Dolor de cabeza tensional

El dolor de cabeza tensional es el tipo de dolor de cabeza más común, el cual puede ocasionar un dolor leve, moderado o más intenso en el área de la cabeza, el cuello o detrás de los ojos. Muchas personas que lo han padecido indican que el dolor de cabeza tensional se siente como si se tuviese una banda elástica apretada alrededor de su frente.

Dolor de cabeza tensional

También es un hecho que la mayoría de las personas que sufren de dolores de cabeza tensionales, experimentan dolores de cabeza episódicos, los cuales se presentan una o dos veces por mes como media. A pesar de ello, los dolores de cabeza tensionales también pueden ser dolores de cabeza crónicos. Según datos proporcionados por Cleveland Clinic, solamente en los Estados Unidos, los dolores de cabeza crónicos afectan a alrededor del 3% de la población.

Dolor de cabeza tensional.

Este porcentaje incluye a personas que experimentan dolores de cabeza que tienen una duración de más de 15 días al mes. Los datos también revelan que son las mujeres las más propensas a sufrir de dolores de cabeza por tensión en comparación con los hombres.

¿Qué ocasiona el dolor de cabeza tensional?

Por lo que respecta a las causas que originan el dolor de cabeza tensional, lo que se sabe es que son provocados por contracciones musculares en las regiones de la cabeza y el cuello. Pero también es un hecho que hay una variedad de alimentos, actividades y factores de estrés, que pueden ocasionar este tipo de contracciones.

También hay que decir que algunas personas desarrollan dolores de cabeza por tensión después de permanecer mucho tiempo mirando la pantalla del ordenador o incluso tras conducir por largos periodos de tiempo.

No solo eso, las bajas temperaturas igualmente pueden desencadenar un dolor de cabeza tensional, pero por supuesto no son las únicas causas. Junto con lo ya mencionado, los dolores de cabeza tensionales pueden ser provocados por:

  • El consumo de alcohol
  • La fatiga visual
  • Los ojos secos
  • La fatiga
  • El habito de fumar
  • Un resfriado o gripe
  • Una infección en los senos
  • El consumo de cafeína
  • Una postura inadecuada
  • El estrés emocional

¿Cuáles son los síntomas del dolor de cabeza tensional?

En cuanto a los síntomas del dolor de cabeza tensional, todos ellos son bastante precisos y fáciles de identificar. Se sabe que una persona con dolor de cabeza tensional experimenta un dolor sórdido en su cabeza, presión alrededor de la frente, así como una insensibilidad alrededor de la frente y el cuero cabelludo. También es importante hacer hincapié en que el dolor puede ser leve o moderado, sin embargo es común que igualmente sea muy intenso.

En estos casos es posible confundir el dolor de cabeza tensional con una migraña tradicional, que es otro tipo de dolor de cabeza punzante que se presenta en uno o ambos lados de la cabeza. Sin embargo, aquí es importante señalar que los dolores de cabeza por tensión no presentan todos los síntomas clásicos de una migraña, como lo son las náuseas y los vómitos.

Además, en casos muy ratos, un dolor de cabeza por tensión puede causar sensibilidad a la luz o al ruido fuerte, como si sucede con las migrañas.

¿Cómo tratar un dolor de cabeza tensional?

Los dolores de cabeza tensionales se pueden tratar en el hogar con medicamentos para el dolor como el caso del Ibuprofeno o la aspirina. Sin embargo, estos medicamentos no deben ser consumidos en exceso, ya que pueden provocar dolores de cabeza de rebote. Es decir, un tipo de dolor de cabeza que ocurre cuando desaparece el efecto del medicamento que se acostumbra tomar.

Los medicamentos de venta libre en ocasiones no son suficientes para tratar los dolores de cabeza tensionales recurrentes. Cuando algo así se presenta, el médico puede prescribir medicamentos como Indometacina, Ketorolaco, Naproxeno, Opiáceos y Paracetamol. En caso de que los analgésicos simplemente no funcionen, el médico también podría recomendar un relajante muscular que ayude a detener las contracciones musculares.

Igualmente se puede recetar un antidepresivo con la intención de nivelar los niveles de serotonina en el cerebro y contribuir a lidiar con el estrés. Otros tratamientos para el dolor de cabeza tensional incluyen:

Tomar clases de manejo del estrés para aprender a lidiar con este estado de cansancio y aliviar la tensión, así como hacer “biofeedback”, que es una técnica de relajación en la que se aprende a controlar el dolor y el estrés.

La terapia conductual cognitiva también ayuda, sobre todo porque permite reconocer aquellas situaciones que originan el estrés, la ansiedad y la tensión.

Asimismo, la acupuntura esta recomendada para aliviar el dolor de cabeza tensional, ya que es una terapia alternativa que puede ayudar a disminuir el estrés y la tensión, todo ello mediante la inserción de finas agujas en zonas especificas del cuerpo.