Tipos de cirugías de la columna vertebral

En esta ocasión les queremos hablar acerca de los diferentes tipos de cirugías de la columna ya que sabemos es un tema muy interesante, independientemente de si estamos teniendo algunos problemas con nuestra espalda o si simplemente deseamos conocer un poco más al respecto.

Espondilolisis y Espondilolistesis

Espondilolisis y Espondilolistesis

Una de las principales causas del dolor lumbar es una fractura por estrés que se presenta en una o más de las vertebras que componen la columna vertebral. A esta condición se le conoce como Espondilolisis; generalmente afecta a la cuarta y quinta vertebra lumbar de la espalda baja. Eventualmente, esta fractura por estrés debilita la vertebra a grado tal que es incapaz de mantenerse en su posición correcta y entonces se desplaza fuera de su lugar. Es aquí cuando se presenta la condición llamada Espondilolistesis, la cual puede ser el resultado de la práctica de deportes o actividades que requieren de un esfuerzo mayor en la zona de la espalda baja.

En la mayoría de los casos, estas dos condiciones no presentan síntomas o incluso las personas pueden experimentar un dolor en su espalda baja similar al de una distensión muscular. Ahora bien, si se presenta un desplazamiento muy pronunciado, la vertebra puede comenzar a presionar los nervios provocando dolor, debilidad u hormigueo en las piernas, incluso una sensación de rigidez en los músculos, así como dolor al hacer ejercicio. Es entonces cuando es posible que la persona requiera de una cirugía en la columna vertebral para corregir esta condición.

Fusión espinal

cirugia Fusión espinal

La función espinal o las fusiones de columna, son procedimientos quirúrgicos que se utilizan para tratar las lesiones en las vertebras, la protrusión y la degeneración del disco entre las vertebras, así como la curvatura anormal de la columna y la debilidad o la inestabilidad de la columna que puede ser provocada por infecciones o por tumores. Con este procedimiento lo que se consigue es detener el movimiento en los segmentos de la columna vertebral más dolorosos, reduciendo con ello el dolor en esa articulación. Aunque existen diferentes enfoques para la cirugía de fusión espinal, todos ellos implican la adición de un injerto de hueso en la zona de la columna vertebral que esta ocasionando el problema. Esto hace que el área se fusione y se detenga el movimiento de ese segmento.

Este tipo de cirugías de la columna vertebral usualmente requiere del uso de varillas y tornillos metálicos para evitar el movimiento y permitir que se lleve a cabo la fusión del injerto de hueso. También es importante mencionar que una cirugía de fusión espinal pueden ocasionar una disminución mínima en la flexibilidad de la columna vertebral, pero a pesar de ello, muchas personas que se han sometido a este procedimiento indican una mayor flexibilidad como consecuencia de que ya no experimentan dolor en la espalda ni tampoco espasmos.

Injertos de hueso

Injertos de hueso

Los injertos de hueso son fundamentales en la fusión de la columna vertebral y suelen utilizarse de dos formas principalmente: Para estimular la médula y para prestar apoyo a la estructura mediante el rellenado de los huecos entre los huesos. Los injertos de hueso también son utilizados para la estructura, por lo que es común que grandes partes de hueso sean utilizadas para rellenar los huecos entre los dos huesos. En caso de que el cirujano retire una vertebra o un disco, puede utilizar un injerto de hueso para rellenar dicho espacio que ha quedado vació por así decirlo.

Ya que el hueso es rígido, los huesos separados se sostienen, mientras que el cuerpo se fusiona con el injerto de hueso en cada extremo. Con el paso del tiempo, todo el injerto del hueso es remodelado y de hecho reemplaza el hueso y el disco que fue inicialmente removido.