Ejercicios para protuberancias de disco lumbar

Ejercicios para protuberancias de disco lumbar

Como ya sabes, tu columna vertebral lumbar tiene cinco vértebras que tienen cada una de ellas un disco que parece más o menos una almohadilla de gel, esta parte específica de la columna es la que se encarga de soportar la espalda baja. Por supuesto que para lograr esto, estos discos son un poco más grandes que el resto de los de la columna, pues incluso sirven para darte apoyo cuando estas levantando cosas pesadas o cuando giras la cintura con fuerza.

El caso es que esta región tiene discos es bastante fuerte, pero eso no significa que el material que tienen dentro -que se asemeja a las almohadillas de gel- es suave y en ocasiones ante la fuerza puede empujar poco a poco hacia el disco hasta crear bultos o incluso hernias de disco que ya conocemos; estas cosas pueden pasar por hacer mucha fuerza o incluso por algún accidente, pero lo importante es que una protuberancia de disco lumbar puede curarse con suficiente descanso y con los ejercicios adecuado que te mostraremos.

Método McKenzie

Este método es muy efectivo, ya que ha sido especialmente desarrollado para que las personas con protuberancias de discos lumbares puedan poco a poco hacer que el material del disco que se ha dislocado pueda regresar a su lugar y así arreglar el problema.

El primero de los ejercicios se puede llamar inclinación sobre las paredes y es bastante sencillo de hacer: sólo tienes que pararte al lado de una pared más o menos a unos 30 o 40 cm de distancia de la misma, específicamente tiene que ser dejando la pared a tu lado izquierdo y el ejercicio es sencillo, tienes que dejar tus pies quietos en el lugar en el que estas parado, pero alcanzar a tocar la pared con tu brazo izquierdo.

Tienes que mantener esa posición al menos 15 segundos y asegúrate de que tus piernas están rectas, para que el ejercicio funcione, no las pongas en diagonal hacia la pared; puedes repetir este ejercicio al menos en tres ocasiones, es sencillo y te ayudará mucho.

Dóblate hacia atrás

Este es otro ejercicio que puede ayudar mucho a eliminar una protuberancia de disco lumbar, pues ya sabemos que generalmente doblarse hacia adelante demasiado y hacer fuerza al mismo tiempo puede causar una protuberancia de disco lumbar, entonces en este caso será totalmente lo contrario, ayudará a resolver el problema.

Acuéstate boca abajo sobre todo mi pecho y pon tus manos a la altura de tus hombros, casi como si fueras a empezar a hacer flexiones de pecho, por supuesto el resto de tu cuerpo tiene que estar bien estirado; ahora poco a poco empuja con los brazos hacia atrás para que tu espalda vaya siendo un poco arqueada y se vaya estirando, cuando llegues al punto máximo mantén 15 segundos esa posición.

Estos son sólo dos ejercicios te pueden ayudar realmente muchísimo a mejorar los problemas con tu columna, prácticalos a diario.