¿Qué es la medicina osteopática?

medicina osteopatica

La medicina osteopática hace hincapié en la relación entre todos los sistemas de órganos del cuerpo, incluyendo el sistema musculo-esquelético (huesos y músculos) y la función del cuerpo entero.

Información general

La medicina osteopática es uno de los dos sistemas integrales con licencia completa de atención médica en los Estados Unidos. Los practicantes de la medicina osteopática se identifican por las letras “DO” mientras los médicos alopáticos (medicina convencional) se identifican por las iniciales “MD”. La medicina osteopática hace hincapié en la relación entre todos los sistemas de órganos del cuerpo, incluyendo el sistema musculoesquelético (huesos y músculos) y la función del cuerpo entero.

Los médicos osteópatas tienen licencia para recetar medicamentos y realizar cirugías. Aunque más del 60 por ciento son médicos de atención primaria, los médicos osteópatas ejercen en todas las ramas y especialidades de la medicina y tienen los mismos derechos y responsabilidades que los MD.

La popularidad de la medicina osteopática ha crecido en los últimos años. Según la Asociación Americana de Colegios de Medicina Osteopática, el número de graduados de colegios de medicina osteopática se ha más que duplicado en la última década. Además la Asociación Americana de Osteopatía informa que en la actualidad hay más de 77 000 oficinas descentralizadas en EE.UU., lo que representa alrededor del 7 por ciento de todos los médicos.

Encontrarás médicos osteópatas en los hospitales locales, consultorios privados, clínicas de salud comunitarias, centros médicos académicos, hospitales militares y en cualquier lugar que esperes encontrar a un médico.

Así que, si los médicos osteópatas (DO) están dentro de los médicos con licencia completa, ¿qué es lo que los diferencia de los médicos convencionales (MD)? – Es sobre todo en su enfoque a un problema médico o quirúrgico. El enfoque tiene sus raíces en la filosofía. Los médicos osteópatas toman un enfoque holístico de la medicina; esto significa que se centran en la persona en su totalidad, no sólo el síntoma en particular, los signos o la enfermedad. Los médicos osteópatas creen que todos los sistemas del cuerpo incluyendo el sistema musculo-esquelético operan de forma integrada. Los problemas en un sistema pueden afectar a los otros.

Quizás la diferencia más significativa entre los médicos osteópatas y los convencionales es que los osteópatas consideran el papel del sistema músculo-esquelético en relación a los síntomas y la enfermedad. Ellos tienen una formación especial para reconocer y corregir los problemas estructurales a través de diversas técnicas manuales llamadas tratamientos de manipulación osteopática (TMOs), que se utilizan principalmente para diagnosticar y tratar problemas musculo-esqueléticos. Teniendo en cuenta esta preocupación con el músculo y el hueso, no es de extrañar que se encuentren muchos consultorios basados en la medicina deportiva y la medicina física y rehabilitación.

Historia

Andrew Taylor Still

Andrew Taylor Still, un MD considerado como el padre de la medicina osteopática, desarrolló la disciplina en 1874 después de desilusionarse con cómo se practicaba la medicina. Un cirujano de la Guerra Civil, el Dr. Still estaba consternado por la ineficacia del tratamiento médico tradicional. Más tarde, vio morir a tres de sus hijos de meningitis, a pesar del tratamiento médico.

El Dr. Still estaba particularmente angustiado por el uso de drogas de esta época. Muchos, como los compuestos de arsénico y mercurio, pasaron a considerarse inútiles e incluso perjudiciales. Centró el concepto de la salud, en la creencia de que el cuerpo humano tiene la capacidad de curarse a sí mismo. Se podría decir que el Dr. Still fue un autor temprano del “wellness”, ahora un término común entre los profesionales de la salud. Identificó el sistema músculo-esquelético como un elemento esencial de la salud y abogó por la medicina preventiva, el ejercicio y la nutrición.

DOs y los MDs: muchas similitudes

De muchas maneras, la mayoría de los DO son casi indistinguibles de los MD convencionales. La principal diferencia es filosófica y los tipos de modalidades de diagnóstico y tratamiento que pueden emplearse en la atención médica. A lo largo de su formación, a los DO se les enseña a tratar a la persona entera. Mientras que muchos incorporan técnicas de manipulación dentro de las prácticas médicas actuales, puede que no veas una gran diferencia entre una visita a una DO y una visita a un MD.

No es de extrañar que haya mucho terreno en común. Los MDs han adoptado cada vez más un enfoque integral de la persona (holístico) en instancia de la medicina convencional, reconociendo el efecto del estrés en la salud física. Mientras tanto, los consultorios privados de los osteópatas han adoptado los enfoques diagnósticos y terapéuticos utilizados por los doctores en medicina, incluyendo el uso de medicamentos. La gran mayoría de los osteópatas utilizan los mismos tratamientos médicos y quirúrgicos, así como fármacos similares que un médico convencional.

Todos los médicos osteópatas tienen una licencia, y algunos también tienen licencias de medicina convencional. En algunos países, los osteópatas son licenciados por el mismo proceso que los médicos convencionales. De cualquier manera, todos los médicos (tanto osteópatas como alópatas) deben ser aprobados por un examen mediante la junta médica de la institución correspondiente para obtener la licencia.

