Las causas, los consejos y remedios contra la Cervicalgia

La Cervicalgia o dolor de cuello, es un malestar que se presenta en cualquiera de las estructuras del cuello, incluyendo los músculos, los nervios, las vertebras, así como los discos entre los huesos. Los nombres alternativos para este padecimiento incluyen rigidez en el cuello y latigazo. Es importante tener cuidado ya que cuando una persona presenta dolor en el cuello, es posible que tenga dificultad para moverlo, particularmente si intenta girar la cabeza hacia un lado. Esta condición es descrita por muchas personas como tener rigidez en el cuello.

Causas de la Cervicalgia o dolor del cuelo

Cervicalgia

Ahora bien, cuando el dolor del cuello implica la compresión de los nervios, la persona puede entonces experimentar una sensación de entumecimiento, hormigueo o incluso debilidad en el brazo, la mano o cualquier otra zona de su cuerpo. En cuanto a las causas de la Cervicalgia, en realidad son muchas las cosas que pueden originar el dolor de cuello, siendo la más común la tensión o distención muscular. Con frecuencia las actividades y posturas diarias también son las responsables de este padecimiento, incluyendo por ejemplo:

  • Permanecer inclinado sobre el escritorio durante muchas horas
  • Tener una mala postura al ver televisión o leer
  • Colocar el monitor del PC demasiado alto o demasiado bajo
  • Dormir en una posición muy incomoda
  • Torcer y girar el cuello al sacudirse cuando se hace ejercicio

También es cierto que los accidentes o las caídas pueden igualmente ocasionar la Cervicalgia o graves lesiones en el cuelo como el caso de las fracturas vertebrales, el latigazo vertical, así como una lesión de los vasos sanguíneos, incluso la parálisis.

Otras causas que pueden ocasionar el dolor del cuello incluyen:

  • Las condiciones meédicas como el caso de la fibromialgia
  • La artritis cervical o espondilosis
  • Un disco roto
  • Pequeñas fracturas en la columna vertebral como consecuencia de osteoporosis
  • Estenosis espinal o estrechamiento del canal espinal
  • Un esguince
  • Infección en la columna vertebra como osteomielitis, disquitis, absceso y torticolis
  • Cáncer que afecta la columna vertebral

Cuidados que se deben tener en el hogar

Hablemos ahora de los cuidados que se deben tener en el hogar ya que este es un padecimiento muy común. Primero es importante mencionar que el tratamiento, así como los cuidados que deben seguirse, dependen mucho de lo que sea que esta ocasionando la Cervicalgia. En consecuencia es fundamental saber cómo aliviar el dolor, el nivel de actividad que se debe realizar, así como los medicamentos que se pueden consumir.

Si el dolor del cuello es consecuencia de algo no tan grave, los cuidados que se deben tener en el hogar incluyen:

  • Tomar analgésicos de venta libre como el caso del Ibuprofeno o el Acetaminofeno.
  • Aplicar calor en la zona afectada mediante duchas calientes, compresas calientes o utilizar una almohadilla caliente. Para evitar lesiones en la piel, es importante no dormirse con la almohadilla eléctrica o utilizar una bolsa de hielo en su lugar.
  • Hay que detener la actividad física normal durante los primeros días ya que esto ayuda calmar los síntomas y también contribuye a reducir la inflamación
  • Hacer ejercicios con un rango de movimientos lentos, arriba y abajo, de lado a lado y de oreja a oreja para ayudar a estirar suavemente los músculos del cuello.
  • Masajes sobre las zonas adoloridas
  • Intentar dormir en una cama con colchón firme y con una almohada para soportar el cuello
  • También se puede utilizar un collarín cervical suave para aliviar las molestias, aunque no debe utilizarse por mucho tiempo

¿Cuándo acudir con el médico?

La Cervicalgia

Por supuesto que la Cervicalgia también puede aliviarse mediante un tratamiento prescrito por el médico. En este sentido, una persona debe acudir con un especialista en la salud de forma inmediata si presenta las siguientes condiciones:

Fiebre alta y dolor de cabeza; con el cuello que esta tan rígido que es imposible tocar el pecho con la barbilla. Esto puede ser un síntoma de meningitis y por lo tanto hay que acudir al médico de inmediato

Se experimentan síntomas de un ataque al corazón como la falta de aliento, la sudoración, las náuseas, los vómitos o dolor en el brazo o la mandíbula

También se debe buscar atención médica con urgencia si:

  • Los síntomas no desaparecen luego de 1 semana de cuidados en casa
  • Si se tiene un entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo o en la mano
  • Si el dolor del cuello fue causado por una caída, un golpe o una lesión
  • Cuando se tienen los ganglios inflamados o se siente una protuberancia en el cuello
  • Cuando se tienen dificultades para respirar o tragar, además de dolor en el cuello
  • Si el dolor empeora cuando la persona se acuesta o se despierta por las noches
  • Si se pierde el control sobre la micción o el intestino
  • Si se experimentan dificultades para caminar y mantener el equilibrio