Todo lo que debes saber acerca de la Espina Bífida

La espina bífida es un defecto congénito de discapacidad permanente que literalmente significa que la columna vertebral se encuentre dividida. Se trata de una condición que se presenta cuando el bebé se encuentra en el útero y su columna vertebral no se cierra por completo. Solo en los Estados Unidos, cada día nacen alrededor de 8 bebés con espina bífida o con un defecto de nacimiento similar del cerebro o la espina.

¿Qué ocasiona la espina bífida y cuales son los tipos de espina bífida que existen?

A pesar de que no se sabe con certeza qué es lo que ocasiona la espina bífida, los médicos creen que los factores genéticos y ambientales, pueden actuar en conjunto y provocar esta enfermedad. En cuanto a los diferentes tipos de espina bífida, estos son los cuatro identificados hasta ahora:

la espina bifida

  • Disrafia Espinal Oculta. En este caso, los bebés con este tipo de espina bífida tienen un hoyuelo en la espalda baja. Debido a que la mayoría de los bebés con hoyuelos no tienen disrafia espinal oculta, los médicos deben comprobar el diagnostico mediante el uso de herramientas y pruebas especiales para estar seguros. Otros signos de este padecimiento incluyen las manchas rojas e hiperpigmentadas en la espalda, así como mechones de pelo o pequeños bultos. En un bebé con esta condición, la médula espinal no puede crecer de forma adecuada, lo que provoca problemas graves en el crecimiento del pequeño.
  • Espina Bífida Oculta. Se le conoce de esta manera ya que aproximadamente el 15% de las personas sanas que la padecen y no lo saben. Generalmente no causa daños ni lesiones evidentes, incluso la médula espinal y los nervios se encuentran bien, sin embargo las personas descubren que tienen este padecimiento, al hacerse una radiografiá de la espalda. Se considera un descubrimiento accidental debido a que las radiografiás normalmente se realizan por otras razones. En pocas ocasiones, las personas pueden experimentar dolor y síntomas neurológicos.
  • Meningocele. Es un defecto que se presenta en forma de una pequeña bolsa húmeda llamada quiste, que sobresale a través del defecto en la columna vertebral. El fluido del nervio esta en el saco y generalmente no hay daños en los nervios. Las personas con esta condición pueden tener discapacidades leves.
  • Espina Bífida Quística. Se trata del tipo de espina bífida más grave que se presenta cuando partes de la médula espinal entran por la zona abierta de la columna vertebral, provocando daños en los nervios y otras discapacidades. Entre el 70 al 90% de los niños con este tipo de espina bífida, tienen una gran cantidad de líquido en el cerebro. Esto ocurre debido a que el líquido que protege al cerebro y a la médula espinal, no puede drenarse correctamente. Su acumulación provoca presión e hinchazón; si no se trata, la cabeza del pequeño crece demasiado en tamaño y puede experimentar daño cerebral.

¿Cómo se trata la espina bífida?

Debido a que el tejido nervioso se daña o se pierde, es imposible reemplazarlo y por lo tanto no existe cura para la espina bífida. A pesar de ello, existen algunos tratamientos eficaces para la espina bífida que se enfocan principalmente en favorecer el funcionamiento y la independencia de los pequeños. El tipo de tratamiento depende del tipo de espina bífida que se padezca. Por ejemplo, un bebé con espina bífida quística es por lo general operado dos o tres días después de su nacimiento para prevenir infecciones y evitar más daños en la médula espinal.

Niños con meningocele, por lo general son tratados con cirugía y existe el riesgo de que el pequeño quede paralizado. La mayoría de los niños con esta condición crecen bien, pero deben ser revisados por un medio para evitar problemas serios. Los pequeños con disrafia espinal oculta, deben ser tratados por un cirujano, ya que en la mayoría de los casos se necesita de una cirugía para mantener los nervios y el cerebro sin daños a medida que el niño crece.

¿Qué se puede hacer para prevenir la espina bífida?

Todo lo que debes saber acerca de la Espina Bífida

Las mujeres en edad reproductiva, deben consumir ácido fólico antes y durante los primeros tres meses del embarazo. Debido a que muchos embarazos no son deseados, se recomienda a las mujeres que tomen una vitamina con 400 mcg de ácido fólico todos los días durante el tiempo en el que es más posible que puedan quedar embarazadas.

Condiciones asociadas a la espina bífida

Entre las condiciones asociadas a la espina bífida más conocidas tenemos, los trastornos gastrointestinales, la alergia al látex, la obesidad, la rotura de la piel, dificultades de aprendizaje, problemas sociales, tendinitis e incluso problemas sexuales. También hay que decir que las personas con espina bífida deben aprender a moverse por cuenta propia sin ayuda, para lo cual pueden utilizar aparatos ortopédicos, muletas o sillas de ruedas.