La cola de caballo contraindicaciones

La cola de caballo es bien conocida por su beneficios a la salud y por lo tanto es una de las hierbas medicinas que más utilizan para tratar la retención de líquidos, problemas de la piel, mejorar el sistema oseo, regenerar las células, incluso también se utiliza la cola de caballo para adelgazar o perder peso. Pero si bien su consumo es positivo en muchos aspectos de nuestra salud, también es un hecho que tiene efectos secundarios y por ello es importante conocerlos.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la cola de caballo?

cola de caballo

Una de las primeras cosas que se deben saber con respecto al consumo de la cola de caballo, es que no se recomienda su uso durante la etapa del embarazo o incluso durante la lactancia. Esto se debe a que no existen suficientes estudios ni investigaciones médicas que eliminen completamente los efectos adversos en el feto o el recién nacido. Tampoco se recomienda que la cola de caballo sea consumida por los niños.

Las personas que padecen de gastritis, tienen úlceras gastroduodenales o padecen de acidez estomacal, igualmente deben abstenerse se tomar esta hierba medicinal ya que podrá provocarles un efecto secundario adverso. Personas que padecen de diabetes tipo II, así como personas que padecen de edema como consecuencia de una insuficiencia renal o cardíaca, no se les recomienda que consuman la cola de caballo.

Hay personas que tienen una deficiencia de vitamina B1, mientras que otras más son propensas a tener bajos niveles de potasio, incluso muchas más experimentan problemas del corazón o presión arterial alta. En todos estos casos tampoco es conveniente el consumo de la cola de caballo. Además, si una persona quiere consumir esta planta medicinal, no debe de utilizar parches de nicotina o ser sensible a ella. Mucho menos se debe consumir esta hierba si se tienen problemas de alcoholismo y por supuesto se debe evitar su consumo si se están tomando fármacos como aspirinas o antiinflamatorios.

Personas que han tomado medicamentos como laxantes o diuréticos, incluso aquellas que han bebido alcohol en exceso o consumido alimentos irritantes como el picante, también deben evitar consumir cola de caballo ya que esta contraindicada para estas situaciones.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cola de caballo?

Si bien es cierto que no se han reportado casos de intoxicación por el uso terapéutico de la cola de caballo cuyo nombre científico es “Equisetum arvense”, existen otras variedades de esta hierba que ciertamente son muy toxicas y que pueden ser peligrosas para la salud de las personas, principalmente porque tienen una apariencia física muy simular, en particular el tipo “Equisetum polustre”. Hablamos entonces un poco sobre los efectos secundarios de la cola de caballo.

Para empezar, si se consume en grandes cantidades, puede resultar toxico y además provocar síntomas como debilidad muscular, fiebre y ritmo cardíaco irregular.

No solo eso, cuando se prolonga el uso de la cola de caballo, se puede presentar dolor de cabeza, así como perdida del apetito, incluso es común que se experimente problemas digestivos y trastornos nerviosos. Esta es la razón por la que se recomienda no consumir cola de caballo por más de 6 semanas seguidas.

Si se combina la cola de caballo con el consumo de otros medicamentos o suplementos alimenticios, también es posible que se experimente efectos secundarios adversos. Por ello es fundamental consultar con un médico especialista antes de iniciar con un tratamiento que involucre su consumo.

En muchas ocasiones cuando se consume cola de caballo, las personas pueden experimentar como efectos secundarios, problemas digestivos, fiebre e incluso dificultades para respirar.

Recomendaciones

La cola de caballo es una hierba medicinal que tiene más beneficios a la salud que efectos secundarios, sin embargo eso no significa que no se deban tomar en cuenta las contraindicaciones. Es una planta que se utiliza para tratar una gran cantidad de dolencias y problemas de salud, pero es un hecho que se debe tener mucho cuidado con su consumo, principalmente no caer en excesos ya que al hacerlo no solamente se pierde su efectividad sobre nuestro organismo, sino que además puede generarnos problemas de salud adicionales.

La clave en el consumo de esta planta medicinal tiene que ver con la moderación y el asesoramiento de un experto médico. Recordemos que el consumo de este tipo de cola de caballo puede irritar el tracto digestivo, por lo que debe evitarse cuando se tienen las mucosas gástricas irritadas o como cuando se ha consumido alcohol en exceso o comidas muy picantes. Los fármacos como las aspirinas o los antiinflamatorios, también deben evitarse si es que se desea consumir con propósitos medicinales.

En cualquier caso, es fundamental que antes de iniciar un tratamiento de cola de caballo para curar una dolencia o un padecimiento, se consulte con un médico especialista para que sea el quien haga una valoración correspondiente y determine que tan conveniente o no es su consumo.