Tanto los osteópatas como los médicos convencionales deben asistir de tres a cuatro años (en EE.UU. en otros países los años de estudio pueden variar) de la escuela de medicina, para obtener el título universitario. Después de la escuela de medicina, tanto osteópatas como médicos convencionales pueden optar por seguir una especialidad, tal como la psiquiatría, cirugía u obstetricia y ginecología, que consiste en un programa de cuatro a la formación de posgrado de seis años.

Tratamiento

tecnicas de manipulación osteopatica

Los médicos osteópatas pueden ser visitados por casi cualquier condición, pero una visita puede ser especialmente apropiada para los trastornos musculo-esqueléticos, tales como:

Los osteópatas pueden utilizar técnicas de manipulación osteopática (TMOs) para diagnosticar y tratar este tipo de problemas músculo-esqueléticos.

Mientras que las TMO se utilizan generalmente para los problemas músculo-esqueléticos, también se usan para aliviar otras condiciones, incluyendo:

  • Artritis
  • Migrañas
  • El síndrome premenstrual (SPM) y el dolor menstrual
  • Alergias
  • Asma
  • Problemas de sinusitis
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Problemas digestivos
  • Fibromialgia

Los principios osteopáticos subrayan los propios poderes naturales de curación del cuerpo, la importancia del sistema músculo-esquelético para el bienestar general de todo el cuerpo y la interconexión de todos los sistemas del cuerpo. Se trata de un enfoque holístico, observando a todo el paciente, no sólo el trastorno.

Los osteópatas piensan que la manipulación osteopática afloja la congestión de los ganglios linfáticos y aumenta la circulación de anticuerpos naturales, impulsando así el sistema inmunológico. La manipulación osteopática también puede relajar los músculos, aliviar el dolor, reducir el estrés, promover la circulación, mejorar la postura, estimular el sistema nervioso y aumentar la movilidad de las articulaciones.

Se están realizando estudios para ayudar a explicar cómo funcionan las TMO en estas condiciones. Una posible explicación de algunos de los beneficios las TMO es que aumenta la circulación y la liberación de endorfinas. La liberación de estas endorfinas podría conducir a una mayor sensación de bienestar y una mayor tolerancia para el dolor.

Las TMO también se ha utilizado para aliviar el dolor del trabajo de parto y el parto, basándose en que mejora de la postura de la mujer y les ayuda a usar la mecánica del cuerpo con eficacia durante el parto para reducir el tiempo que dedican a empujar. Por otra parte, las TMO son una consideración importante -libre de drogas- para las mujeres embarazadas.

Algunos médicos osteópatas se especializan en técnicas de osteopatía cráneo sacral, en los que se aplica las TMO específicamente a los huesos, membranas y los ligamentos del cráneo y coxis con presión suave y rítmica para afectar al entero bienestar del paciente. A menudo se utiliza para las migrañas y otras formas de dolor crónico. La terapia cráneo sacral NO se utiliza como una modalidad de tratamiento primario en el cáncer de hueso, infección de la articulación o hueso, hernia de disco o cirugía de fusión de la columna.

Después de un examen físico, el médico osteópata decidirá y desarrollará un curso de tratamiento exclusivo para ti. En la mayoría de casos, puede ser similar al proporcionado por un médico convencional. Por ejemplo, en el caso de una infección respiratoria, puede prescribir antibióticos. Pero también puede aplicar las técnicas manipulativas osteopáticas que pueden mejorar la función de los pulmones y la caja torácica. Tu osteópata también puede sugerir un programa de ejercicios y cambios en la dieta que pueden mejorar tu condición particular. Según sea necesario, un médico osteópata puede canalizarte con un especialista en osteopatía diferente, o un medico alópata cuando necesites atención quirúrgica o especializada.

Dependiendo de tu condición y el enfoque inicial de tu osteópata, éste puede utilizar algunas de las muchas técnicas de MO para aliviar los desajustes, mejorar la movilidad articular y tratar otros problemas estructurales. Estas técnicas incluyen la manipulación de los tejidos blandos, contra-presión de alta velocidad/conjunta de baja amplitud y manipulación de la columna, cráneo sacral, la energía muscular y muchas más, cada una de los cuales se diseñó para corregir los desajustes del sistema músculo-esquelético y para relajar los músculos. Se puede sentir como un masaje o una manipulación quiropráctica pero es claramente diferente. La diferencia es que la medicina osteopática es un sistema completo de medicina, y si se necesitan medicamentos o servicios médicos adicionales para complementar tu tratamiento, tu osteópata es capaz de proporcionártelo o referirte a un especialista.

Después de una intervención te puedes sentir muy relajado. Incluso puedes experimentar una sensación de hormigueo debido a las manipulaciones. Si sientes un poco de dolor, no te preocupes, el dolor puede ser una reacción normal. Pero si el dolor persiste, consulta  a tu osteópata.

El médico osteópata puede sugerir varios ejercicios de estiramiento que puedas hacer en casa para complementar aún más las TMO, así como los cambios de estilo de vida para mejorar tu condición a largo plazo.

Si estás recibiendo TMO, tendrás visitas de seguimiento programadas, según sea necesario. De lo contrario, es como visitar cualquier otro tipo de atención primaria de salud. Cuando no estés enfermo puedes visitar a tu osteópata por chequeos regulares para prevenir enfermedades y promover la salud. Tu primera visita puede durar hasta una hora; las posteriores pueden durar unos 20 minutos, dependiendo de la razón de tu visita. El costo será comparable con el costo de una visita a un médico convencional, y la cobertura del seguro es comparable también.