región sacra con la base del coxis

Función del hueso coxis

Antes de hablar de cómo aliviar el dolor en el hueso coxis debes saber la función que tiene y  otros detalles. En lo que respecta a su función, hay que tener en cuenta que esta estructura es importante para la estabilidad y alineación del cuerpo al ser una región del raquis; pero también se encuentra construido con la finalidad de que sea el punto de inserción de músculo isquiococcígeo, el cual se encarga de sostener las estructuras del piso pélvico y  para los ligamentos sacrociáticos, los cuales intervienen en los movimientos de las piernas, especialmente en la fase de apoyo de la marcha.

Causas del dolor en el coxis

Teniendo en cuenta lo que es y su función, es el momento de conocer las causas que pueden llegar a provocar dolor en el hueso coxis, un dolor que transcurre alrededor de la estructura ósea, en la parte inferior de la columna vertebral, y que puede venir motivado por una caída, por encontrarse sentado durante un tiempo prolongado sobre superficies duras o estrechas, por un parto vaginal o por cambios articulares degenerativos, entre otros.

El dolor en el hueso coxis puede llegar a ser molesto, pero generalmente se hace más agudo en el momento de realizar algunas actividades, como pueden ser sentarse, estar parado desde una posición sentada o estar de pie durante largos periodos de tiempo. Además, algunas acciones como el sexo o defecar se pueden llegar a convertir en muy dolorosos. En el caso de las mujeres, puede provocar incomodidad con la menstruación.

Habitualmente, las lesiones en el hueso coxis generan síntomas como dolor o coxigodinia, que es dolor en la zona coccígea, sensibilidad al tacto y notar incomodidad a la hora de encontrarse sentado.

Cómo aliviar el dolor en el hueso coxis

Por lo general, el dolor desaparece por sí mismo pasadas unas semanas o meses. Sin embargo, existen diferentes maneras en las que podemos ayudar a la hora de saber cómo aliviar el dolor en el hueso coxis.

Para ello se recomienda que la persona sitúe sobre sus glúteos una almohada que sea confortable; además de procurar permanecer durante menos tiempo en una misma posición; y si resulta que el dolor se da de manera continuada e intensa, puede llegar a ser requerida la asistencia médica. En este caso , será necesario hacer el correspondientes diagnóstico para proceder con un tratamiento de rehabilitación que se encuentre enfocado a la disminución de los síntomas de dolor, y al fortalecimiento de toda la musculatura.

La salud es lo más importante, y en caso de dolor, lo más indicado es acudir a un especialista que lo valore e indique el mejor tratamiento para aliviar lo que tanto incomoda. Asimismo, para disminuir el dolor del coxis, puede ayudar:

  • Inclinarse hacia adelante mientras se encuentra en posición sentada.
  • Sentarse sobre una almohada en forma de cuña o V o en forma de dona.
  • Aplicar calor o hielo sobre la zona que se encuentra afectada
  • Tomar analgésicos de venta libre, como es el caso del paracetamol, la aspirina o el ibuprofeno.

En el caso de que el dolor de coxis no mejore porque nos encontramos con una coxidina crónica, el médico puede hacer un examen rectal, de forma que se pueda llegar a descartar que se sufre otra afección. De igual manera, el médico puede recomendar que se someta a una resonancia magnética para así poder determinar la existencia de una fractura, de un tumor o cambios degenerativos, los cuales pueden llegar a ocasionar estas molestias en el hueso coxis.

Tratamientos para un dolor crónico del hueso coxis

Entre los tratamientos que se pueden manejar para tratar de hacer frente al dolor que aparece en el hueso coxis se encuentran los siguientes:

Fisioterapia

A través de los servicios de un fisioterapeuta es posible poder llegar a saber cómo realizar técnicas de relajación del suelo pélvico que pueden ayudar a la hora de aliviar el dolor crónico del hueso coxis, como respirar de manera profunda y relajar por completo el suelo pélvico, como puede ocurrir a la hora de orinar o defecar. De esta manera se pueden llegar a conseguir buenos resultados a la hora de aliviar el dolor.

Manipulación

Otra de las opciones para poder efectuar el tratamiento del dolor en el hueso coxis es a través de la manipulación. Para ello habrá que masajear los músculos que están unidos al coxis, ya que pueden aliviarlo. En este caso la manipulación se debe realizar, de manera típica, a través del recto.

Medicamentos

Otra de las opciones que se pueden manejar a la hora de saber cómo aliviar el dolor en el hueso coxis es recurrir al uso de medicamentos. La inyección de un anestésico local en el hueso coxis puede llegar a aliviar el dolor durante unas semanas. Asimismo, hay que tener en cuenta que algunos antidepresivos o medicamentos antiepilépticos también pueden llegar a aliviar el dolor de coxis.

Cirugía

Una cuarta opción para poder aliviar el dolor en el hueso coxis es recurrir a la cirugía. En este caso se trata del procedimiento que se conoce con el nombre de coccigectomía, en el cual el coxis se extirpa de manera quirúrgica. Esta opción no debe ser valorada en primer lugar; y tan solo se recomienda en aquellas ocasiones en las que el dolor persiste y el resto de tratamientos que se han practicado fracasan.