¿Qué es la Neuroespinología?

Espinología

La Neuroespinología es una profesión centrada en la relación dinámica entre el movimiento de la columna vertebral y la función neural. Cuando los tejidos conectivos que se unen a los huesos de la columna están dañados, hay cambios inevitables en la capacidad de movimiento entre ellos. Estos cambios tienen ramificaciones para la médula espinal y las raíces nerviosas espinales que están alojadas dentro de la columna vertebral. Los Neuroespinólogos o Espinólogos utilizan sus manos para aplicar suavemente técnicas altamente específicas en las estructuras de la columna vertebral con el propósito de estimular los circuitos neuronales asociados con las áreas dañadas. La estimulación consistente de estos circuitos expande su capacidad, permitiendo así que el sistema nervioso y el cuerpo actúen como un todo, para regresar a sus niveles óptimos.

En este nuestro mundo moderno, estamos constantemente bombardeados con información acerca de lo que debemos hacer, cuándo y dónde debemos hacerlo, con quien, y lo que es bueno para nosotros y por qué. Aunque parezca increíble, una de las piezas más importantes de información que ayudaría a todos a vivir una vida mejor y más satisfactoria es casi siempre pasada por alto en este aluvión de información.

La realidad absoluta es que el sistema nervioso controla cada estructura y la función en el cuerpo humano. Una vez que sabemos de este hecho, una de las decisiones más elocuentes que cualquiera de nosotros puede hacer por sí mismo y sus familias es asegurarse de tomar las medidas adecuadas para que su sistema nervioso funcione correctamente para que pueda cumplir con su potencial y siempre estar lo mejor posible. ¿Cómo hacer esto?

Algunos otros hechos cruciales nos dan las pistas que necesitamos. En primer lugar, la médula espinal y las raíces nerviosas de la columna son las autopistas de comunicación a través de los cuales nuestro cerebro recibe la información de nuestros ambientes internos y externos, y también a través de la cual entrega su control vital y los comandos de coordinación. Por tanto, es imperativo que se mantenga el entorno adecuado de funcionamiento de estas redes de información, ya que es el entorno de las raíces adventicias y los nervios espinales que determinan cómo funcionan. En segundo lugar, este “ambiente de trabajo” del sistema nervioso está configurado por la columna vertebral, que alberga y protege las fibras nerviosas delicadas. En tercer lugar, cualquier cambio en la dinámica, o movimientos de las vértebras individuales afecta el entorno del sistema nervioso y potencialmente altera tanto los tipos de señales que están siendo enviadas, y la frecuencia de las mismas. Esto se traduce en que cualquier cambio en la relación entre las vértebras va a interferir con la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo y, por tanto, afectar la forma en que funcionamos. Esta situación se denomina obtrusión espinal, y se produce cuando las estructuras están sometidas a fuerzas de manera repetitiva tentando a superar la capacidad de nuestro cuerpo para resistir y adaptarse, rompiendo así los ligamentos y otros tejidos conectivos responsables de mantener el sistema espinal y sus interacciones apropiadamente.

Una vez que las debilidades se establecen en nuestras espaldas, cualquier cosa que hagamos que pone mayor presión sobre nuestro cuerpo explotará esas áreas débiles y creará un efecto “bola de nieve”. Las caídas, accidentes, malos hábitos posturales, de levantamiento y de flexión, las presiones, o incluso la dieta y las rutinas de ejercicio pobres: todos pueden influir para desarrollar las obtrusiones espinales, como también lo pueden las tensiones emocionales, mentales y las debilidades genéticas.

Los servicios Neuroespinología están diseñados específicamente para ayudar a combatir los estragos del mundo moderno, al ayudar al cuerpo en la restauración de la relación dinámica adecuada entre los movimientos de la columna vertebral y la función del sistema nervioso. Los neuroespinologos son entrenados en un riguroso programa, con técnicas que son indoloras, precisas y efectivas de inmediato. Es importante destacar que los neuroespinologos no utilizan las técnicas de manipulación duras utilizadas en otras profesiones, ya que estos procedimientos suelen causar más daños a los complejos tejidos conectivos alrededor de la columna vertebral.