En que consiste la resonancia magnética en la región lumbar

La región lumbar es uno de los segmentos más sólidos que conforman la columna vertebral, además de que cuanto más voluminosa sea esta área, más bajo se encontrará situada en la columna lumbar. Suele ser una zona que por sus características con frecuencia se ve afectada y la intervención médica es requerida para encontrar el tratamiento adecuado. En esta oportunidad les queremos hablar un poco acerca de un procedimiento muy común conocido como resonancia magnética en la región lumbar.

¿Qué es una resonancia magnética?


resonancia magnética

Una resonancia magnética, conocida médicamente como RM, utiliza energía proveniente de poderosos imágenes que permiten crear imágenes de la región lumbar o columna lumbar. Aquí es importante aclarar que este tipo de procedimientos no utilizan los rayos X y además de la región lumbar, también se puede utilizar para hacer de las cervicales.

¿Cómo se lleva a cabo la resonancia magnética?

En cuanto a la forma en la que se lleva a cabo el examen, los pacientes deben llevar una bata de hospital o una prenda adecuada para el procedimiento, asegurándose de que no incluya ningún tipo de broches o cremalleras metálicas. La razón de esto es que existen algunos metales que pueden ocasionar que las imágenes generadas se muestren borrosas y en consecuencia el examen no sirva de nada.

A continuación el paciente debe recostarse sobre una mesa de tamaño pequeño, la cual se desliza dentro de un enorme escáner que tiene forma de túnel. En muchos de estos exámenes se suele utilizar un tinte especial como medio de contraste. En la mayoría de los casos, y antes de proceder con la resonancia, el paciente recibe este tinte de forma intravenosa, ya sea en la mano o en el brazo. El objetivo de utilizar un medio de contraste es permitirle al radiólogo observar determinadas zonas con una mayor claridad.

Durante todo el procedimiento de la resonancia magnética en la región lumbar, el especialista encargado de operar el escáner se encuentra vigilando toda la acción desde una habitación contigua. Por lo general, toda la resonancia tiene una duración aproximada de entre 30 a 60 minutos, sin embargo también es posible que pueda durar mucho más tiempo.

¿Cómo debe prepararse una persona para la resonancia magnética?

resonancia magnética

Cuando se determina que una persona requiere de una resonancia magnética en la región lumbar, los médicos le indican que no debe comer ni beber nada durante un lapso de 4 a 6 horas antes de que se lleve a cabo el procedimiento. En caso de que el paciente experimente algún problema de claustrofobia, es importante que lo comente con el médico para que le suministre un médicamente que le ayude a conciliar el sueño. También es importante mencionar al especialista si es que se padece de alguna condición especial como:

  • Aneurisma cerebral
  • Determinados tipos de válvulas cardíacas artificiales
  • Marcapasos cardíaco o desfibriladorImplantes en los oídos
  • Articulaciones artificiales recientemente colocadas

Diferentes razones por las que se realiza una resonancia magnética

Por lo que respecta a los motivos o las razones por las que una persona debe someterse a una resonancia magnética en la región lumbar, las más comunes incluyen por ejemplo:

  • Que el lumbago no muestra mejoría tras el tratamiento
  • Que la persona experimenta debilidad, entumecimiento, así como otros síntomas en las piernas que no hacen más que empeorar

También es posible que el médico especialista recomiende un procedimiento de este tipo si la persona experimenta dolor de espalda o fiebre, lesiones o traumas en la columna lumbar, defectos congénitos de la columna lumbar, así como esclerosis múltiple, problemas para controlar o vaciar la vejiga o un problema con una hernia de disco.